Usted está aquí: Inicio / 2009 / Discurso de apertura de Stefan Engel en la Conferencia regional de la ICOR en Asia

Discurso de apertura de Stefan Engel en la Conferencia regional de la ICOR en Asia

noviembre de 2008

Queridos y queridas camaradas,

 

Yo les quiero dar cordialmente la bienvenida a la primera Conferencia regional de la iniciativa común de partidos y organizaciones revolucionarios para la creación de una “Forma de organización internacional para la coordinación de las tareas en la construcción del partido marxista-leninista y en la lucha de clases” (ICOR) en Asia.

 

Por parte de los iniciadores, o, sea de las primeras organizaciones firmantes, durante un encuentro en agosto del 2007 se me dio la tarea de tomar la responsabilidad para el primer proceso construyendo de coordinación.

 

Agradezco esta confianza y quiero aportar con mi siguiente ponencia a la creación de una base de contenidos de nuestro proceso de discusión y unificación.

 

En este voy a comenzar con algunos pensamientos sobre el desarrollo de la situación mundial, puesto que, la necesaria nueva calidad de nuestra cooperación resulta no finalmente de una nueva calidad en el desarrollo del imperialismo.

 

2.

Queridos y queridas camaradas,

La actual crisis financiera, bursátil y bancaria internacional es un golpe contra todos los apologistas de la globalización imperialista.

 

En lugar de la expectativa de una gran ola de ganancias especulativas infinitas, el mundo financiero burgués está ante una quiebra de su propia propaganda y fantasías.

 

El capitalismo con la fuerza de sus leyes de crisis, ha volcado a la realidad a los economistas burgueses, a los gerentes, y a los especuladores.

 

Ninguno de los expertos burgueses había previsto lo que está pasando ahora en el mundo financiero internacional.

 

Partiendo de una crisis hipotecaria en los EEUU debido al aumento galopante de los intereses, aumentaron los remates de tal manera, que quebró la totalidad del mercado inmobiliario.

 

Con la rápida pérdida de valores de los bienes inmuebles, los créditos se convirtieron en millones de documentos sin valor.

 

Masas de obreros y pequeños empleados, a los cuales se les endosó esos créditos, estuvieron al borde de la ruina debido a la creciente desocupación y pobreza.

 

Solamente la cantidad de esta destrucción de capitales alcanza hasta ahora 1.600.000 millones de dólares.

 

Ya que el capital especulativo actualmente de cualquier negocio financiero hace un objeto especulativo, que atrae a grandes y a pequeñoburgueses de todo el mundo, es que todo el mundo financiero burgués es víctima de esta crisis estadounidense.

 

Esto sin exclusión generó tantas pérdidas de todos los grandes bancos del mundo, que debido a las pérdidas tuvieron que hacer necesarios descuentos, y con esto de tal manera de la crisis hipotecaria nacional en corto tiempo se desarrolló a ser una crisis bancaria internacional.

 

En solamente una semana desaparecieron los 5 más grandes bancos inversionistas de los EEUU.

 

Y no solamente esto.

 

Otra consecuencia fue una crisis bursátil internacional, que por su lado agudizó la crisis bancaria.

 

Que los principales bancos del capital financiero internacional hayan tenido que sufrir tales pérdidas inmensas, condujo a una crisis de confianza internacional en el sistema financiero y bancario internacional.

 

Aunque ya hasta ahora ha pasado la inimaginable cantidad de 5.200.000 millones de dólares de subvenciones estatales en dirección de los bancos, ninguno de los expertos burgueses puede pronosticar hasta ahora un fin de la crisis financiera, bursátil y bancaria, ni siquiera pueden decir, cuando se va a llegar al punto más profundo de este desarrollo.

 

Estos nuevos fenómenos de la actual crisis financiera internacional reflejan cambios esenciales en el sistema imperialista mundial, que fueron generados por la nueva organización de la producción internacional.

 

Las bolsas se han convertido en el principal administrador de las bienes sociales y en el regulador de las corrientes financieras internacionales.

 

La actual crisis bancaria y bursátil no fue generada por una crisis económica mundial, sino que de una crisis especulativa internacional.

 

A fines del 2007 el valor nominal de todos los derivados financieros en todo el mundo era de casi 600.000.000 millones de dólares, pero el valor de mercado era de 15.000.000 millones de dólares, o, sea justamente la cuadragésima parte!

 

El capital especulativo se ha convertido en el factor que domina todo en el juego de los mercados financieros internacionales.

 

El florecimiento de estas burbujas especulativas es expresión, de que el capital desde hace largo tiempo cada vez encuentra menos posibilidades de inversión en la producción material, que den ganancias máximas.

 

Esto impulsa por ley inherente al capital financiero internacional a la esfera de la especulación.

 

Al mismo tiempo este desarrollo no puede continuar sin límites, ya que el valor de las acciones siempre solamente por un tiempo se puede distanciar especulativamente sin frenos del desarrollo real de las ganancias.

 

El problema principal de esta crisis financiera es su repercusión en el proceso de producción y reproducción de la producción mundial capitalista.

 

Ya existe los primeros bloques de ceso de producción en la industria automotriz, por que los mercados se han venido abajo rápidamente.

 

Ya que muchas personas hoy en día pagan sus autos a través de créditos mínimos, y además estos son hoy en día difíciles de obtener, solamente el mercado de autos en los EEUU se vino abajo en un 50% temporalmente.

 

Como consecuencia de esto se redujo la producción de autos en los EEUU en un tercio.

 

La nueva dimensión de la especulación y su caída en crisis es un resultado de la nueva organización de la producción internacional.

 

Los supermonopolios internacionales con su capital financiero especulativo han tomado el comando en la economía mundial, lo que agudiza al máximo toda la decadencia del sistema imperialista mundial.

 

El desarrollo preñado de crisis del sistema imperialista mundial se pone tan evidente de repente por cada uno en este tipo de crisis financieras, bancarias y bursátiles, que el capitalismo va a ser puesto en cuestión.

 

Esta es la razón por qué los Estados imperialistas tan rápidamente intervinieron tan rápidamente como bomberos.

 

Nadie, ni siguiera los dominantes mismos creen seriamente de que con los programas de apoyo estatal se pueda enfrentar realmente a la crisis.

 

En primera línea se debe reinstalar la confianza en la economía capitalista y se deben calmar las reacciones de pánico que agudizan todo.

 

Esto no soluciona el problema, pero posibilita por lo menos una cierta amortiguación del desarrollo en crisis, que naturalmente con el pánico se agudiza incontroladamente.

 

El precio de estos intentos de amortiguar la crisis con medidas es, la agudización de la explotación de las masas por una rigorosa política de repartición de abajo hacia arriba, es en muchos países el agudo peligro de una bancarrota estatal y la provocación de agudizadas confrontaciones de clases.

 

El capital financiero internacional, no va a poder controlar los fantasmas que el generó!

 

3

Queridas y queridos camaradas,

 

Aún no tenemos una crisis económica mundial, donde la producción industrial retrocede al punto donde estaba hace años.

 

Pero, las señales de una crisis económica mundial que está viniendo, no la niegan ni los mismos economistas burgueses.

 

Esta va a ser probablemente más profunda y amplia que las crisis de 1981, 1991 y 2001, debido a la internacionalización de la producción.

 

Primero: Debido a la entretanto estrecha compenetración de la economía china con la economía mundial, se tiene que contar con el hecho de que también China va a sufrir una crisis de superproducción - como también India, Rusia, Brasil y Europa del Este, que no fuera así en los años 2001 al 2003.

 

Con esto no existirían los factores particulares, que para los monopolios internacionales en aquel entonces sirvieron como salida de la crisis económica mundial en el 2001.

 

Segundo: La próxima crisis económica mundial va a ser más amplia que la crisis del 2001/ 2002, debido al nuevo nivel de la integración y efecto recíproco de la economía capitalista mundial y de la dimensión de la crisis estructural sobre el fundamento de la nueva organización de la producción capitalista internacional.

 

Tercero: La transición a una nueva crisis económica mundial y el entrelazamiento con la especulación en la bolsa agudiza la crisis del proceso de reproducción del capital y va a generar y va agudizar una serie crisis de especulación, crisis de dinero, financieras, monetarias, bursátiles y crisis bancarias.

 

Cuarto: Las posibilidades de las medidas de regulación de la crisis del capitalismo monopolista de Estado son cada vez más limitados debido al nuevo nivel de la internacionalización de la producción, e incluso sus instrumentos tradicionales en gran medida ya no tienen ningún efecto.

 

La competencia mundial va a impulsar a los imperialistas a un drástico aumento de la explotación de los obreros y de las amplias masas y hacia un saqueo de los países neocoloniales dependientes todavía más riguroso.

 

Las consecuencias van a ser hambre, pobreza y miseria para las masas en todo el mundo, incluso también más y más en los mismos países imperialistas.

 

La desestabilización general no solo va a tener como resultado un temblor en la base económica, sino que también en la superestructura y va a haber duras confrontaciones de clase.

 

Ya ahora las clases dominantes se preparan para imponer sus intereses también en guerras imperialistas, para frenar la influencia de otros bloques imperialistas y para hacer poner de rodillas a pequeños competidores capitalistas con la fuerza de las armas.

 

A eso se debe el ataque del imperialismo yanqui contra Afganistán y el Irak, que en ambos países desemboca en una derrota fuerte de los EEUU.

 

A eso se debe los intentos de chantaje bélico del imperialismo yanqui con respecto a los movimientos de masas y gobiernos antiimperialistas en Venezuela, Bolivia, Ecuador, etc., con la ayuda de gobiernos reaccionarios como el régimen de Uribe en Colombia.

 

Los dominantes preparan también la aplicación de medios bélicos, para eliminar militarmente los protestas de masas y levantamientos revolucionarios en sus propios países, y esto lo coordinan internacionalmente.

 

Todo esto hace, que la coordinación y la revolucionarización transfronteriza de la lucha de clases se convierta en una tarea inmediata.

 

4.

Queridas y queridos camaradas,

 

Una nueva fase de transformación radical histórica del capitalismo al socialismo fue iniciada por la nueva organización de la producción internacional.

 

Pero, esta en primera línea está aún determinada objetivamente, mientras que el factor subjetivo se está quedando atrás de este desarrollo.

 

En general, no todavía tenemos una efervescencia revolucionaria entre las amplias masas de la población mundial y los partidos y organizaciones marxistas-leninistas son generalmente aún relativamente débiles.

 

Falta todavía que el factor subjetivo entre en concordancia con los nuevos fenómenos y los cambios esenciales en la lucha de clases.

 

A esto los dominantes ya se están preparando.

 

El peligro del derrumbe del sistema financiero mundial, obligó a los más poderosos Estados imperialistas a un manejo de crisis internacional de forma común y acordada entre ellos, esto en esa forma no había existido hasta ahora.

 

A los principales países imperialistas los une solamente la voluntad de mantener por cualquier motivo su dominio para saquear y oprimir a la clase obrera y a las amplias masas en los países imperialistas, incluso su sistema del neocolonialismo para saquear a los países dependientes y oprimidos.

 

Con el pretexto de los sucesos del 11 de septiembre del 2001, se unieron todos los Estados imperialistas por primera vez en una “política mundial interior” de forma común, bajo el pretexto de la lucha contra el “terrorismo”.

 

De hecho es una estrategia preparada a largo plazo, para organizar la contrarrevolución internacional contra todos los intentos para llegar a la liberación de la explotación y opresión.

 

En Alemania estamos viviendo una forzada fascización del aparato de Estado, que va acompañado de un proceso planificado para frenar y oprimir a la revolución internacional.

 

A esto se debe la abrogación de la separación de los servicios secretos y la policía – esto, dicho sea a paso, fue una de las conquistas de la victoria sobre el fascismo en Alemania.

 

Hace parte el espionaje omnímodo de todos los teléfonos e investigación de los computadores en línea por Internet.

 

Ya no hay ninguna llamada telefónica que no sea gravada, y esos datos se van a guardar durante medio año.

 

Hace parte la creación de una nueva institución central nacional para interceptar y escuchar.

 

Se espían las autopistas y cualquier movimiento en las estaciones centrales se grava automáticamente en video.

 

Hace parte también la acción del ejército contra las masas, lo que significa que se ha roto un tabú contra las leyes conquistadas en Alemania por la lucha desde la posición antifascista de las masas.

 

Si las profundas crisis económicas y políticas que se esperan, se van a convertir en una crisis revolucionaria mundial va a depender esencialmente de la concordancia del factor objetivo con el factor subjetivo de la lucha de clases.

 

La solución de este problema se pone en una nueva dimensión internacional a raíz del desarrollo hacia confrontaciones de clases internacionales.

 

Esta, menos que nunca se puede solucionar sólo desde el punto de vista nacional de la lucha de clases y de la construcción del partido en los diferentes países.

 

Para poder poner en concordancia al factor objetivo con el subjetivo en la actual lucha de clases -junto con la realización de las tareas necesarias en los respectivos países- es necesario hoy en día, de que la lucha de clases en los países cada vez más vea su punto de referencia en el proceso de la revolución proletaria internacional.

 

Esto es más que la obligación del internacionalismo proletario que se sobreentiende ya hasta ahora!

 

La tarea más importante del momento actual es, la compenetración de la lucha de clases en los diferentes países con la lucha de clases internacional y con el proceso revolucionario mundial, a un entero que no se puede disolver.

 

La comprensión sobre esto madura, pero en mi opinión es también necesario que entremos en un debate ideológico-política a fondo sobre este problema.

 

El MLPD ya ha puesto ampliamente su punto de vista con la difusión internacional del libro Crepúsculo de los dioses sobre el "nuevo orden mundial".

 

Es necesario una nueva cualidad del internacionalismo proletario práctica.

 

Esta debe consistir particularmente en que cada partido y organización revolucionaria asuma responsabilidad de este proceso de la revolución proletaria mundial y debe expresarse en la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases más allá de las fronteras nacionales.

 

5.

Queridas y queridos camaradas,

 

Con la nueva organización de la producción internacional han nacido sistemas de producción transfronterizas.

 

Allí trabajan hoy aproximadamente de 100 a 200 millones de obreros industriales.

 

La sintonización y la forma de función global de estos sistemas de producción internacionales, está organizada a través de un gigantesco sistema logístico internacional.

 

Con la organización de obreros industriales en un sistema de producción organizado mundialmente, se ha formado una nueva capa en el seno de la clase obrera internacional, que nosotros hemos caracterizado como proletariado industrial internacional.

 

Este proletariado industrial internacional está estrechamente enlazado por más allá de las fronteras, lo que en efecto bajo las condiciones capitalistas también está unido con un nuevo grado de la competencia que tiene efecto a nivel internacional.

 

Para generar la superioridad estratégica del proletariado industrial internacional contra los supermonopolios dominantes que actúan internacionalmente, la superación de esta división del proletariado industrial internacional es una tarea principal.

 

Esto exige una mayor conciencia de clases, un grado de organización internacional y fuerza de combate.

 

En todo el mundo se debe luchar por reivindicaciones y estándares unitarias.

 

Para esto se debe coordinar la lucha de clases más allá de las fronteras nacionales y revolucionarizarla también en este proceso.

 

Con el Seminario Minero Internacional, con la preparación internacional de una Conferencia Mundial de Mujeres de bases en Venezuela ó también con el Consejo de Obreros de la Industria Automotriz, que se hace regularmente, se hicieron los primeros pasos de esta coordinación y revolucionarización internacional del movimiento obrero.

 

El problema de estas iniciativas diferentes consiste en, que hasta ahora en su mayoría fueron hechas por algunas y pocas organizaciones individuales y otras organizaciones son invitadas a estos eventos.

 

O sea, estas no nacen como producto común de una coordinación transfronteriza de estas tareas con los partidos y organizaciones revolucionarias que apoyan a estas iniciativas.

 

Esto lleva, a que la discusión ideológico-política en estos encuentros internacionales entre los representantes de las organizaciones de masas de los diferentes colores y los marxistas-leninistas y los revolucionarios , se haga relativamente espontánea, sin que las organizaciones y partidos revolucionarios antes se unifiquen sobre el método y contenido.

 

Esto le da espacio innecesario a los oportunistas, pero también a elementos sectarios en estos encuentros, lleva espontáneamente en parte a discusiones ideológico-políticas fundamentales, que rompen el marco del motivo inicial y puede dañar fuertemente al proceso de unificación del movimiento marxista-leninista y obrero internacional.

 

Pues, hay suficientes iniciativas por una unión internacional en la práctica.

 

En efecto, la forma de como se han preparado y realizado hasta ahora está bajo una fuerte impresión del culto a la espontaneidad, que siempre es una peligrosa esfera de influencia para modos de pensar y el modos de trabajar oportunistas y sectarios.

 

Hablando del culto a la espontaneidad entiendo de que se reacciona a sucesos y exigencias del día - seguramente a menudo justificados - y que todas las fuerzas se concentran en eso.

 

Del otro lado se dejan de lado los objetivos estratégicos, el trabajo ideológico-político, el fortalecimiento de la construcción del partido en general y en particular se descuida la capacitación de los cuadros.

 

En el futuro esto debe cambiar.

 

Ha llegado, pues, la hora de la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases internacional, como necesaria complementación de la construcción del partido en los diferentes países.

 

6.

Queridas y queridos camaradas,

Qué situación de partida común encontramos para esta nueva tarea internacional?

 

Con la firma de la declaración de agosto del 2007 se da una concordancia sobre la necesidad de la construcción de una forma de organización común para la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases y de la construcción del partido.

 

Esta coincidencia resulta de convicciones esenciales comunes:

 

  1. La nueva organización de la producción internacional significa un cambio tan esencial de las condiciones sociales, que de esto se deben sacar conclusiones para la estrategia y táctica de los marxistas-leninistas y revolucionarios del mundo.

  2. Ha llegado la hora para una cooperación transfronteriza sistemática. Eso significa: necesitamos una forma de organización común, que posibilite tal cooperación práctica sistemática.

  3. Tal forma de organización común actualmente sólo puede tener un carácter de coordinación, por que debido a la fragmentación del movimiento marxista-leninista y obrero internacional, las diferencias entre los partidos y organizaciones revolucionarias participantes son aún relativamente grandes ideológica y políticamente, así como en el terreno organizativo.

 

La gran desigualdad existente entre las organizaciones participantes debe ser tomada en cuenta como un importante punto de partida para las actividades comunes.

 

Además de las diferentes condiciones sociales y las tradiciones de la lucha de clases en los respectivos países y organizaciones la gran desigualdad resulta sobre de la obra destructiva de la degeneración revisionista del viejo movimiento comunista.

 

En 1956, en el XX Congreso del PCUS, el revisionismo moderno de Chruschov se apoderó del poder, inició un proceso de la restauración del capitalismo y transformó a una gran parte del movimiento comunista y obrero internacional en un movimiento burgués y pequeñoburgués.

 

La China de Mao Tsetung, según nuestro punto de vista, se transformó en el nuevo centro revolucionario del movimiento marxista-leninista y obrero internacional.

 

Apoyado en la Línea General del PC de China de 1963 y en la Revolución Cultural Proletaria en la República Popular China en 1966, nació una gran cantidad de nuevos partidos marxistas-leninistas sobre un fundamento antirevisionista.

 

Después de la muerte de Mao Tsetung en 1976 se dividió nuevamente el movimiento marxista-leninista y obrero internacional en los partidarios del revisionista Deng Xiao Ping y los defensores del pensamiento Mao Tsetung.

 

Los ataques del Partido del Trabajo de Albania al pensamiento Mao Tsetung condujeron a otra división del movimiento marxista-leninista y obrero internacional.

 

En el seno de los defensores del pensamiento Mao Tsetung hay una corriente, que quiere hacer de la estrategia y táctica de la Guerra Popular prolongada una línea general del movimiento marxista-leninista y obrero internacional, sin tomar en cuenta las condiciones de vida concretas en los diferentes países.

 

Después del derrumbe de la Unión Soviética en 1991, una serie de partidos y grupos de partidos se ocuparon crítica y autocríticamente con su propia historia, con el revisionismo moderno etc., y por sobre todo con las injustas calumnias contra Stalin por los revisionistas modernos, pero también contra Mao Tsetung.

 

Ellos objetivamente toman un papel revolucionario, aunque todavía existen diferentes evaluaciones de la crítica de Mao Tsetung al revisionismo moderno o del papel de Stalin.

 

Si nosotros hoy día consideramos la posición frente la revolución proletaria y la concepción básica antirevisionista como la base de una unión para una coordinación y revolucionarización de las tareas en la construcción del partido y en la lucha de clases, sabemos al mismo tiempo, de que hay claras discrepancias ideológicas entre las organizaciones participantes.

 

Pero lo decisivo es, que hay un proceso positivo de autotransformación en muchas organizaciones, sobre el cual podemos ejercer una positiva influencia.

 

Nosotros podemos superar las diferencias ideológicas en el proceso de la cooperación práctica y en la discusión ideológica paso a paso, si nos juntamos sobre la base de acuerdos de principios para la práctica común en la lucha de clases y en la construcción partidaria y al mismo tiempo nos planteamos de superar nuestras contradicciones paso a paso.

 

Lucha y unidad de las contradicciones va a caracterizar al proceso de la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases y de la construcción del partido desde su comienzo.

 

Por eso la dominación del método dialéctico-materialista tiene decisiva importancia para solucionar este problema.

 

Naturalmente que en nuestro proyecto de una forma de organización internacional común, con toda la apertura que deseamos, también hay que hacer una clara línea de demarcación con respecto al revisionismo moderno, al trotskismo y también con respecto al anticomunismo moderno, que particularmente se expresa en la calumnia contra el denominado “stalinismo” y “maoísmo” y contra la dictadura del Proletariado.

 

¡La aclaración de las contradicciones en el marco de los participantes de la ICOR naturalmente sólo puede llevarse a cabo sobre una base no antagonista!

 

El proceso de la construcción debe ser organizado con puertas abiertas para todos los partidos y organizaciones revolucionarias, que se mantienen en la línea de la revolución proletaria y en la dictadura del Proletariado y que en la práctica realizan la lucha entre las masas para preparar la revolución internacional.

 

7.

 

21 partidos y organizaciones firmaron en agosto del 2007 la “Declaración por la construcción de una forma de organización internacional para coordinar la actividad de partidos y organizaciones revolucionarias autónomas”.

A ésta declaración se han adherido otras organizaciones o han mostrado su interés.

La toma de esta iniciativa fue fundamentada de la siguiente manera:

 

  • Es el comienzo de un proceso del desarrollo por pasos de una forma de organización internacional en el cual las ideas no todavía son unificadas. Esto es propio de la situación de partida dada, que posee peligros, pero también tiene chances.

 

  • La construcción de esta iniciativa de la coordinación internacional resulta de la necesidad práctica y debe estar en estrecha relación recíproca con respecto a las tareas en la lucha de clases y en la construcción del partido revolucionario.

 

  • La construcción de la iniciativa debe basarse en las ya existentes formas de la coordinación transfronterizas, debe complementarlas y explícitamente no se comprende como competencia para estas.

 

  • Se debe luchar permanentemente para ampliar el círculo de los participantes de esta iniciativa.

 

  • La construcción práctica de la iniciativa debe nacer paso a paso desde las particularidades regionales donde ya hay diferentes formas de la coordinación transfronteriza, por ejemplo en Latinoamérica, y debe avanzar de la coordinación regional a la mundial, y por que esto en la práctica es más fácil de rendir.

 

  • Es necesario, que para las diferentes regiones del mundo se encuentren representantes de la coordinación regional.

 

A partir de estos responsables regionales se debe desarrollar un grupo de preparación común, que se componga de estos.

 

En la fundamentación para impulsar esta iniciativa había también una importante unificación, de que este proceso necesita mucha paciencia, que requiere un acuerdo evaluando y aplicando todas las experiencias del pasado, positivas y también negativas, la igualdad de derechos, solidaridad inquebrantable, iniciativa propia y responsabilidad común sobre la base de la lucha revolucionaria.

 

Queridas y queridos camaradas,

 

La iniciativa abarca tareas generales y concretas.

 

Acerca de eso tengo las reflexiones siguientes sobre la base de las propuestas que hasta ahora han llegado.

 

Tareas generales:

 

  • Crear las condiciones ideológico-políticas y organizativas para la fundación de la ICOR paso a paso y conjuntamente.

 

  • Apoyo mutuo en la construcción del partido marxista-leninista. Para esto, cada organización, correspondiendo a las posibilidades que tenga debe rendir un aporte.

 

  • Desarrollo de iniciativas políticas conjuntas, tomas de posición y campañas internacionales,

 

  • enfocar las fuerzas y el apoyo mutuo en destacadas tareas internacionales en la lucha de clases, particularmente en el contexto regional,

 

  • intercambio de informaciones, análisis y opiniones,

 

  • promover la unificación ideológico-política paso a paso mediante seminarios comunes, foros etc.,

 

  • organizar la solidaridad internacional

 

  • crear la interrelación con otras formas de organización y asociaciones internacionales en la lucha de clases internacional y la lucha de liberación antiimperialista,

 

  • apoyo práctico mutuo en la colaboración de luchas justas del movimiento obrero y popular y su coordinación internacional con un punto de concentración sobre la cooperación en los consorcios internacionales,

 

  • promover la cooperación mas allá de las fronteras nacionales de las autoorganizaciones y movimientos de masas,

 

  • promover la amistad entre los pueblos con iniciativas internacionales culturales y científicas y encuentros, en particular entre la juventud,

 

  • cooperación para arraigar al internacionalismo proletario dentro de las masas,

 

  • cooperación para realizar el financiamiento independiente de todas las acciones conjuntas,

 

  • esfuerzos para extender la coordinación ganando a otras fuerzas revolucionarias.

 

Ya se han hecho diferentes propuestas para tareas concretas, para el desarrollo de las estructuras de organización, posibilidades del trabajo e iniciativas políticas sobre las cuales deberíamos discutir.

 

En eso debemos cuidarnos de no construir castillos en el aire, sino desarrollar la colaboración internacional de partidos y organizaciones autónomos pacientemente, orientado a largo plazo y paso a paso, utilizando cada tarea concientemente como una escuela para este proceso.

 

Este proceso requiere perseverancia y una voluntad firme para la colaboración, pero tampoco se puede forzar artificialmente.

 

a) estructuras de organización

 

Conviene la construcción de estructuras regionales en un comienzo para construir en la base de formas de organización y vínculos ya existentes, desarrollar una tarea concreta conjunta y formar las fuerzas.

 

Las coordinaciones regionales se pueden formar al principio según los (sub)continentes y diferenciarlas más adelante.

 

Así el xxx propone para América Latina de reunir a los países del Caribe y de América Central, a los países andinos y a los del MERCOSUR.

 

Algunos representantes en las regiones deben asumir la coordinación, así como ya se lo hizo en la preparación de esta conferencia.

 

Sin embargo, una coordinadora mundial es necesaria desde el comienzo y se la debe construir paso a paso; hasta ahora la oficina provisional asume esta tarea.

 

El xxxx propone que cada partido envíe representantes en un comité de trabajo internacional, que –a petición– elaboraría propuestas para actividades conjuntas.

 

b) métodos de trabajo y finanzas

 

Muchos ven tareas importantes en la comunicación viceversa y el intercambio de informaciones.

 

Para esto, por ejemplo los camaradas de xxx plantean el uso de una plataforma en el Internet.

 

Debemos estar preparados que van a vigilar y, en su caso, perturbar y manipular las conexiones, por lo tanto debemos establecer relaciones de confianza dentro de lo posible, para esto se deben elaborar propuestas por las fuerzas con experiencia.

 

Un problema todavía no resuelto es el financiamiento de las actividades internacionales, sobre esto todavía hay pocas propuestas y para lo cual se deben elaborar ideas y reglamentos e intercambiar experiencias.

 

Los recursos económicos se deben administrar tanto a nivel regional como central.

 

c) Iniciativas políticas

 

Diferentes organizaciones desarrollan propuestas concretas para las iniciativas políticas.

 

Xxx proponen por ejemplo una iniciativa contra la opresión y participación común en o organización de conferencias, por ejemplo en el trabajo sindical.

 

En relación con importantes sucesos internacionales (por ejemplo las elecciones del parlamento europeo en 2009) se propone hacer declaraciones comunes.

 

Solicitudes concretas de la solidaridad internacional existen hasta ahora de Bolivia.

 

xxx considera importante, de que se ponga como un punto central, el generar una relación recíproca con otras formas de organización internacionales y propone particularmente la Conferencia Mundial de Mujeres el 2011 en Venezuela, la Conferencia Internacional de Mineros, el Consejo Internacional de Obreros de la industria automotriz, así como el trabajo para construir un frente de resistencia mundial para salvar al medio ambiente natural.

 

Se debe también proponerse a conferencias campesinas y una coordinación de las tareas de los trabajadores en los aeropuertos y puertos.

 

Pero nosotros debemos concentrar nuestras fuerzas, para no poner en peligro a la construcción con expectativas exageradas y, con esto, decepciones ya programadas.

 

Cada organización y partido puede fijar que aporte va a hacer en lo que se refiere a los puntos centrales, en correspondencia con sus posibilidades, que después también se va a realizar de manera vinculante.

 

Con esto podemos multiplicar las fuerzas de los diferentes países, aprovechar mutuamente nuestras habilidades y superar nuestros puntos débiles.

 

El apoyo mutuo en la construcción del partido marxista-leninista, tiene una extraordinaria importancia.

 

Con respecto a esto ya hay iniciativas y propuestas para medidas de capacitación y seminarios sobre problemas teóricos y para presentar experiencias en la construcción del partido y en determinados aspectos del trabajo partidario.

 

De esta manera podemos subir un gran tesoro de experiencias internacionales.

 

Naturalmente, que cada partido decide por sí mismo, qué va a tomar de esto, cómo lo va a hacer y por sobre todo cuales recursos de cuadros y financieros va a poner a disposición.

 

9.

 

Queridas y queridos camaradas,

 

A mí me parece que el problema principal en el proceso del nacimiento de una forma de organización internacional para la coordinación de las tareas en la construcción del partido marxista-leninista y en la lucha de clases es, de cómo poder juntar creativamente las diferentes opiniones, condiciones y métodos de trabajo de las diferentes organizaciones, o sea, hacer de la diversidad una rica unidad.

 

Para solucionar este problema es necesario que nosotros nos apropiemos de una cultura de disputa proletaria.

 

Esta se basa, por un lado, sobre los acordados principios comunes del trabajo conjunto, por otro lado, se basa en la capacidad de calificar en cada momento correctamente la discusión ideológico-política y, como corresponde, tratarla creativamente solucionándola en dirección al objetivo.

 

¿Cuáles son los principios comunes de la cooperación?

 

No hay ninguna duda, de que el afán del derrocamiento revolucionario del sistema imperialista mundial es un deseo estratégico común.

 

Esto excluye una política de colaboración de clases con la burguesía, una conciliación chovinista con el imperialismo y una concepción reformista o revisionista de un camino hacia el socialismo que pacíficamente transformaría el sistema.

 

Ya que a pesar de la base revolucionaria común, aún existen diferencias ideológicas y también políticas entre de los partidos y organizaciones participantes, es necesario de respetarlas y procesarlas entre camaradas, o sea, actuar juntos en los puntos comunes a pesar de las diferencias y ser abiertos a un proceso mutuo de esclarecimiento y aprendizaje.

 

Por consiguiente, no tienen que suceder cuestionar de manera anticomunista el Marxismo-Leninismo así como Stalin y Mao Tsetung.

 

Respeto mutuo y rechazo a cualquier forma de tutelaje o expresiones de un afán de dirección pequeñoburgués son características comprobadas de una cooperación entre las organizaciones participantes, con igualdad de derechos y a un mismo nivel.

 

Para esto también se necesita la obligación indispensable de no hacer ataques públicos a las organizaciones participantes, en tanto que éstas sean activas sobre la base de la cooperación práctica en el marco de la coordinación y revolucionarización de las tareas en la construcción del partido y en la lucha de clases.

 

¡La fiabilidad es un elemento esencial de la coordinación!

 

Cada partido es autónomo e independiente en su toma de decisiones y de realización de los proyectos comunes, tienen responsabilidad independiente para realizar las tareas respectivas en la lucha de clases y la construcción del partido en los países de su responsabilidad, pero su palabra sobre una actividad intencionada debe ser cumplida sin falta.

 

Cada organización participante despliega iniciativa propia, según sus posibilidades, para realizar los acuerdos y metas comunes de la ICOR.

 

Por supuesto que la cooperación hombro a hombro de las organizaciones participantes se expresa en la solidaridad incondicional contra todo tipo de represión y persecución por el enemigo de clase, como autocompromiso proletario internacionalista.

 

La realización de una cultura de disputa proletaria significa voluntariedad en la iniciativa y trabajo de convencimiento para la unificación de las opiniones divergentes mediante crítica y autocrítica franca, abierta y solidaria entre camaradas.

 

Siempre debemos tener claro, que todavía no tenemos una línea ideológico-política unitaria, venimos de tradiciones de lucha de clases muy diferentes en los diferentes países y diferentes condiciones y posibilidades del trabajo partidario.

 

Por ello, en la cooperación queda descartado medir todo con el mismo rasero así como todo tipo de esquematismo.

 

Naturalmente, los partidos más desarrollados, con respectivas mayores posibilidades y experiencias, deben asumir desde un comienzo más responsabilidad, lo que, sin embargo, no legítima ningún afán de dirección.

 

10.

 

Cuando nos proponemos desarrollar formas de organización internacionales para la coordinación de las actividades de los partidos y organizaciones revolucionarias, entonces sin duda haremos bien al evaluar las experiencias del movimiento marxista-leninista y obrero hasta la actualidad.

 

Marx y Engels ya partieron de la interacción entre la lucha de clases nacional e internacional, en donde el contenido de la lucha de clases desde un principio ha sido internacional pero su forma al principio era principalmente nacional.

 

A eso correspondió la forma de la Asociación Internacional de los Trabajadores; no como movimiento homogéneo, sino como forma de relación de los movimientos ya existentes en los diferentes países.

 

Carlos Marx abogó decididamente contra todo afán de dirección pequeñoburgués y por una estructura de organización democrática conforme al nivel de la unificación.

 

Su mérito histórico fue la educación de los trabajadores en el espíritu del internacionalismo proletario.

 

La II Internacional Comunista pereció porque no logró deslindarse claramente del revisionismo y del oportunismo y finalmente se empantanó en la "defensa de la patria".

 

La Revolución de Octubre en 1917 en Rusia hubiera podido ser el desencadenante del proceso revolucionario mundial, si en los más importantes países capitalistas hubieran existido partidos revolucionarios fuertes y hubiera existido una forma de organización internacional para coordinar el movimiento revolucionario.

 

La III Internacional fundada en marzo 1919 bajo la dirección de Lenin se basó en la ruptura decidida con el revisionismo y el oportunismo.

 

Se basaba en la evaluación, de "que la revolución mundial internacional se ha iniciado y se intensifica en todos los países" (Lenin, Discurso en la inauguración del Congreso, 2 de marzo, en Obras Completas, Akal Editor, Ediciones de Cultura Popular, Madrid, 1978, tomo XXX, pág. 325).

 

En vista de la tarea como: "la Internacional de la abierta acción de masas, la Internacional de la realización revolucionaria, la Internacional del hecho" (Lenin, Protocolo del I Congreso de la Komintern, apéndice pág. 17 de la edición en alemán), ésta fue fundada como un partido mundial centralista para realizar la revolución mundial y erigir la dictadura del proletariado a nivel internacional.

 

¡En aquel tiempo esto fue absolutamente correcto!

 

Tuvo un gran atractivo entre los trabajadores con conciencia de clase y los revolucionarios de todo el mundo y en diferentes países contribuyó directamente a la fundación y construcción de fuertes partidos comunistas.

 

Fue la condición decisiva para el fortalecimiento del movimiento comunista mundial, con hasta 72 partidos y millones de miembros.

 

Estos partidos eran secciones nacionales del partido mundial, para los cuales las directivas y decisiones de la Internacional Comunista eran obligatorias.

 

Bajo las condiciones de la "agudísima guerra civil" todos los partidos estuvieron obligados a organizar un aparato clandestino paralelo.

 

En la práctica, sin embargo, esto se convirtió en una palanca para anular la autonomía ideológico-política y organizativa de los partidos comunistas.

 

El centralismo democrático en la Komintern adoptó características burocrático-centralistas.

 

Avanzó una tendencia al esquematismo en la estrategia y táctica, un desprecio de los análisis concretos y experiencias en los diferentes países y una transmisión rígida de las experiencias en Rusia a los otros países.

 

Pero la estructura centralista de la Komintern también fue cuestionada objetivamente, cuando la situación revolucionaria se aplacó y tanto más complicada y diferenciada se configuró la lucha de clase en los diferentes países.

 

Esto exigía, en primer lugar, partidos autónomos, que tuvieran la voluntad y capacidad de concretizar la teoría del marxismo-leninismo mediante la aplicación del método dialéctico a la práctica revolucionaria de sus países, tal como lo logró ejemplarmente, desde nuestro punto de vista, el PC de China bajo la dirección de Mao Tsetung con la revolución de Nueva Democracia.

 

La consecuencia correcta fue la disolución de la III Internacional en el año 1943.

 

Cuando Mao Tsetung en los años 1960 se opuso a una nueva organización internacional de los marxistas-leninistas, esto fue en esa situación concreta, de un lado, pensado como protección contra la influencia del revisionismo.

 

De otro lado, él era un crítico decidido cuando partidos se orientaban esquemáticamente en el modelo chino en lugar de utilizar la propia cabeza en relación con la situación concreta de sus países respectivos.

 

Eso correspondió a las condiciones dadas, las cuales hoy en día se han desarrollado nuevamente a niveles superiores.

 

Mientras de un lado no existe un centro revolucionario mundial, se han formado, al mismo tiempo, numerosos partidos y organizaciones diferentes, que entienden cada vez más la necesidad de la colaboración internacional de los partidos y organizaciones revolucionarios.

 

Bajo estas condiciones faltan, por el momento, las condiciones objetivas y subjetivas para una línea general del movimiento comunista internacional.

 

Del otro lado, la necesidad de la colaboración practica de los partidos obreros revolucionarios es indiscutible.

 

11.

 

Queridos y queridas camaradas,

 

como un foro para la unificación ideológico-política paso a paso nació en 1988 la "Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninista" que defiende el pensamiento de Mao Tsetung y publica el "Boletín de Prensa Internacional".

 

Muchos de los ahora 38 participantes (noviembre de 2008) pertenecen a los iniciadores de nuestra iniciativa ICOR, con el afán a desarrollar la discusión teórica en unidad con una colaboración práctica organizada más vinculante y más eficaz.

 

Partidos antiguamente orientados al PTA (Partido del Trabajo de Albania) bajo Enver Hoxha crearon en 1994 una conferencia con el mismo nombre y publican la revista "Unity and Struggle".

 

De sus filas el xxx, organiza cada año el seminario internacional "Problemas de la revolución en América Latina" en Quito / Ecuador, que da espacio al debate solidario.

 

En América Latina se realizan regularmente encuentros antiimperialistas.

 

En los Balcanes tienen lugar conferencias antiimperialistas, en cuales participan numerosos sectores de las divisiones de partidos revisionistas de Europa del Este, que en parte tienen una orientación neorevisionista pero también tienen una pretensión revolucionaria.

 

Declaraciones comunes para la solidaridad con las masas en el Irak, con el pueblo de Palestina, la lucha contra la intervención en Afganistán y contra las directrices reaccionarias de la UE etc. ganan fuerza atractiva en las luchas y movimientos que traspasan las fronteras.

 

Asociaciones como el ILPS (International League of People Struggle) toman posición frente a los acontecimientos internacionales.

 

En todo esto la resistencia contra la contrarrevolución coordinada internacionalmente adquiere una importancia creciente.

 

Como ejemplo, sólo quiero mencionar aquí la campaña contra la detención de José Maria Sison y la criminalización de éste y del CPP, o la campaña en contra de las disposiciones reaccionarias de la Unión Europea acerca de la política de migraciones.

 

Un encuentro importante del movimiento sindical combativo y revolucionario es organizado anualmente el 1 de mayo por la federación central sindical filipina KMU en las Filipinas.

 

Organizaciones juveniles revolucionarias organizan encuentros internacionales para jóvenes como en este verano en Grecia.

 

También en relación a la coordinación de actividades antiimperialistas los partidos revolucionarios desarrollan crecientemente más influencia, como la acción de protesta mundial contra el ataque de los EEUU al Irak en 2003 o contra la cumbre G8, en unidades de acción antifascistas y el movimiento medioambiental combativo.

 

Importancia especial tiene la coordinación de las luchas obreras que traspasan las fronteras nacionales, especialmente en los consorcios grandes y ramos estratégicos y las iniciativas para desarrollar una colaboración persistente.

 

A pesar de impedimentos, también por parte de los reformistas, fue un gran éxito en agosto de este año el tercer Seminario Minero Internacional con en total casi 1000 participantes y 14 delegaciones internacionales de diferentes centros mineros.

 

Por consiguiente, por ejemplo, fue decidido de mutuo acuerdo en el tercer Seminario Internacional de Mineros, que éste se realice en el futuro como Conferencia Internacional de Mineros y alternar los lugares de realización de la conferencia para crear más compromiso poder unir la fuerza combativa del proletario minero internacional.

 

La preparación de la Conferencia Mundial de Mujeres el 2011 en Venezuela recibió un nuevo impulso con la realización del 8vo Consejo Político de las Mujeres en Alemania, en Octubre del 2008, con la participación de delegaciones de mujeres de aproximadamente 30 países.

 

Las iniciadoras fueron organizaciones de mujeres combativas de Alemania, Venezuela y Ecuador.

 

Pero no debemos hacernos ilusiones pues estas iniciativas, muchas veces realizadas con grandes sacrificios, van a encontrar la resistencia enconada de los dominantes en tanto ellas avancen más y adopten un carácter de masas.

 

No solo tienen que enfrentarse exitosamente a la difamación y represión abiertas reaccionarias, sino también a la influencia y afán de dirección de diferentes fuerzas pequeñoburgués-reformistas, revisionistas, trotskistas y otras fuerzas oportunistas.

 

Sin la colaboración práctica, ayuda y dirección de los marxistas-leninistas, basándose en el trabajo de convicción, van a hundirse en los tentáculos de algunas ONGs o de las instituciones estatales burguesas y conducidas a un callejón sin salida y la derrota.

 

Como revolucionarios estamos comprometidos de hacer todo lo posible para garantizar el éxito y fomentar la coordinación de la lucha de clases y del movimiento de masas internacionales y revolucionarlos.

 

Para eso tenemos que entrar en interrelación con estas asociaciones.

 

¡Eso no es posible sin nuestra propia colaboración comprometida coordinada y un proceso permanente de evaluación y discusión ideológico-política!

 

12.

 

Queridas y queridos camaradas,

 

¿ Cómo es, pues, el plan general para el surgimiento de una forma de organización internacional para coordinar las tareas en la construcción del partido y de la lucha de clases?

 

El surgimiento de la forma de organización ICOR deberá efectuarse en diferentes períodos.

 

La caracterización y formulación de las tareas de cada período están unidas inseparablemente al desarrollo del proceso revolucionario mundial.

 

Al principio de nuestro proceso de discusión el objeto esencial será, de cómo se definen cada uno de los períodos, cómo se basan el uno sobre el otro y qué tareas ellos tienen.

 

El comienzo de la construcción, la participación y la iniciativa para ello en el primer periodo no necesariamente presupone haberse unificado ya sobre todos los demás periodos siguientes.

 

Sin la intención de hacer de las reflexiones siguientes una premisa de nuestra colaboración, quisiera explicar mis ideas sobre la dialéctica objetiva de este desarrollo y ponerlas a debate:

 

Primer período:

  • Creación de las premisas ideológicas, políticas y organizativas comunes para la fundación.

 

  • Unificación ideológico-política sobre las bases en común de la ICOR con respecto al contenido y método del trabajo.

 

  • Primeras experiencias en la colaboración practica mediante algunos proyectos internacionales comunes (colaboración de los partidos y organizaciones revolucionarias en la preparación de la Conferencia Mundial de Mujeres en 2011 en Venezuela; colaboración en proyectos de la coordinación internacional del movimiento obrero, por ejemplo en la industria automotriz, en la minería o con los trabajadores de los puertos; campañas o acciones internacionales acordadas conjuntamente en la resistencia activa contra la catástrofe ecológica global, contra una guerra imperialista o también para la solidaridad internacional con una lucha de liberación importante a escala mundial de la clase obrera o de las amplias masas, por ejemplo por la defensa de la independencia nacional contra el imperialismo).

 

  • Creación paso a paso de instituciones organizativas y un suficiente fundamento financiero de la ICOR

 

  • Coordinación de la colaboración a nivel regional y mundial con diferentes contenidos, métodos y formas de participación.

 

Cuánto tiempo va a durar este primer periodo, eso depende esencialmente del desarrollo de la lucha de clases de un lado y del otro lado de la iniciativa de las organizaciones participantes.

 

Segundo período:

 

  • Colaboración practica en el marco de la coordinación organizada de las tareas en la construcción del partido y de la lucha de clases y la unificación ideológico-política paso a paso, sobre todas las cuestiones esenciales en la construcción del partido y de la lucha de clases.

 

  • Una colaboración práctica consolidada de la ICOR con movimientos de masas actuando internacionalmente.

 

  • Complementar paso a paso los métodos coordinadores con las estructuras democrático-centralistas en el proceso de una crisis mundial revolucionaria.

 

Tercer período:

 

  • Creación de un partido mundial revolucionario para la dirección operativa de la revolución internacional sobre la base del centralismo democrático y apoyándose en los partidos internacionales autónomos, los cuales, no obstante, están unificados en todas las cuestiones esenciales.

 

Esto se va a expresar en una línea general.

 

  • Tampoco en esta fase no habrá una estrategia y táctica homogénea decidida de manera unilateral centralista para la lucha de clases de todos los países; más bien habrá una aplicación muy diferenciada de la base ideológico-política unificada, sobre el fundamento de la responsabilidad autónoma de cada uno de los partidos obreros revolucionarios y de las diferenciadas condiciones concretas en cada país.

 

En la fase actual es necesario que cada organización participante desarrolle creativamente su iniciativa propia y contribuya al proceso del conjunto.

 

En esto es importante considerar siempre la relación con las tareas concretas en la construcción del partido y la lucha de clases.

 

Por eso la coordinación regional tiene que ser entendida como escuela de la cooperación, que se debe evaluar y desarrollar continuamente.

 

Cuanto más funcione la coordinación regional, tanto más organizaciones, partidos y fuerzas revolucionarios se van a sumar y van a enriquecer e impulsar el proceso.

 

13.

 

Queridas y queridos camaradas:

 

Ustedes conocen mi propuesta para la agenda de hoy que hice ya en la invitación para este primer encuentro.

 

En el centro está por supuesto la primera discusión común sobre el carácter del plan, los métodos y el contenido de la coordinación internacional de las tareas en la construcción del partido y la lucha de clases.

 

Tal discusión debe realizarse igualmente en todas las conferencias regionales, en Europa, América Latina y también en Africa.

 

Es un requisito importante para poder calificar exactamente la unidad y la lucha de los contrarios en el comienzo de nuestra iniciativa común y definir exactamente las tareas para resolver las contradicciones que se presentan.

 

Al mismo tiempo, el proceso de la coordinación internacional de la construcción del partido y la lucha de clases se debe llevar a cabo como unidad de teoría y práctica.

Esto significa también que cada conferencia regional se pondrá de acuerdo sobre particulares proyectos conjuntos.

 

A escala mundial se plantea que las organizaciones y los partidos revolucionarios participen activamente en el proceso de la preparación y realización de la Conferencia mundial de mujeres en Venezuela en 2011.

 

Además vale desarrollar la Conferencia internacional de mineros, que se había acordada en agosto de 2008, como una unificación de los mineros clasistas en todo el mundo.

 

Igualmente el Consejo internacional de obreros automotrices debe seguir desarrollando su papel coordinador hacia una forma de organización de coordinación internacional.

 

También es muy necesario deliberar y acordar tareas conjuntas regionales en las cuales el proceso de formación de la ICOR pueda desplegarse.

 

Naturalmente que cada encuentro debe deliberar también sobre la ampliación hacia otros iniciadores más y unificarse sobre los reglamentos básicos comunes.

 

Y no en último lugar nos deberíamos poner de acuerdo sobre un plan a recorrer a mediano plazo para el proceso de formación de la ICOR.

 

Pero en primer lugar propongo que discutimos la ponencia de introducción tomándola como base de nuestra discusión.

 

¡Por una buena cooperación!

 

¡Adelante con la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases y el apoyo mutuo en la construcción de los partidos obreros revolucionarios!

 

¡Adelante con la revolución socialista internacional!

Acciones de Documento