Usted está aquí: Inicio / 2012 / Las lecciones de Hiroshima y Nagasaki

Las lecciones de Hiroshima y Nagasaki

Asunto: Propuesta de una declaración para el día 6 de agosto, de el secretariado del ICOR ICC, 30 de Julio 2012

A los miembros de la ICOR

Asunto: Propuesta de una declaración para el día 6 de agosto

¡Queridas y queridos camaradas!

El secretariado ha desarrollado la siguiente propuesta, la cual puede ser empleada en la agitación y propaganda para el día 6 de agosto (día de Hiroshima):

Las lecciones de Hiroshima y Nagasaki

Una vez más se avecina el 6 de agosto y el mundo está forzado a acordarse de los horrores del holocausto nuclear de Hiroshima y Nagasaki.

Hoy día, en todo el mundo existe un amplio movimiento en contra del uso irresponsable de la energía nuclear. Recién hace poco tiempo, la ICOR y la ILPS han emprendido una colecta mundial de millones de firmas contra la energía nuclear y las armas nucleares. Ese día, sin duda, servirá para animar a esta campaña para esfuerzos aún mayores.

Al mismo tiempo, el 6 de agosto también devuelve el horror de la guerra. Lenin demostró que el imperialismo significa guerra. Después de la Segunda Guerra Mundial, los nuevos métodos empleados por el imperialismo han conducido a que se postergaran los peligros de una guerra mundial. A la vez han surgido un sinnúmero de guerras subsidiarias y guerras de menor extensión. También ellas se libran para imponer intereses de ganancia y de poder.

Hay una preocupación justificada por una escalada de tales guerras con ataques que posiblemente se dirigirán contra objetivos como Siria, Irán, o Corea del Norte. Mientras que la tendencia principal en el mundo es la lucha por verdadera libertad y democracia, la crisis económica y financiera mundial, que perdura y que se agudiza, aumenta el peligro general de guerra. Como comunistas, nos oponemos claramente a la hegemonía imperialista y la guerra.

La tarea de la ICOR y de sus organizaciones afiliadas es unirse con miles de fuerzas alrededor del mundo que están en contra de la guerra. Debemos llamar la atención de los pueblos del mundo al hecho de que el imperialismo conduce a la guerra. La gran preocupación de muchas personas todavía va unida con ilusiones pacifistas. Estas impiden a menudo a que luchen contra el imperialismo.

Creemos la unión con todas las fuerzas que se dirigen contra de la energía nuclear, las armas nucleares y la guerra, y dirijamos nuestra rabia contra el sistema imperialista. Estas son las lecciones de Hiroshima y Nagasaki.

Saludos solidarios,

Stefan Engel

Acciones de Documento