Usted está aquí: Inicio / 2011 / Declaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnez

Declaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnez

ICC - International Coordinating Committee, 23 de enero de 2011

1 – El viernes, 17 de diciembre de 2010 Mohamed Bouzazizi, un joven licenciado de 26 años sin empleo se prendió fuego. Se sacrificó después de que la policía local de Sidi Bouzid había confiscado sus únicos medios de sustento, es decir un carro para la venta de frutas y de verduras. Esto fue el inicio de una insurrección popular, la cual tomó su primer apogeo el viernes, 14 de enero de 2011 con la fuga del dictador Ben Alí a Arabia Saudita. La insurrección se dirigió contra el hambre, la miseria y el desempleo, el cual en particular afecta a la juventud, así como contra el régimen antidemocrático de Ben Alí.

2– En todo el país estallaron manifestaciones en las calles, reuniones y huelgas espontáneas contra el régimen de Ben Alí, dirigidas por activistas revolucionarios de la clase obrera en el lugar. Los protestantes exigieron pan, trabajo para la juventud y el derecho a una vida digna.

3 – La respuesta de la clase dominante frente a esta revuelta de la juventud explotada y desposeída de su futuro, fue una lluvia de balas con más de 100 personas que perdieron su vida.

4 – Frente a ese derramamiento de sangre la burguesía de los países "democráticos" alzó el dedo para condenar la barbarie del régimen y exigir que se termine la represión. ¡En cambio, varios imperialistas y compradores son cómplices de esta masacre! Incluso los medios de comunicación burgueses sólo difunden una imagen incompleta y distorsionada sobre los crímenes de Ben Alí.Declaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnez

5 – Después del sangriento fin de semana del 8 y 9 de enero de 2011, el Estado francés todavía ofreció su apoyo abierto a ese dictador desconsiderado. En su discurso ante la Asamblea Nacional el 12 de enero de 2011, la ministra de asuntos exteriores Declaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en TúnezfDeclaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnezrancesa, Michèle Alliot-Marie, ofreció ayuda a las fuerzas de seguridad del Túnez: "AfirmDeclaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnezamos que la habilidad de nuestras fuerzas de seguridad, la cual es reconocida en todo el mundo, posibilitaría resolver la situación de seguridad en este país."

6 – Este sangriento terror estatal ya no pudo detener a las masas de luchar por relaciones democráticas. Se desarrollaron reuniones y manifestaciones de solidaridad en todo el país: Sfax, Kairouan, Thala, Bizerte, Sousse, Meknessi, Souk, Jedid, Ben Gardane, Medenine, Siliana … Pese a la represión, pese a la falta de libertad de opinión, los manifestantes alzaron pancartas con las letras: "¡Hoy ya no tenemos miedo!"Declaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnez

7 – Las fuerzas de la represión respondieron a las protestas con una lluvia de balas. El 24 de diciembre de 2010 balas de la policía asesinaron a Mohamed Ammari, unDeclaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túnez joven manifestante de 18 años. Otro manifestante, Chawki Hidri, sufrió graves heridas y falleció el 1 de enero de 2011. La represión en Kasserine, Thala y Regueb contra las maDeclaración de la ICODeclaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en TúnezR respecto a la insurrección popular en TúnezDeclaración de la ICOR respecto a la insurrección popular en Túneznifestaciones se convirtió en una masacre. La policía disparó a sangre fría a la mar de gente y asesinó a más de 25 personas. ¡Hasta el viernes, 14 de enero de 2011, más de 90 asesinados figuraron en la lista provisional establecida sobre las personas afectadas por balas!

8 – A partir del 3 de enero de 2011 los escolares se movilizaron mutuamente utilizando celulares y la Internet, en particular Facebook y Twitter para llamar a una huelga general de todos los escolares. Se manifestaron el 3 y 4 de enero de 2011y hubo licenciados sin trabajo que se incorporaron en Thala. Los jóvenes manifestantes fueron confrontados con porras y gas lacrimógeno. Durante estos enfrentamientos ocuparon la sede del gobierno e incendiaron el centro del partido gobernante. El llamamiento a una huelga nacional de los escolares difundido por Internet se cumplió en varias ciudades. En Tunis, Sfax, Sidi Bouzid, Bizerte, Grombalia, Jbeniana y Sousse los desempleados se juntaron a los escolares. También en Hammamet y Kasserine hubo reuniones de solidaridad.

9 – El 27 y 28 de diciembre de 2010 hubo abogados que se juntaron al movimiento de solidaridad con la población de Sidi Bouzid. Frente a las detenciones, los graves ataques físicos y la represión impuesta a ellos, los abogados llamaron a una huelga general para el 6 de enero de 2011. Hubo también huelgas de los periodistas en Tunis y de los maestros en Bizerte.

10 – Se organizó un bloqueo informativo total. Se impuso un toque de queda para varios lugares de la región Sidi Bouzid y se movilizó al ejército. En Menzel Bouzaiane no era posible transportar a los heridos al hospital y faltaban alimentos para la población. Las escuelas se utilizaron como hospedaje para los refuerzos de policía.

11 – Ben alí dio una declaración pública intentando así restablecer la calma. Prometió de crear 300.000 puestos de trabajo desde el 2011 hasta el 2012 y de liberar a todos los manifestantes salvo los que cometían vandalismo. Despidió a su ministro del interior para convertirle en el chivo expiatorio denunciando al mismo tiempo a la política "orquestada" de una minoría de ser "extremista" y "terrorista". Según él ellos intentaron a dañar los intereses del país.

12 – Hasta el viernes, 14 de enero de 2011, la rabia de la clase obrera y de la gente oprimida crecía tanto que todos en Tunis salieron a las calles. Los manifestantes comenzaron a moverse hacia el Ministerio del Interior y el palacio del dictador Ben Alí, el cual se escapó a Arabia Saudita.

13 – Las protestas expulsaron con éxito al dictador Ben Alí, pero su partido y sus personajes intentaron a engañar a las masas. El primer ministro Mahamet Ganoushi colocó a Fouad Lambazae, el presidente de la segunda cámara del parlamento, en el lugar de Ben Alí y constituyó un gobierno. Este prometió organizar elecciones después de dos meses. Pero las masas rechazaron esta manipulación y empezaron a constituir comités populares en cada ciudad y en cada pueblo. Cada día estaban en huelga contra este gobierno.

14 – La ICOR apoya la lucha de la clase obrera y las masas oprimidas en Túnez. Apoya el derecho de la gente de poder decidir sobre su propio futuro político y económico.

15 – La ICOR apoya la reivindicación de dimisión del gobierno por parte del movimiento popular y exige la constitución de un gobierno democrático por el pueblo. Ya se han establecido consejos en cada pueblo, ciudad y metrópoli. La ICOR apoya a tales consejos como una forma de la democracia directa.

16 – La ICOR constata también de que hay una tendencia hacia un arreglo protagonizado por algunos partidos de la oposición. Ellos quieren conseguir un arreglo reemplazando a las personas en el poder, mientras que no se cambie el sistema explotador. La ICOR apoya la lucha de los consejos populares a nivel local regional y de los demás contra esta tendencia.

17 – La lucha de la clase obrera y de la gente oprimida de Túnez es una señal para otros países del mundo árabe y más allá. Esta lucha demuestra de cómo la gente puede superar un régimen dictatorial y determinar su propio futuro. La ICOR llama a todos sus miembros a apoyar este intento del pueblo de todas maneras posibles.

  • ¡En solidaridad con la clase obrera y las masas oprimidas de Túnez y del Magreb!

  • ¡En solidaridad con la juventud dondequiera que luche contra el hambre y el desempleo!

  • ¡En solidaridad con la lucha por un poder popular democrático en Túnez!

Acciones de Documento