Usted está aquí: Inicio / 2010 / La Clase Obrera Paraguaya al Frente de las Luchas

La Clase Obrera Paraguaya al Frente de las Luchas

par Partido Comunista Paraguayo (independiente), 1.11.2010

En el Paraguay del siglo XXI, los obreros de los frigoríficos FRIGOMERC y FRIASA luchan en forma abnegada por conseguir una muy antigua conquista, ya consagrada por las luchas de la clase obrera internacional: El contrato colectivo de trabajo.

 La dueña de la empresa, la “insigne exportadora de carnes” la latifundista franchute Marys Llorens, se burla de los obreros, no se presenta a las audiencias impulsadas por ellos en el Ministerio de Trabajo, con el sólo objeto de no dejar el precedente de reconocimiento de los obreros paraguayos, que hace años trabajan en el frigorífico y que la han hecho inmensamente rica.

 La razón por la que la dirección de la empresa no quiere firmar el Contrato Colectivo de Trabajo, es porque de hacerlo los obreros que trabajan durante la faena pero que no están reconocidos, deberían cobrar también a durante el período en que no se realiza la faena.

 Sin el Contrato Colectivo lo que la patronal hace es pagar según su propio arbitrio salarios a destajo, sin respetar antigüedades, puestos de trabajo, servicios sociales, etc.

 La empresa tiene un plantel permanente de obreros reconocidos. No son los más idóneos para las tareas principales deLA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHAS corte, depostada, etc. Se dedican a tareas generales, a la limpieza y el mantenimiento, por eso reciben salarios mínimos y en general más bajos que los profesionales que trabajan a destajo y sin reconocimiento laboral.

LA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHAS

La dueña del frigorífico es una gran latifundista y exportadora, se pavonea con sus logros empresariales en la “alta” sociedad, a la vez que esclaviza a la clase obrera, la somete a su voluntad atrasada (aunque en algunos casos pague más dinero por tareas especiales, horas extras, etc.), propia de la clase de los grandes latifundistas. No quiere reconocer que lo que debiera hacer, para respetar a los obreros paraguayos esLA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHAS inLA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHASvertir más capital, para que su industria sea más moderna y no basada en la “mano de obra barata” de la que se aprovecha en el Paraguay, para no dejarLA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHAS en la calle, una vez por año, a más de la mitad de los obreros más calificados, sin salarios ni servicios sociales.

 La dominación de los grandes terratenientes dentro del sistema de producción latifundista, es el que impide a los obreros tener un trabajo estable durante todo el año. Este sistema es el que impide que se desarrollen las industrias sobre la base del desarrollo del mercado interno, y el que orienta toda la economía nacional hacia las exportaciones. Mediante este sistema sólo se benefician los exportadores, que apenas mantienen sus empresas (no tienen ningún interés en desarrollarlas) y se embolsan los resultados de las exportaciones, pagan algunos impuestos al gobierno y con eso lo aseguran como su aliado en esta política antipatriótica. Es por eso que el Estado nada les dice a los grandes exportadores latifundistas. El Estado (del cual el gobierno es una parte importante) es el instrumento de la dominación de estos señores y señoras latifundistas. Es un enemigo de la nación.

 Los obreros de estos frigoríficos están deLA CLASE OBRERA PARAGUAYA

AL FRENTE DE LAS LUCHAScididos a modificar la situación de humillación en que se encuentran (verdaderos desterrados en su propio país), con su lucha actual han puesto en jaque a los capitalistas franceses, quienes han tenido que salir a dar explicaciones...

Durante muchos años estos y otros capitalistas (en realidad son capitalistas terratenientes) consiguieron contener el empuje revolucionario de la clase obrera, mediante la represión y mediante las maniobras componendistas para engañar a las grandes masas. Entre otros recursos atajaron por todos los medios la formación de nuevos sindicatos y alentaron la división de las centrales obreras. Ahora el proletariado decidió modificar la situación y lucha con sacrificio y abnegación por sus derechos.

 Para lograr sus objetivos de lucha, en este momento se le presentan a los obreros de FRIGOMERC las siguientes tareas de hierro:

  • Trabajar activamente para persuadir a los compañeros que trabajan dentro del frigorífico, para que les ayuden a romper el aislamiento que les impone la Empresa, no permitiéndoles que tomen contacto con ellos. Deben buscarlos en sus casas, tratar de convencerlos y de no agredirlos, no debieran ser despedidos los que ya están reconocidos.

  • Deben buscar la solidaridad activa de otros gremios, los más poderosos y combativos como los de la ANDE y la FEP. Deben recurrir a todos los sindicatos posibles, organizarse en comisiones de visitas, explicar sus problemas. Con este trabajo inevitable, al mismo tiempo estarán contribuyendo a la unificación de la clase obrera. Sólo así podrán negociar con fuerza con la dirección del frigorífico.

  • Mientras se fortalecen, deben evitar acciones provocativas que dificulten lograr el apoyo de todo el movimiento obrero.

 

¡Adelante esforzados obreros de los frigoríficos

por conseguir el Contrato Colectivo de trabajo!

¡La lucha de ustedes, es la lucha de todo el pueblo paraguayo por su liberación!

Acciones de Documento