Usted está aquí: Inicio / 2009 / Queridos camaradas y hermanos de clase

Queridos camaradas y hermanos de clase

PC (ml) Panamá

Queridos camaradas y hermanos de clase

A la vez que les hago un pequeño recuento de la presente y primera confrontación de cierta importancia entre la clase obrera de Panamá y el gobierno neofascista de Ricardo Martinelli en estos días de julio.

El gobierno  Martinelli -un gobierno de los sectores más ultrancistas de la Oligarquía profundamente anti-obrera, anti-sindical y más descaradamente complice de los planes guerreristas e intervencionistas del imperialismo estodunidense en América Latina- que tiene en sus miras imponernos una III Reforma del Estado en sentido presidencialista, corporativista y de abierta dictadura neoffascista, encuentra que el movimiento obrero sindical -muy a pesar del dominio que ejerce en él el otro proyecto neofascista de llamado Partido Revolucionario Democrático (PRD), brazo político de la pasada dictadura militar-, representa su principal obstáculo para sus reaccionarios designios políticos. Por ello, se a propuesto romperle el espinazo al mismo o, en su defecto forzarlo a someterse a su control y manipulación burocrática. Con tales miras ha avanzado un paquete de medidas rompe sindicato, cercenadoras de los derechos laborales y de las libertades políticas: Eliminación del derecho de huelga; eliminación del derecho a piquetear las empresas; prohibición de la protesta callejera y punición de 2 años por realizar eso; eliminación de la cotización sindical obligatoria; otorgamiento a la Nueva Guardia Nacional (adiestrada, uniformada, pagada por el imperialismo yanqui y sometida al aparato militar estadounidense) del "derecho a matar e impunidad para los asesinos"; eliminación del CONATO (Coordinadora Nacional de los Trabajadores Organizados) que aunque dominada por la burocracia sindical reformista y colaboracionista, representaba la posibilidad de una respuesta obrera unificada.

La clase obrera debía responder o hacerse el Harakiri. Aunque desarticulada, espontánea y sin dirección política revolucionaria los trabajadores se lanzarón a la lucha de calle y organizaron manifestaciones masiva. Que duda cabe, han sido acciones espontáneas y economicistas. Pese a los llamados de los comunistas (marxistas-leninistas) a organizar la lucha y presentar un frente único de lucha y dado que somos un pequeño Partido, ello cayó en el vacío. Tanto FRENADESO como CONATO fueron remisos a la aceptación de la unidad de acción. Cada uno por su parte llamó a la Huelga General, pero no hicieron nada por organizarla y darle coherencia y objetivos políticos.

En tal situación los obreros bananeros de la provincia de Bocas del Toro, de mayoría de nacionalidades Ngobe-Buglé, se fueron a la huelga. El régimen desata una brutal y generalizada represión, con 2000 individuos de tropas, ocasionándoles 4 muertos y más de

150 heridos. Pero, la huelga a continuado y la resistencia obrera endurecido. El gobierno ante el temor de la generalización de la lucha obrera (hay que subrayar el carácter netamente proletario de la lucha y no simplemente popular), se ha lanzado a una salvaje "caza al hombre", dirigentes sindicales, de educadores, dirigentes políticos reformistas, liderews estudiantiles, femeninas, etc. han sido perseguidos, encarcelados, apaleados  en los centros de detención y con la amenaza de ser condenados por "atentar contra la seguridad del Estado", "insulto al presidente de la República" y otras invenciones más.

Hoy, 13 de julio se ha declarado la huelga general por 24 horas. En ella los sindicatos ha establecido que el punto de convergencia es la eliminación de ese engendro político que es la ley # 30, conocida popularmente como la "ley 9-en-1".

En esta coyuntura de lucha de resistencia a la reaccionaria y fascista ofensiva general y concéntrica contra la clse obrera y sus organizaciones de combate, lamentablemente las corriente y partidos de izquierda han dado muestra de su miopía política y su sectarismo izquierdoso. No se ha logrado crear un frente unido de lucha de la izquierda panameña. Todo lo contrario, los revisionistas y neorevisionista han sentado sus tiros contra los marxistas-leninistas-maoístas, más que denunciar políticamente al régimen fascista de Ricardo Martinelli. Es es su gran defecto, seguir considerando al régimen imperante como un  gobierno de derecha más, un poquito policiaco y autoritario, pero fascista no. Con ello, llevan a la confusión política al seno de las masas, entraban la lucha política y abren las puertas para sentarse en la mesa de diàlogo, de la conciliación y la concertación social y política con el gobierno capitalista. 

Nuestro Partido sigue y seguirá apoyando e identificándose con el llamado a la Huelga General, con todas las otras luchas que se programen para echar abajo dicha ley # 30 y, más en general, para parar esta reaccionaria ofensiva geneal y concéntrica contra la clase obrera panameña; laborando, en fin, por la unidad sindical de la clase obrera y trabajando por la unidad de lucha de las corriente y partidos de izquierda.

Sin otro particular, con el puño izquierdo en alto,

Rodrigo Morales F.

Vocero oficial del C. C. del PC(ML)P

Acciones de Documento