Usted está aquí: Inicio / 2011 / ¡Resistencia activa internacional para el cierre inmediato de todas las centrales nucleares!

¡Resistencia activa internacional para el cierre inmediato de todas las centrales nucleares!

por MLPD, 4 April 2011
La catástrofe nuclear era completamente previsible

 

(Cierre de edición de este folleto: 4 de abril de 2011)

 

El 11 de marzo de 2011 a las 14:46 horas Japón vivió el terremoto más fuerte de su historia. El epicentro del terremoto se localizó cerca de la costa desde donde se desencadenó un tsunami devastador. Pocos minutos después gigantescas olas de una altura máxima de más de 10 metros arrasaron la costa de Japón. Mientras que en Europa eran las 6:46 horas (Horario Europeo Central) y la mayoría de las personas estaban durmiendo, en Japón más de 27.000 seres humanos perdían sus vidas. 400.000 personas perdieron sus casas, quedando la mayoría de ellas en condiciones catastróficas.

Pocas horas después del terremoto, las agencias de prensa informaron sobre los daños producidos en las centrales nucleares de Japón. ¿Daños en las centrales nucleares consideradas como las más seguras del mundo? Mientras miles de millones de personas seguían desconcertados frente a lo ocurrido, los hechos se aceleraron.

Foto: "Fukushima I antes de la catástrofe"

 

El peligro mortal de la fusión de uno o varios núcleos de reactor y la emisión de radiactividad al medio ambiente alarman a las personas en todo el mundo.

Las imágenes de horror de hace 25 años de la catástrofe nuclear de Chernóbil retornaron nuevamente a la conciencia de la sociedad. En aquel entonces fue en la Unión Soviética donde un reactor nuclear explosionó. A causa de la radiactividad hasta hoy todavía están muriendo miles de personas de cáncer, se registra una tasa del 30 por ciento de infertilidad y muchos niños nacen con malformaciones congénitas. Actualmente allí en Chernóbil sigue produciéndose irrefrenablemente la fusión del núcleo debajo de una cubierta de hormigón armado que se vuelve cada vez más porosa.

En Japón no es uno, sino al menos en ese tiempo, un mínimo de 10 reactores afectados en cinco centrales nucleares. Los días siguientes al tsunami se produjeron incendios y explosiones, sobre todo en los reactores de la central "Fukushima I". En cuatro reactores el núcleo está destruido, y allí se encuentran 1.496 elementos de combustible nuclear. Además, unos 10.149 elementos de combustible nuclear agotado están almacenados en piscinas exteriores de desactivación y en silos secos. Con ello se podrían fugar más de 2.000 toneladas de materiales radiactivos al medio ambiente – eso multiplicaría la cantidad de Chernóbil (190 toneladas).

Entre estos materiales radiactivos se encuentran al menos 6,5 toneladas de plutonio* – un material altamente tóxico, mortal e idóneo para la construcción de armas nucleares. El 24 de marzo fueron aumentando los indicios, según los cuales en el reactor 3 de "Fu­kushima I" no sólo había escapes de iodo y cesio radiactivos –ambos ya detectados–, sino también de plutonio. A finales de marzo se tuvo la cruel constancia de esto.

* Plutonio – el veneno más mortal

Plutonio 239 es un elemento producido artificialmente y pertenece a los venenos más radiactivos y más mortales del mundo. La cantidad extremadamente pequeña de 0,00000004 gramos ya es mortal. El período de semidesintegración es de 24.000 años. En Fukushima se tiene almacenado al menos 6,5 toneladas de plutonio.

 

Tres semanas después de la catástrofe es imposible precisar, cuál es el volumen de las fugas del material radiactivo y cómo se podría poner la situación bajo control. El gobierno y el consorcio japonés Tepco negaron por varios días el comienzo de la fusión del núcleo con lo que retardaron la necesaria evacuación de vastas áreas.

Pocos días después aumenta la radiactividad a cientos de kilómetros de Fukushima. Así desde el 24 de marzo, en Tokio, ubicado a 240 kilómetros de Fukushima se prohibió usar el agua de los grifos para la preparación de la comida de los bebés. El 22 de marzo, en diez distritos japoneses con unos 48 millones de habitantes se detectó una radiactividad que superó en algunos casos de 100 a 1.000 veces los límites. Barcos que habían navegado a una distancia de 120 kilómetros de Fukushima, hoy están tan fuertemente contaminados que ya no tienen permiso para entrar en un puerto chino.

La radiación es invisible, no tiene olor, ni sabor, pero está en el aire, en el agua y en cada vez más alimentos y mercancías. Así entra en el circuito comercial global de productos alimenticios y otras mercancías.

El nivel de la técnica actual no posibilita evitar ni el terremoto ni el tsunami. Pero la catástrofe desoladora de Fukushima se podría haber evitado completamente.

¿Por qué se han construido once centrales nucleares en un área sísmica conocida? ¿Por qué las plantas de Fukushima están diseñadas para resistir tsunamis de sólo hasta 5,5 metros de altura? ¿Cómo es que pudo el consorcio explotador Tepco, que tiene estrecha relación con el gobierno japonés, descuidar durante tantos años el control y el mantenimiento de la plantas? Tepco es el número 126 de los 500 mayores supermonopolios internacionales.

Es el afán de lucro capitalista que no es exclusivo de Japón el que arrastra cadáveres. El lucro fue y sigue siendo el único motivo para implementar en Alemania la incontrolable energía nuclear en contra de todas las advertencias, para impulsar más esa industria y para llevar una ofensiva para la construcción de más centrales nucleares en todo el mundo. Hay también centrales alemanas, cómo por ejemplo la de "Neckarwestheim", que se encuentran en zonas sísmicas. Pero se dice que allí "no es de esperar que podría suceder un terremoto tan fuerte". ¡En Japón tampoco se había esperado eso! Pero la causa para el comienzo de la fusión de núcleo fue la interrupción duradera del suministro de electricidad. Para las centrales alemanas también existen decenas de motivos que podrían desencadenar un corte del suministro de electricidad. El mayor peligro viene de la fatiga de los materiales, de la corrosión de los tubos, de los filtros, de las soldaduras … – todo esto se agrava con la prolongación del funcionamiento de las centrales alemanas.

¿Por qué los gobiernos responsables y los monopolios internacionales se han aferrado a la energía nuclear después de la catástrofe de Chernóbil?

La catástrofe nuclear de Japón, probablemente la mayor en la historia de la humanidad, significa una cesura a la creciente amenaza a las bases de la vida humana. Después de la catástrofe nuclear no hay ninguna otra cuestión que aísle tanto a los monopolios y al gobierno. El cierre inmediato de todas las centrales nucleares, a costa de sus explotadores, es una exigencia que ahora podemos y debemos imponer.

 

Una gestión de crisis, despreciando la vida humana …

 

El desprecio a la vida humana en el manejo de la catástrofe por parte del gobierno y los monopolios es difícil de superar. Los gerentes de Tepco enajenados y en pánico temen sobre todo por sus ganancias. El gobierno y la empresa explotadora de las centrales ocultan a la población la magnitud de la catástrofe y el peligro que constituye para la salud. Millones de personas están expuestas a la radiación. En vez de formar inmediatamente un equipo de expertos de todo el mundo, los responsables con medidas increíblemente diletantes agravan el problema:

  • La empresa explotadora deja escapar intencionalmente una parte de la radiactividad para disminuir la presión en los reactores sobrecalentados y evitar una explosión.

  • Vehículos lanza-aguas y helicópteros vierten toneladas de agua sobre los reactores de Fukushima, produciéndose una filtración del agua contaminada al mar y al subsuelo. La radiactividad supera en 10.000 veces los límites permitidos.

  • El empleo del agua marina provoca revestimientos con capas de sal con los que la refrigeración se complica aún más. ¿Fue de verdad una sorpresa que el agua marina contiene sal y que una evaporación la precipita al fondo?

  • Una y otra vez se envían a trabajadores y ayudantes –en muchos casos de manera forzosa o sin explicaciones suficientes– con ropa protectora totalmente inapropiada para estas plantas letalmente contaminadas de radiactividad. Algunos de los trabajadores tienen que acampar en el lugar, bajo mantas de plomo y sólo con raciones de emergencia.

  • Tepco es un consorcio que de manera especial prefiere contratar a trabajadores alquilados. Muchas veces se trata de personas sin techo o de desempleados, a los cuales se les llama en el lenguaje popular "trabajadores de usar y tirar".

  • Constantemente los responsables minimizan sin escrúpulos la importancia de la catástrofe. Esto impide la evacuación de emergencia hace tiempo necesaria en vastas áreas y provoca aún más desorganización en la planificación de las posibles contramedidas y las medidas de ayuda.

  • "Expertos" japoneses discuten sobre la zona de evacuación, si ésta debe ser de 20, 30 o de 40 kilómetros. Entre tanto ya se detecta una radiación elevada a una distancia de 240 kilómetros de Fukushima, es decir en el área metropolitana de Tokio con sus más de 35 millones de habitantes.

  • En su arrogancia megalómana el consorcio Tepco y gobierno japonés no piden ayuda a países o a expertos extranjeros. Se obstaculiza la participación de organizaciones ecologistas y de profesionales cualificados.

  • A pesar de esto, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania Guido Westerwelle que visitó Tokio a principios de abril no escatimó elogios: "El gobierno japonés establece una transparencia total. Esto ha creado un clima de confianza."

  • La así llamada "comunidad internacional" es capaz de planificar y lanzar en pocos días golpes aéreos en Libia. Sin embargo no se organiza ayuda eficaz para millones de japoneses afectados, que en parte carecen de productos y servicios de primera necesidad.

¡En Japón se debe comenzar inmediatamente la evacuación de la población de extensas áreas! ¡Hay que trasladar inmediatamente a los niños y a las mujeres embarazadas fuera del país!

Amenaza el mayor accidente nuclear previsible (un súper GAU), con el peligro de que extensas zonas en el Japón sean inhabitables por décadas o incluso siglos.

El programa para la protección del medio ambiente del MLPD

Mucha información y argumentos concluyentes que abogan por la formación de un movimiento ecológico muy amplio, coordinado a nivel internacional y con los obreros como núcleo.

22 páginas; 1 euro

Todos los libros y folletos aquí presentados están disponibles en: Verlag Neuer Weg, Alte Bottroper Straße 42, 45356 Essen, o en internet (www.people-to-people.de)."

 

 

¿Quién puede ser tan inescrupuloso?

 

Desde el punto de vista económico, la energía nuclear no sólo es la forma más peligrosa, sino también la más cara de obtener energía. El cuento de hadas de la electricidad nuclear barata no es más que un eufemismo del gobierno y de los monopolios energéticos. ¡Sin las subvenciones del Estado y sin cargar todo tipo de costos consecutivos a la sociedad, el kilovatio hora de electricidad nuclear costaría al menos dos euros en vez de 0,25 Euros de promedio!

En los últimos 60 años, la industria nuclear de Alemania se ha beneficiado con subvenciones del Estado de 204 mil millones de euros. Las 17 centrales nucleares en Alemania están infraaseguradas por la suma total de 2,5 mil millones de euros lo cual es extremadamente insuficiente si consideramos que dicha cantidad representa sólo el 0,005 % de los costos estimados después de un mayor accidente nuclear previsible.

En Alemania se calculan costos de hasta 3,7 mil millones de euros sólo para recuperar 128.000 barriles de desechos nucleares del almacén subterráneo en una antigua mina salina (ASSE II) que se está inundando.1 Una parte de estos barriles está perforada. Se fuga tritio radiactivo de los pozos de ventilación de la mina, y se filtra el material radiactivo en las aguas subterráneas.

El almacenamiento de residuos radiactivos es una cuestión completamente sin resolver en todo el mundo. Sin consideración se dejan los residuos nucleares como "herencia" a las futuras generaciones.

La construcción, la dotación técnica y la explotación de las centrales nucleares es un negocio de lucro máximo.

Los verdaderos beneficiados y actores tienen nombre:

  • Una central nuclear en marcha genera diariamente hasta 2,2 millones de euros de ganancia neta para las empresas explotadoras como RWE, E.on, EnBW, Vattenfall. Éstas tenían garantizada ya una ganancia de al menos 87 mil millones de euros hasta el año 2023, cuando el gobierno de los socialdemócratas (SPD) y de Los Verdes aprobó su "consenso nuclear" en el año 2002. Y cuando el gobierno de los Democristianos (CDU) y Liberales (FDP) prolongó en otoño de 2010 el funcionamiento de las centrales nucleares, la ganancia de las empresas explotadoras aumentó en unos 140 mil millones de euros más2 . El consorcio RWE ha interpuesto una demanda contra la desactivación de la central "Biblis A". "Usamos los recursos legales para defender los intereses de los accionistas", argumenta el consocio. Pero ¿qué pasa con los riesgos de salud y con los intereses vitales de la población y de los empleados?

  • Consorcios especializados en la construcción y en la dotación técnica de centrales nucleares como Siemens, Toshiba (Japón), Westinghouse (EE.UU.), General Electric (EE.UU.), Rosatom (Rusia) y Areva (Francia) ya están esperando hambrientos al pistoletazo de salida. Las planificaciones para la construcción de nuevas centrales nucleares tienen, a escala mundial, un volumen total de pedidos de aproximadamente un billón de euros. En la lucha competitiva, cada empresa intenta ofrecer la construcción a menor precio, desatendiendo cada vez más los estándares de seguridad mínimos y necesarios.

  • Los gobiernos correspondientes respaldan a los mencionados consorcios. El gobierno alemán, por ejemplo, ofrece garantizar con un importe de más de mil millones de euros la construcción del reactor "Angra 3" en Brasil. Entre las empresas constructoras se encuentra también Siemens. La construcción se prevé en una bahía atlántica, clasificada como área de riesgo de deslizamientos de tierra.3 Todas las propuestas de los partidos políticos CDU, FDP, SPD y Los Verdes para abandonar la energía nuclear se refieren solamente a la explotación directa en Alemania. ¡Esto no significa en absoluto un abandono de la construcción y explotación de centrales nucleares en otros países del mundo, también por monopolios alemanes! Para esto sería necesaria la prohibición de exportación e importación de energía nuclear y de tecnología de centrales nucleares.

  • Los monopolios energéticos y el Estado están compenetrados y entrelazados entre si, de manera muy estrecha y en todos los niveles (Estado Federal, estados federados, municipios). En el estado federal de Renania del Norte-Westfalia los municipios poseen más del 15 % de las acciones de RWE. El estado federal de Baden-Wurtemberg se ha incorporado en el capital del consorcio EnBW, especulando así también con la energía nuclear.

  • Las empresas explotadoras de minas de uranio, de las que algunas (por ejemplo, "Areva") actúan también como empresas constructoras de centrales nucleares. La minería de uranio libera polvo radiactivo en el agua y en el aire; envenena y mata cada año a miles de personas que mueren de leucemia o provoca abortos involuntarios o que nazcan de niños muertos. ¡Esa minería devasta regiones enteras por miles de años!

  • El capital financiero internacional: los grandes bancos se han metido fuertemente en este negocio y tienen un papel dirigente. Del año 2000 al 2009, el Deutsche Bank ha contabilizado 7,8 mil millones de euros como "servicios financieros" para el sector de la energía nuclear. Con este importe el banco alemán ocupa el séptimo lugar entre los diez bancos internacionales más grandes de todo el mundo que se dedican a financiar los negocios de la industria nuclear.4 El Deutsche Bank y el WestLB emitieron, por un importe de 30 millones de euros, bonos del consorcio Tepco, empresa que había sido criticada durante varios años por sus fallas y sus intentos de taparlas.5 Dos de las tres mayores compañías aseguradoras de Japón han entrado en el capital de Tepco. ¡Sin embargo no han asegurado a estas centrales nucleares!

  • El complejo militar-industrial: son –y no en último término– motivos militares y de política de poder los que llevan a la actitud de aferrarse firmemente y sin escrúpulos a esa técnica incontrolable y de peligro mortal. Sólo a través del funcionamiento de centrales nucleares es posible producir masivamente plutonio para la construcción de armas nucleares. Sin la política nuclear no sería posible ni la construcción de nuevas "armas nucleares tácticas" ni el uso de munición de uranio empobrecido en las guerras llevadas en el mundo. La supuesta separación entre un uso militar y un uso "civil" de la energía nuclear no es más que un espejismo.

La exigencia del cierre inmediato de todas las centrales nucleares y la exigencia de la prohibición y destrucción de todas las armas nucleares, biológicas y químicas van de la mano.

 

Las mayores constructoras de centrales nucleares

Las mayores explotadoras de centrales nucleares

Areva/Francia

96

EDF/Francia

73

Rosatom/Rusia

68

Atomenergoprom/Rusia

32

General Electric/Hitachi, EE.UU./Japón

64

Kepco/Corea del Sur

20

Kepco/Corea del Sur

20

Exelon/EE.UU.

17

Mitsubishi Heavy Industries/Japón

19

Tepco/Japón

17

 

 

NNEGC/Rusia

15

 

 

Eon/Alemania

09

 

 

RWE/Alemania

05

Las mayores constructoras y explotadoras de centrales nucleares, en orden por su número de centrales construidas o explotadas

(Fuente: Süddeutsche Zeitung, 18 de marzo de 2011)

 

 

Minimizar y mentir –

todo esto empezó mucho antes de Fukushima

 

Experimentamos una campaña de minimización y encubrimiento sincronizada de los medios de comunicación y de los gobiernos en todo el mundo. Sólo se admite lo que ya no se puede negar. Algunos políticos renombrados de Alemania, como el ex-canciller y partidario de la energía nuclear, Helmut Schmidt (Partido Socialdemócrata) aplauden cínicamente la política inhumana de desinformación: "Hay que evitar un pánico evitable. Un gobierno no tiene la obligación de decir todo lo que sabe." ("FR", 16 de marzo de 2011)

Así se da una mezcla de información y desinformación, de verdades, verdades a medias y mentiras, de reconocimientos y desmentidos, una mezcla que tiene como objetivo desconcertar a las masas. Parte de todo ello son los comunicados que se contradicen, pese a que todos vienen supuestamente de expertos serios. Al desconcierto contribuye también un aluvión de informaciones que no tienen relación con los impactos reales. "Noticias de luto", por la muerte del oso polar Knut por ejemplo, se inflan descaradamente como si se tratase de una auténtica sensación mediática. Esto constituye una manipulación de las opiniones con el deseado efecto de que la gente ya no sepa qué creer o por lo menos se acostumbre a las noticias de horror.

Fiel a ese lema, se desinforma a las personas también en Alemania sobre las consecuencias mundiales de la catástrofe japonesa : "Según el parecer común no es imaginable que el accidente de Japón podría tener consecuencias para Alemania." Esa mentira profirió la cancillera Angela Merkel –una licenciada en física– el 12 de marzo a la prensa. La verdad es que cualquier contaminación radiactiva se extiende a todo el mundo, a través del aire, del agua y del intercambio internacional de mercancías. Así se incrementa la carga total de radiactividad para toda la humanidad. El 23 de marzo se detectó un aumento de la radiactividad en Islandia y en California. El 25 de marzo en Alemania. Fue a principios de abril cuando el tema de Fukushima desapareció de las portadas de los medios burgueses.

 

¡Salvemos el medio ambiente del afán de lucro!

Extracto de la línea política medioambiental del MLPD

Una compilación de la línea política medioambiental del MLPD entre los años 1984 a 2010, con resúmenes de los escritos relacionados con el tema.

64 páginas; 3,50 euros.

 

Mientras tanto la Comunidad Europea incrementó los límites de radiactividad en alimentos – y las autoridades de la CE comentaron lapidariamente que se trata de un procedimiento de estándar.

La minimización sistemática tiene una larga tradición también en Alemania. Tanto el registro de cáncer como los resultados de estudios científicos prueban que niños que viven cerca de centrales nucleares corren un significativo riesgo mayor de enfermar de leucemia. Pero se impide que estos datos salgan a la luz.

Entre los años 1996 y 2010, en las centrales nucleares en Alemania se produjo un promedio anual de 132 de incidentes sujetos a declaración obligatoria. Entre ellos se encuentran accidentes muy graves como incendios, radiactividad fugada y explosiones. Al menos de la central nuclear de Philippsburg se sabe que se han ocultado algunos de estos incidentes sujetos a declaración obligatoria. El motivo: no poner en riesgo el plan del gobierno de Merkel y Westerwelle de prolongar el funcionamiento de las centrales nucleares. El gobierno alemán denomina "tecnología de puente" a la prolongación del funcionamiento de las centrales nucleares. Eso enmascara de manera demagógica los hechos reales. A mediados del año 2010 funcionaban, a nivel mundial, 439 centrales nucleares en 30 países. 56 centrales más se encuentran en construcción, 154 están en fase de planificación, y se habla sobre la construcción de 344 más.

Ninguno de los dirigentes políticos monopolistas y gerentes pueden esquivar la responsabilidad: se conocía perfectamente el peligro mortal y se ha aceptado este peligro deliberadamente. Incluso se dejó constancia de este peligro en los textos de las respectivas leyes con la formulación cínica del denominado "riesgo residual".

La desinformación durante décadas se parece a una guerra psicológica, aquí se encuentra la causa por la cual en muchos países hay muy poco conocimiento sobre los peligros de la energía nuclear y el porqué en estos países la resistencia recién se está empezando a organizar.

 

El mito de la "falta de alternativas" a la energía nuclear

 

Debido al avance de la tecnología y sin perjuicio de la población se podría abastecer al mundo entero de energías totalmente renovables hasta el año 2030 si nos ponemos a trabajar en esto ya.6

Esto es el resultado que arrojan muchos estudios de científicos de la Universidad de Stanford (EE.UU.) entre otras. Las energías fotovoltaica, solar térmica, eólica, geotérmica, hidráulica, de hidrógeno y la bioenergía constituyen para cada país un gran potencial para satisfacer sus necesidades y hacerse autónomos en cuanto a energía se refiere. Además, ya es posible ahorrar un 30%, como mínimo, del consumo total.7

Pero no es interés de los grandes consorcios y ni de los bancos, una administración estricta de la energía y ni acabar con el despilfarro de energía conscientemente provocado, ya que cuanto más energía se gasta tanto mayor es la ganancia que obtendrán. En la caza de inversiones de capital provocan necesidades y mercados artificiales. Mediante la fabricación de artículos electrónicos de corta vida y de productos para usar y tirar carentes de sentido y de baja calidad buscan aumentar las ganancias y el uso de energía para la producción y distribución de estos productos.

Potencial de las energías renovables para la generación de corriente en Alemania*

Según la tecnología actual y su porcentaje en el consumo energético actual

 

Energía eólica marina (Off-shore)

40 %

Estos datos demuestran que sin llevar a cabo medidas de ahorro energético (que supondrían una rebaja del 30% del consumo como mínimo) y sin utilizar otros recursos como la energía undimotriz (generada por las olas del mar) y grandes centrales térmicas solares (en el sur de Europa) se pueden cubrir el 99% de las necesidades energéticas.

Metanización y compostaje integrados de residuos orgánicos y excrementos

35 %

Fotovoltaica

6 %

Energía hidroeléctrica (inclusive plantas pequeñas)

8 %

Energía geotérmica

10 %

Total

99 %

*Cálculos propios apoyados en los datos de "Strom ohne Grenzen" (electricidad sin fronteras) en "Natur+Kosmos" 9/08; Prof. Hiller y Prof. Lutz en "Dokumentation der 4. Offenen Akademie" (documentación de la 4a Academia Abierta), pág.109; más cálculos de H. Scheer (diputado del Partido Socialdemócrata en el Bundestag) y M. Stuhm, Dortmund (en lo referido al uso de biomasa).



El 55% de la energía mundial se gasta en los motores eléctricos de la industria. Se podría reducir el consumo de estas máquinas hasta un 30% mediante el uso de controles de velocidad variable electrónicos.8 Otro ejemplo es que para los monopolios energéticos el uso de la función "stand-by" les reporta beneficios. Sólo en Alemania se necesita la energía de dos centrales nucleares para esto.

Desde hace años que el funcionamiento de centrales nucleares y de carbón impide la alimentación de las redes de corriente con energías renovables. Es absurdo que centrales solares y eólicas se apaguen temporalmente para que centrales nucleares y de carbón funcionen las 24 horas del día a plena potencia.

Para las plantaciones de "biocombustible", se desforestan amplias zonas, se destruye el medio ambiente y se dejan de utilizar áreas agrícolas para la producción de alimentos.

Se impide y, en muchos casos, hasta se reprime tanto el almacenamiento amplio y descentralizado de energía (p.e. en base a la tecnológica de hidrógeno que ya está desarrollada) como la producción de energía renovable a nivel municipal y privado.

Cuando los monopolios piensan en la energía solar y eólica en realidad tienen en mente grandes proyectos que les pueden reportar ganancias, tales como parques eólicos en alta mar o grandes centrales solares en el Sahara. Así se logra subir los precios artificialmente, y la energía y las redes energéticas permanecen en manos de los monopolios.

Convirtiendo las redes eléctricas en corrientes continuas de alta tensión (HVDC – siglas en inglés) se podría transferir la energía a otros países sin pérdida y se podría equipar a los postes con molinos de viento. En los lugares donde se podría destruir el paisaje o causar molestias en zonas habitadas los cables podrían ponerse bajo tierra.

El establecimiento de estas tecnologías de futuro para la producción de energía renovable e inofensiva para el medio ambiente generaría millones de puestos de trabajo y supondría una mejora de la salud y de la calidad de vida. La financiación a costa de las ganancias monopolistas es un planteamiento totalmente realista: las diez empresas petroleras más grandes del mundo tuvieron una ganancia de 180 mil millones de dólares en el año 2007. Con este dinero se podrían construir 450.000 parques eólicos y producir el doble de energía de lo que Alemania necesita. Los monopolios de energía pagan sólo 9 céntimos de euro por cada kilovatio a los productores de energía eólica, en cambio cobran 23 céntimos a sus clientes. La energía térmica solar se puede producir por sólo 5 céntimos/kilovatio hora. Todo esto demuestra que las energías renovables se pueden producir a buen precio, al contrario de los precios monopolistas de los consorcios de energía.9

 

 

¿Elegir entre la peste y el cólera – energía nuclear o tecnología asesina del clima?

 

El gobierno y los monopolios actúan demagógicamente cuando nos dan a elegir entre las centrales nucleares o continuar con la quema de carbón, petróleo y gas que destruyen el clima. Con buenas ganas les apoya, entre otros, Michael Vassiliadis, presidente del Sindicato de la Industria Minera, Química y Energética (IG BCE) de Alemania. Él hace propaganda, actuando como "co-gerente", para la energía derivada del carbón nombrándola una "tecnología puente" contra su propio conocimiento.

Hay quienes dibujan un escenario desolador en el caso de que se cierren inmediatamente las centrales nucleares. Algunos afirman que habría que importar energía nuclear, y otros que se tendrían que construir nuevas centrales térmicas carboneras.

Sin embargo, las centrales térmicas que queman carbón u otro portador fósil de energía no representan ninguna alternativa, pues contaminan el aire y la tierra con dioxina y otras sustancias extremadamente tóxicas, con metales pesados y el CO2 que expulsan durante la combustión contribuye decisivamente a la catástrofe climática que se está desarrollando.

Es un hecho que las centrales nucleares se pueden apagar inmediatamente. De manera temporal habría que garantizar el suministro de energía con la quema de combustibles fósiles. Pero es un hecho también que de ningún modo es necesario ampliar las centrales de este tipo o incluso construir nuevas.

1. Hace mucho que sabemos que la mentira de que "sin las centrales nucleares no tendríamos luz", que vienen divulgando todos los gobiernos federales alemanes en los últimos 50 años, son falsas. Hace poco tiempo que se desactivaron siete centrales nucleares de un día para otro sin que siquiera una bombilla se apagara. De hecho, en el verano extremadamente caluroso del 2003 y también en el 2007 se desconectaron casi todas las centrales (en algunos casos durante varios meses) sin que esto supusiera algún problema.

2. Alemania tiene la capacidad de producir más energía de la que consume. Durante el año 2009 la capacidad de producción de corriente fue de un total de 152,9 gigavatio (GW). La parte de las centrales nucleares en esto alcanza sólo 21,5 GW del total. El país necesita como mínimo 40 GW y como máximo unos 80 GW en casos concretos. Las energías fósiles en el 2009 originaron 79,7 GW y las energías renovables 46,9 GW.10 Es decir que se puede llegar a satisfacer la necesidad existente de energía sin las centrales nucleares.

3. Christoph Mauerer, director general de la consultoría Consentec, manifiesta abiertamente que "lo que se ha valorado en la discusión sobre la ampliación del tiempo de funcionamiento de las centrales nucleares no ha sido la falta física de energía, sino la rentabilidad".11 Son sobre todo los pequeños consumidores los que asumen los costos. Los pequeños consumidores de corriente eléctrica pagan hoy en día más del doble, mientras que las empresas pagan sólo 11,08 céntimos de euro por kilovatio hora.12

4. No se utilizan energías renovables que ya están disponibles. De esta forma se han desconectado frecuentemente por ejemplo parques eólicos en Schleswig-Holstein (norte de Alemania) para que centrales nucleares y térmicas funcionen a plena potencia. Según la Asociación de Consumidores de Energía, sólo las centrales solares construidas en Alemania durante el año 2010 tienen la capacidad de cubrir la producción de las centrales nucleares que actualmente están desconectados de la red.13

5. El gobierno ha reducido la tasa por suministro de energía solar de instalaciones privadas en un 40%.14 ¡Así, Merkel, Westerwelle y Röttgen demuestran su aprecio por las energías renovables!

6. Sólo la energía hidráulica producida en Noruega podría sustituir a 60 centrales nucleares europeas. Se impide la importación de energía en Alemania a través la norma Kraft-Netzanschlussverordnung KraftNAV (Norma sobre la alimentación de redes de electricidad – nota de traductor) de 2007.15 Según la cual se permite que las centrales aporten energía en la red alemana, pero no que esto se haga mediante cables marítimos provenientes de otros países. Hasta el momento el gobierno no tiene ninguna intención de modificarla.

La quema de combustibles fósiles puede y debe reducirse a cero paulatinamente hasta el 2030, ¡para esto la energía nuclear y otras prácticas que ponen en peligro al clima no son las alternativas! Sino la implementación del uso inmediato y completo mediante las capacidades y posibilidades actuales de producción de energías renovables y su extensión forzada por toda Europa y el mundo.

 

 

"System Change, not Climate Change"*

 

La catástrofe nuclear de Japón plantea preguntas fundamentales como: ¿Es el ser humano quien destruye el medio ambiente? Pero, ¿es verdad que el ser humano, en sí, es responsable de esta situación?

Desde que el ser humano se irguió sobre el reino animal su unión con la naturaleza forma el fundamento de toda sociedad. Desde las sociedades primitivas, pasando por la esclavitud, el feudalismo y el capitalismo las sociedades humanas se han podido desarrollar interaccionando con la influencia sobre la naturaleza.

Sin embargo, "con el desarrollo hacia el imperialismo y la extensión de la producción capitalista de mercancías a nivel mundial, la explotación abusiva de la naturaleza y la destrucción del medio ambiento pudieron adquirir dimensiones mundiales" escribe Stefan Engel en su libro Aurora de la revolución socialista internacional". (pág. 189 de la edición en alemán).

En la actualidad el capitalismo ha alcanzado irrevocablemente un estadio en el que la producción sólo puede funcionar bajo la condición de la destrucción crónica del medio ambiente. A pesar de que la conciencia medioambiental crece en miles de millones de personas la destrucción del medio ambiente avanza cada vez más. Ha empezado la transición a una catástrofe medioambiental global que amenaza la existencia de la humanidad. Cada vez hay más daños irreparables que afectan a todo el mundo provocado por la destrucción del clima, de la biodiversidad, de los mares, de las selvas y por la contaminación nuclear y química.

*"System Change, not Climate Change" significa "un cambio del sistema social en vez de un cambio climático o sea la destrucción del clima". Muchos jóvenes medioambientalistas se oponen con este lema a la política medioambiental imperialista. Este eslogan se hizo famoso en la cumbre sobre el cambio climático celebrada en Copenhague en diciembre de 2009.

 

Foto: China en 1972: En esta planta se produjeron alquitrán, gas, gasóleo y asfalto de desechos.

 

Esta destrucción no está ligada a la naturaleza del hombre ni es típica de todas las sociedades humanas. Se da en el imperialismo que sólo puede existir en la crisis actual de carácter universal y general. Hoy en día son fenómenos internacionales la crisis estructural crónica sobre la base de la nueva organización de la producción internacional, las crisis financieras y económicas que se dan cada vez a intervalos de tiempo más cortos y con mayor fuerza, las crisis políticas latentes o abiertas, el peligro general de guerra, la crisis del neocolonialismo, la crisis del orden familiar burgués y por último, pero no por ello menos importante, la crisis de la ciencia y de la ideología burguesa. Bajo estas condiciones se desarrolla la aurora de la revolución internacional socialista.

La historiografía con motivos anticomunistas esconde premeditadamente el alto nivel de unidad entre el ser humano y la naturaleza que se logró en las sociedades socialistas del siglo XX. En China, bajo la dirección de Mao Tsetung, se llevaron a cabo grandes avances en materia de la economía circular*. Sin embargo, mayores crímenes medioambientales volvieron a aparecer tras la restauración del capitalismo en los países anteriormente socialistas.

*El metabolismo en la naturaleza se organiza en ciclos "sin basura". La producción humana se debe organizar también según este principio.

 

Hoy en día todos los elementos esenciales de una economía circular basada en energías 100% renovables están técnicamente maduros. Tenemos a nuestro alcance métodos de producción naturales como la biónica (la conexión entre biología y técnica). La máxima que proponemos es la siguiente: ¡aprender de la naturaleza y que la producción esté en armonía con ella!

La capa dirigente a nivel mundial de los supermonopolios internacionales impide que esto suceda. Sus beneficios dependen del malgasto, el saqueo y la destrucción de nuestro medio ambiente y para ello sacrifican nuestra salud, nuestra vida y el futuro de las generaciones venideras.

¡Únicamente luchando contra estos supermonopolios interncionales y haciéndoles responsables económicamente se puede conseguir un cambio en la política energética! Mediante el socialismo se puede conseguir que la producción y el consumo de energía se orienten completa y duraderamente a la armonía entre el ser humano y la naturaleza.

Con la mirada puesta en los futuros Estados socialistas unidos del mundo, Stefan Engel, presidente del MPLD, escribe lo siguiente: "En el modo de producción social del socialismo la rentabilidad de los medios de inversión aplicados es tan sólo un criterio, los otros no son menos importantes: sobre todo qué productos necesita verdaderamente la sociedad y en qué cantidad y calidad; cómo se pueden producir esos productos respetando al medio ambiente y a los recursos; en qué medida deja reducirse el agotador trabajo físico o si los procesos productivos son compatibles con la salud; cómo se toma influencia en el crecimiento de la población y puede hacerse realidad una alimentación con víveres saludables; cómo se puede evitar el innecesario derroche de transporte y se permite desarrollar un sistema de transporte respetando al hombre y la naturaleza; cómo se puede recuperar al medio ambiente natural ya fuertemente deformado; etc." (Ibídem, pág. 207)

¡La discusión sobre las perspectivas sociales del verdadero socialismo, como salida fundamental a la destrucción medioambiental capitalista, enriquece la resistencia activa y le da firmeza y perspectivas!

 

¿Aún se puede salvar al planeta?

Causas y soluciones a la catástrofe medioambiental que se cierne sobre nosotros.

¿Qué papel juega el ser humano en la naturaleza? ¿Un juguete, una molestia o un enriquecimiento? ¿Cómo se originó el clima mundial? ¿Cómo se puede evitar la catástrofe climática que nos amenaza? En el capítulo "Por un cambio hacia la economía circular" los autores desarrollan alternativas realistas al problema de la basura, de la producción energética, la alimentación mundial, el caos de transportes y otras cuestiones vitales. Enfocan su crítica en los que han provocado la actual amenaza al clima y la política encubridora de los poderosos. El libro finaliza con un "alegato a favor del fortalecimiento del nuevo movimiento medioambientalista”. 103 páginas en su edición alemana, 6,50 euros.

 

 

¿Se pueden cerrar las centrales nucleares a través de elecciones?

 

El fin de semana después de la catástrofe nuclear de Japón el gobierno de Merkel y Westerwelle expresó su fidelidad incondicional a las centrales nucleares alemanas. El 12 de marzo Norbert Röttgen, ministro de medio ambiente miembro del partido democristiano declaró que "las discusiones políticas sobre la seguridad y el tiempo de funcionamiento de las centrales nucleares en Alemania son inadmisibles". (Spiegel-Online, 12 de marzo de 2011).

Sin embargo, muchos no se dieron por vencidos. Durante el fin de semana se manifestaron 60.000 personas en toda Alemania por el cierre de todas las centrales nucleares. El lunes 15 de marzo 120.000 manifestantes participaron en acciones de protesta en más o menos 450 ciudades. En el gobierno se inició una actividad frenética. ¡Al cabo de pocas horas se desconectaron temporalmente siete centrales nucleares, lo que jamás habría sucedido sin estas protestas masivas! Una semana después, el 21 de marzo, hubo manifestaciones en 742 ciudades en las que participaron 140.000 personas. El 26 de marzo este número aumentó hasta el cuarto de millón en cuatro manifestaciones.

El gobierno se enfrenta a una gran contradicción entre su política nuclear y la opinión de la mayoría de la población. Esto representa un gran mérito del fuerte movimiento antinuclear en Alemania, activo desde hace décadas. El gobierno impuso prolongar el funcionamiento de las centrales nucleares contra la voluntad de entre el 60 y el 70% de la población. Su tan alabada "democracia" no es más que una fachada. Así es como aparece el verdadero carácter de la dictadura de los monopolios. Si realmente se siguiera "la voluntad de la mayoría de la población" las centrales nucleares estarían cerradas y ya no habría ni un solo soldado en Afganistán.

Al parecer la cúpula del partido de Los Verdes representada por Claudia Roth, Jürgen Trittin y Cem Özdemir confía en un corto período de semidesintegración de la memoria colectiva. ¿Ya se olvidó? ¡Los Verdes formaron gobierno con los socialdemócratas desde el 1998 hasta el 2005!

Los resultados de esta coalición fueron las guerras del ejército federal contra Yugoslavia y Afganistán, la Agenda 2010 con las leyes Hartz y a la incineración de basura en toda Alemania.

Además, el gobierno de Schröder y Fischer se arrodilló ante los monopolios energéticos regalando la prolongación del funcionamiento de las centrales nucleares hasta el 2020. De manera descarada y engañosa denominaron ese "consenso" como "abandono de la energía nuclear": "El gobierno federal garantiza el funcionamiento ininterrumpido de las centrales nucleares así como su desmantelamiento". Esta frase está escrita en el acuerdo que el en ese entonces Ministro del Medio Ambiente Jürgen Trittin suscribió con los monopolios energéticos. Con esta máxima Trittin y sus copartidarios Verdes del gobierno se despidieron del movimiento de protestas como por ejemplo contra el transporte de residuos nucleares mediante contenedores Castor.

En la actualidad la cúpula parlamentaria de los Verdes que está en la oposición se presenta como purificada. Pero hasta ahora no reclaman el cierre inmediato de las todas las centrales nucleares. Según ellos, no es sino hasta el 2017 que se debería cerrar la última central nuclear. De momento no hay ni la menor señal de autocrítica respecto a su política de gobierno. La "purificación" no es más que una falsa imagen.

Ya hace tiempo que los Verdes dejaron de ser un partido contestatario ecologista para convertirse en un partido monopolista conforme con el capitalismo y soporte del Estado, aun cuando gran parte de sus miembros siempre se han aferrado consecuentemente a los objetivos de la política medioambiental. Sus representantes líderes son portadores del ecologismo imperialista, o sea de una política ambiental en las palabras pero imperialista en los hechos. Según ellos, el medio ambiente sólo se puede salvar con los capitalistas como aliados y respetando el interés de lucro de éstos.

Hace años que los monopolios dirigentes descubrieron la bandera de la protección medioambiental como instrumento para la competencia internacional, la inversión de capitales y como campo para la maximización de sus ganancias. Particularmente perverso es el comercio de derechos de contaminación con CO2 otorgados por el gobierno a los consorcios. Con estos derechos se puede jugar en la Bolsa para conseguir ganancias adicionales. Hoy en día, el capital financiero internacional y sus gobiernos aliados, en muchos casos ponen en práctica políticas de poder bajo la bandera de la protección del medio ambiente. En este "lavado verde" (Greenwashing) los grandes monopolios alemanes son los campeones mundiales. Por ejemplo el presidente de Siemens, Peter Löscher, declaró a su empresa líder en la "revolución verde" justo después de un mes de haber forjado un joint venture con la empresa rusa Rosatom para convertirse en líder mundial de la energía nuclear.

Ecologismo pequeñoburgués e imperialista

El ecologismo imperialista se ha convertido en un método esencial del manejo de la crisis imperialista, de la competencia internacional y de las medidas coercitivas que se aplican a los países oprimidos y explotados por el neocolonialismo. … El ecologismo pequeñoburgués se basa en el presunto "poder de los argumentos" en atractivas y si es posible pesimistas campañas informativas y en espectaculares acciones individualistas. Además, divulga el escepticismo frente a los obreros y frente las amplias masas y difunde un movimiento medioambientalista sobre la base del anticomunismo moderno. (Documento del VIII Congreso del MLPD, octubre de 2008).

 

En lugar de llamamientos o el "lavado verde", el Partido Marxista-Leninista de Alemania (MLPD) aboga por una amplia resistencia activa no partidarizada en todo el mundo. ¡Argumentos y evocaciones de advertencias no conmueven a los consorcios! El movimiento antinuclear lleva intentándolo desde hace 40 años sin resultado.

También es correcto criticar los intentos de transformar las acciones de protesta en actos publicitarios para los proveedores de energías ecológicas. La consigna de que "uno mismo tiene que salir de la energía nuclear" no es apta para torcerles el brazo a los monopolios de la energía, aun cuando es razonable emplear energías renovables en el sector privado. Bajo las relaciones capitalistas de poder estas "medidas de boicoteo" sólo podrían como máximo mostrar los defectos y en el mejor de los casos marcar un hito.

Para la mayoría de las personas está claro que el gobierno intenta ganar tiempo con su llamada "moratoria", aun cuando al ministro de Economía Rainer Brüderle (FDP – Partido Liberal Demócrata) no se le hubiese escapado esto delante de Federación de la Industria Alemana (BDI). Es motivo de desconfianza que el gobierno alemán quiere someter a un nuevo control de seguridad a las centrales nucleares supuestamente más seguras del mundo. Depende de nosotros si al final logran salvar la energía nuclear de esta crisis con trucos semejantes.

Las y los camaradas del MLPD están, junto a muchos miembros del partido de Los Verdes y del Partido de Izquierda, en primera fila de las protestas. La pregunta crucial que hay que dirigir al Partido de Izquierda es si se quedará en declaraciones en el Parlamento Federal del tipo "las centrales nucleares deben ser puestas fuera de funcionamiento inmediatamente, sin dilaciones indebidas"16 o si participará activamente en el movimiento por el cierre inmediato.

El MLPD ha informado inmediatamente a nivel mundial a través de sus relaciones en la ICOR (Coordinación internacional de partidos y organizaciones revolucionarios) y ha empezado a desarrollar y a coordinar las protestas.

Se han traducido tres volantes del MLPD a varios idiomas, entre ellos al japonés, disponibles en todo el mundo a través de Internet. El sindicato nipón ALUI (Sindicatos Aliados de Independencia) agradeció al MLPD "por la traducción al japonés de vuestra declaración. … Nuestro objetivo es el cierre de todas las centrales nucleares y el fin de los programas nucleares, además de un cambio fundamental de esta política y sociedad antipopular. Estamos dispuestos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance por el bien de la clase trabajadora japonesa. Vuestra preocupación, solidaridad y vuestros consejos serán nuestra mejor fuente de inspiración".

También en Alemania, los trabajadores se están movilizando activamente por esta causa, como por ejemplo en Schweinfurt, donde el 21 de marzo los obreros participaron en acciones de protesta durante su jornada laboral. El movimiento medioambientalista alemán tiene mucha responsabilidad en la difusión mundial de los peligros de la energía nuclear y cómo éstos se deben y se pueden evitar.

La mejor muestra de solidaridad y de preocupación por los afectados de la catástrofe nuclear en Japón es imponer el cierre inmediato de todas las centrales nucleares a costa de sus explotadoras. . Esto no se conseguirá confiando en el gobierno y en el parlamento, sino a través de la resistencia activa coordinada a nivel mundial, con acciones de protesta, manifestaciones hasta incluso huelgas así mismo mediante la participación en grupos de resistencia contra la muerte nuclear y la catástrofe climática los que actualmente organiza el REBELL, la organización juvenil del MLPD.

El MLPD apoya la iniciativa de conmemorar el 26 de abril, fecha que coincide con en el vigésimo quinto aniversario de la catástrofe de Chernóbil, como día mundial de la lucha contra la muerte nuclear. Asimismo respalda todas las actividades relacionadas a esta celebración que se realizarán en Semana Santa.

 

 

¿Qué se debe imponer ahora?

 

En aras de garantizar la supervivencia de la humanidad se deben tomar medidas inmediatas a nivel mundial para salvarnos de la muerte nuclear y de la catástrofe climática. ¡Participa en la construcción de un frente internacional de resistencia contra los destructores del medio ambiente!

¡Las víctimas de Chernóbil y Fukushima, de la minería de uranio y las miles de víctimas de la radiación lo demandan! ¡No debe suceder nunca más un mayor accidente nuclear previsible!

Por esto: ¡exigimos el cierre inmediato de todas las centrales nucleares del mundo a costo de sus explotadoras! Exigimos que los consorcios y explotadores responsables asuman los daños y perjuicios a la salud de las personas y al medio ambiente tanto existentes como futuros, además de que se investigue qué hacer con los residuos nucleares y que asuman los costos de transporte y almacenamiento.

¡Exigimos la prohibición y la destrucción de todas las armas atómicas, biológicas y químicas!

¡Alto al despilfarro consciente y provocado de la energía!

Por esto: exigimos reglamentos estrictos para la gestión de la energía y el ahorro de electricidad, programas de ahorro de energía, de saneamiento de casas y de la construcción de casas de baja energía a nivel municipal. Renovación inmediata de las redes eléctricas mediante la tecnología de corrientes continuas de alta tensión con poca perdida de energía, así como la construcción de almacenes de energía tanto centrales como descentralizadas. ¡Tomemos rumbo hacia el uso inmediato e ilimitado de energías 100% renovables!

Hundirnos en una catástrofe climática global no es ninguna alternativa a ni a la muerte nuclear ni a la contaminación radiactiva.

En el pasado fueron los socialistas los que se preocuparon activamente por el medio ambiente, y hoy en día también son los marxistas-leninistas que asumen dicho compromiso. Hace más de 100 años que Carlos Marx declaró: "Ni siquiera una sociedad entera, ni una nación, ni todas las sociedades que coexistan al mismo tiempo, son propietarias de la tierra. Sólo son sus poseedores, sus usufructuarias, y como boni patres familias (buenos padres de familia) tienen que dejársela mejorada a las generaciones futuras" (Marx, El Capital, libro III, tomo III, Ediciones AKAL, Madrid, 2000, pág. 215).

 

Por esto: exigimos la reducción drástica de la emisión de gases invernaderos del 70% al 90% hasta el año 2030. ¡Alto a la construcción de grandes centrales térmicas fósiles! ¡Qué se prohíba paso a paso la combustión de portadores de energía fósiles!

La incineración de basura destruye materias primas producidas con mucho consumo de energía y recursos importantes, además provoca una intoxicación crónica del pueblo al propagar miles de sustancias tóxicas sobre el país.

Verdaderos procedimientos técnicos de reciclaje como el reciclaje criogénico de la basura y la utilización de los residuos biológicos de los hogares, la horticultura, la agricultura y de la explotación forestal para convertirlos en energía y compost son descartados.

Por esto: exigimos la prohibición de la incineración de basura y un viraje a la economía circular incluyendo nuevas técnicas como el reciclaje criogénico, la bioenergía, la metanización y el compostaje integrados. Exigimos también que se produzcan productos aptos para el reciclaje y que se excluyan sustancias tóxicas de la producción, así como la creación de nuevos puestos de trabajo para la protección medioambiental y la economía circular a costa de las ganancias.

Mientras que en los países imperialistas existe una sobreproducción de energía, en África, por ejemplo, la mitad de las personas no tiene suministro eléctrico. Los imperialistas dejan abandonado al sector de la humanidad que no les reporta ganancias máximas, y al que consideran "población excedente". Allá donde han saqueado y robado las riquezas del subsuelo dejan tierra quemada. Sin embargo, se podrían inmediatamente electrificar a todas las poblaciones de esos lugares mediante energía solar y bioenergía.

Por esto: exigimos la cesión gratuita de las tecnologías necesarias a todos los países. ¡Alto a la desforestación de las selvas y a la degradación de terrenos cultivables y de los océanos! ¡Alto inmediato al comercio de emisiones! ¡Por la prohibición internacional de las plantaciones de biocombustible y de la privatización del agua!

¡Producción inmediata de automóviles de cero emisiones y de portadores de energía sin sustancias nocivas como el hidrógeno y amplificación de las redes necesarias de suministro!

Una economía circular amplia sólo se puede realizar exitosamente con un nuevo tipo de industrialización y un nuevo nivel de integración de los diferentes procesos de producción y recuperación. Este proceso es idéntico a la creación de una sociedad socialista donde lo más importante no sean la plusvalía y la acumulación de capital, sino la satisfacción de las necesidades de la humanidad en armonía con la naturaleza.

Por todos estos motivos:

¡Por la solidaridad internacional y la lucha común contra el capital financiero!¡Castigo severo a los delincuentes medioambientales capitalistas!

¡Por la construcción de un frente de resistencia internacional para el rescate del medio ambiente del afán de lucro de los monopolios internacionales!

¡Salvemos al medio ambiente del afán de lucro – por el verdadero socialismo en todo el mundo!

1 www.greenpeace.de

2 Revista Umwelt.Medizin.Gesellschaft (Medio Ambiente.Medicina.Sociedad), edición 1/2011, pág. 3

3 periódico FR-online, 18 de marzo de 2011

4 www.nuclearbanks.org

5 www.urgewald.de

6 Plan para un mundo sin emisiones hasta el año 2030. Spektrum der Wissenschaft (Espectro de la ciencia), diciembre de 2009

7 Resumen propio de las siguientes fuentes: Strom ohne Grenzen (Electricidad sin fronteras) en Natur+Kosmos 9/08 y Prof. Hiller/Prof. Lutz en Dokumentation der 4. Offenen Akademie (Documentación de la 4a Academia Abierta)

8 Comunicado de prensa de Prof. Lutz, Universidad Técnica de Chemnitz

9 Según: Klimaschutzprogramm (Programa para la protección del clima), pág. 10

10 Ministerio Federal de Economía y Tecnología

11 Die Welt, 15 de marzo de 2011

12 VAA Magazin (Revista de la asociación de académicos empleados y ejecutivos de la industria química), diciembre de 2010

13 bild.de, 25 de marzo de 2011

14 Darmstädter Echo (Eco de Darmstadt), 19 de julio de 2010

15 REPORT Mainz

16 Gregor Gysi ante el Parlamento Federal, 15 de marzo de 2011

Acciones de Documento