Usted está aquí: Inicio / 2012 / Las turbulencias del sistema imperialista mundial están preparando el terreno para una crisis revolucionaria mundial

Las turbulencias del sistema imperialista mundial están preparando el terreno para una crisis revolucionaria mundial

Entrevista del semanario Rote Fahne con Stefan Engel, el presidente del MLPD (Partido Marxista-Leninista de Alemania), del 04/01/2012

El colapso de la banca de inversión Lehman Brothers en septiembre del 2008 fue la causa desencadenante de una crisis económica y financiera a nivel mundial. Su transcurso se difiere mucho comparado con anteriores crisis económicas mundiales después de la Segunda Guerra Mundial. ¿A qué se debe eso?

 

A finales del 2008 ya habíamos pronosticado de que ésta iba a ser la más profunda crisis económica y financiera mundial que ha vivido el capitalismo hasta ahora en lo que se refiere a su dimensión, profundidad y efecto. Al principio pareció que el desarrollo iba a ser otro. Con un manejo de crisis imperialista internacional conjunto sin precedentes se consiguió así evitar el derrumbe incontrolado del sistema financiero mundial y frenar la caída en plena crisis de la economía mundial. Pero los dominantes sobre todo consiguieron amortiguar, por el momento, las sacudidas políticas que normalmente suelen acompañar a tales crisis económicas.

Tres años y medio después del estallido de esta crisis económica y financiera mundial, ahora se está avecinando una nueva caída económica que profundizaría y agudizaría aún más la continua crisis económica y financiera mundial. Los gobiernos de los países imperialistas están ante un gigantesco montón de ruinas y nadie sabe cómo quitarlo de en medio. El manejo internacional de crisis ha fracasado.

Mientras tanto, el principal problema de los dominantes consiste en que ya no tienen bajo control las repercusiones políticas de la crisis económica y financiera mundial. Con eso se reduce drásticamente el margen de maniobra para medidas estatales que buscan continuar el manejo de crisis.

Las luchas económicas y políticas de las masas están dominando entretanto la imagen en la mayoría de los países del mundo. El movimiento insurreccional democrático, que tenía su punto de origen en el norte de África, se ha propagado por cada vez más países. En todo el mundo, las masas están sensibilizadas en contra del capital financiero internacional, único dominante y sus métodos explotadores y represivos. La lucha transnacional por la libertad y por la democracia ha llegado a ser el fenómeno más destacado de nuestro tiempo.

No se puede superar la tendencia general de propensión a la crisis del sistema imperialista mundial; no será posible en un futuro próximo dominar la crisis económica y financiera mundial. Habrá tormentas políticas, y esas van a acelerar la tendencia a una crisis revolucionaria mundial.

 

A principios de diciembre de 2011 se celebró una cumbre de la UE sobre la crisis; fue ya la décimo tercera cumbre desde principios del 2010. ¡Los gobiernos participantes festejaron el resultado y lo valoraron como un éxito en los esfuerzos por "estabilizar el sistema financiero europeo"! Pero entretanto nadie de verdad quiere dar crédito a eso.

 

¡Este escepticismo es más que oportuno! Ya que durante la cumbre de la Unión Europea no se ha hecho otra cosa que pronunciar la promesa de frenar en el futuro el endeudamiento estatal. Eso es, en primer lugar, nada más que una declaración de intenciones y, en segundo lugar, tampoco podría solucionar los problemas.

Un síntoma esencial es, en el momento actual, el estancamiento del servicio de pagos. Los bancos casi no se prestan dinero entre sí y conceden créditos a la economía sólo de manera remisa. En los mercados financieros se exigen unos intereses por encima del promedio para comprar nuevos bonos del Estado especialmente de aquellos paises que menos lograron superar la crisis económica y financiera mundial: Italia, Grecia, España y Portugal. Eso no sólo afecta significativamente la capacidad de pago de estos Estados, sino, los hace caer aún más profundamente en el endeudamiento y frena aún más su desarrollo económico. Es un disparate la afirmación de que la exorbitante deuda estatal fuese la causante de la situación actual. La verdadera causa de la crisis económica y financiera mundial es la sobreacumulación crónica del capital a la que ha llegado el modo de producción capitalista mediante la nueva organización de la producción internacional.

 

¿Pero no es que las medidas del gobierno van en contra de la sobreacumulación del capital?

 

Una sobreacumulación crónica del capital significa: la inmensa acumulación de capital ya no puede ser utilizada continuamente de tal manera que produzca la ganancia máxima. Por consiguiente, las inversiones especulativas continuamente crecientes no encuentran suficientes mercados para poder ser transformadas en ganancias máximas. Uno de los ejemplos es China. Allí, mediante subvenciones estatales, se continuó invirtiendo especulativamente en el sector inmobiliario. Eso llevó temporalmente y junto con medidas para impulsar el consumo de masas, a un fuerte auge económico que reanimó la entera economía mundial y dio la impresión como si la crisis económica y financiera mundial hubiese sido superada. Ahora esa burbuja especulativa revienta, y nadie es capaz de estimar las consecuencias para la economía china y la economía mundial.

 

Merkel muchas veces ha implorado a las "fuerzas de autocuración" de la economía capitalista. Pero esos poderes ya no funcionan. El círculo de producción y reproducción ya funciona solamente cuando se bombea más y más dinero del Estado a este círculo. En diciembre del 2011, el Banco Central Europeo (BCE) apoyó a los bancos con casi 1 billón de euros a intereses bajísimos. Fue una acción históricamente sin precedentes, todo con tal de mantener de algún modo a flote el sistema financiero y alejar el riesgo de un crash de los bancos monopolistas. La contribución del Estado y por consiguiente el abaratamiento del capital tiene el objetivo de mantener vivo, por lo menos artificialmente, al círculo de producción y reproducción. Pero esas medidas son un baile en un volcán.

El precio para eso: siguen creciendo las deudas de los Estados, con la consecuencia de que se acercan más y más países al borde de la bancarrota estatal, y hacen aumentar aún más la inflación. De esta manera no se soluciona el problema fundamental de la sobreacumulación del capital, sino, que se lleva el problema al extremo.

 

Cuando los paraguas de rescate estatales empezaron a surtir menos efecto, la economía mundial nuevamente comenzó a flaquear. Fue concretamente la ausencia del crecimiento económico, con lo cual especulaba todo el mundo capitalista mediante su manejo de crisis, la que dio inicio a la crisis de liquidez en Europa. Como los Estados con sus recortados presupuestos ya no podían pagar los créditos, la crisis financiera estalló de nuevo abiertamente. Pero esta vez el punto de partida no fueron, como en el año 2008, algunos pocos bancos monopolistas, sino los propios instrumentos del manejo de crisis: los presupuestos de los Estados. Resultó ser puro espejismo lo que la canciller Merkel había supuesto: sólo habría que impulsar las mermadas "fuerzas de autocuración de la economía" a través de medidas estatales para que luego funcionaran nuevamente y produjeran un largo crecimiento económico.

 

A principios del año 2011, la suma de los valores que se negocian en las bolsas habían alcanzado el nivel máximo de 59 billones de dólares estadounidenses, pero hasta septiembre se desplomaron hasta los 45 billones. Los mercados de divisas notaron fugas del euro hacia el yen japonés, el franco suizo y el dólar. Esto a su vez agudizó los problemas con el reintegro de créditos tomados en esas zonas monetarias. Nuevamente los bancos tenían enormes dificultades de pago, y se desarrolló una crisis bancaria general. Con razón la jefa del FMI (Fondo Monetario Internacional), Lagarde, califica la situación general en los mercados financieros actualmente como más peligrosa que antes de la bancarrota de Lehman Brothers en septiembre del 2008.

 

¿A qué situación económica tiene que prepararse la gente en el año 2012?

 

Hay que suponer que la producción industrial nuevamente va a caer. No se puede contar con una simple repetición del manejo de crisis conjuntamente concertado a nivel internacional, ya que la situación de las finanzas públicas es grave. En tal caso difícilmente se podrá evitar una reacción en cadena con bancarrotas de Estados, colapsos bancarios o incluso derrumbe del entero sistema financiero mundial. No es difícil imaginarse que eso conllevaría despidos masivos, reducción de sueldos y eliminación de conquistas sociales a nivel mundial, lo que aumentaría aún más la furia de las amplias masas contra los gobiernos. Los marxistas-leninistas tienen que prepararse a que habrá medidas nunca antes vistas en la historia de posguerra. Van a afectar sensiblemente a la situación de vida de las masas. La respuesta será una agudización dramática de la lucha de clases internacional.

 

¿Pero no es que Alemania, en comparación con otros países, experimenta un desarrollo económico bastante sólido?

 

En Alemania se pinta de rosa sistemáticamente el tema del desarrollo económico. No hay que olvidar que también la producción de la industria alemana sufrió a finales del 2008 una caída dramática de más del 15 porciento y que tardó tres años enteros para recuperar, a fin de cuentas, en verano del 2011 los niveles anteriores. La causa para eso reside en una economía que está marcada por la exportación. Hoy en día, Alemania consigue casi cada segundo euro de facturación con exportaciones. Pero la exportación también es el talón de Aquiles de la economía alemana. En caso de una caída económica a nivel mundial, Alemania sería afectada por encima de lo proporcional en comparación con otros países.

Esto ya es previsible: la mayoría de los grandes países imperialistas como Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña o Japón hasta el día de hoy no han alcanzado aún los niveles de economía antes de la crisis, y eso en contra de la propaganda transitoria de un presunto auge económico a nivel mundial en 2009/2010. Otros países como Italia o España siguen estando metidos en una profunda depresión económica. China ha pronosticado para el 2012 un estancamiento de su economía y ha anunciado, en este contexto, que no permitirá más inversiones extranjeras en la producción automotriz china, con la única excepción del auto eléctrico.

 

El reciente pronóstico económico de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) alerta de que los políticos en todo el mundo deberían "prepararse para lo peor", porque las turbulencias en los mercados financieros podrían extenderse masivamente y "acabar con resultados absolutamente catastróficos". Para la zona del euro, la OCDE y el BCE (Banco Central Europeo) ) cuentan ya para este invierno con una contracción de la economía.

 

¿Pero no es que un debilitado euro favorece a la economía de exportación, pues vuelve más baratas a las mercancías en el mercado mundial?

 

Para la economía imperialista lo decisivo es la exportación del capital. Sólo así es capaz de ampliar sus posiciones internacionales y el liderazgo que aspira en el mercado mundial, así como también aumentar su influencia política. Por supuesto que la exportación del capital trae consigo también la exportación de mercancías. En los lugares de producción en el extranjero se invierte así, por ejemplo, en máquinas, alta tecnología, etc. que se compra con frecuencia de Alemania. Pero la debilitación del euro restringe sensiblemente las capacidades imperialistas de exportación del capital debilitando de esta manera la posición de la Unión Europea (UE) en el mercado mundial. Sin embargo, cuanto mejor es la posición en el mercado mundial, tanto más capaces son los imperialistas de volcar sobre las espaldas de sus competidores las consecuencias de la crisis económica y financiera mundial, manteniéndose en lo posible indemnes ellos mismos. El fracaso del manejo internacional de crisis, lo que coincidió con la crisis del euro, llevó nuevamente al primer plano esa competencia entre los imperialistas.

 

¿Qué es lo que te hace tan seguro que de verdad no se puede superar esta crisis económica y financiera mundial en un futuro próximo?

 

Hasta ahora no se ha podido encontrar una solución para la contradicción entre el capital sobrante y los mercados en contracción. Eso hubiera requerido una destrucción mucho mayor de capital que esa que realizaron los gobiernos de los países imperialistas en su pánico ante una agudización de las contradicciones de clase. Así el manejo estatal de crisis al final sólo tenía la secuela de que la sobreacumulación del capital llevó mucho más rápido a nuevas irrupciones llenas de crisis en el proceso de producción y reproducción.

Naturalmente no quiero descartar que sobre todo los gobiernos imperialistas más poderosos van a intentar todo para encontrar una salida de la crisis,

p. ej., volcando aún más las cargas de la crisis sobre las espaldas de los países oprimidos y dependientes del imperialismo, o explotando aún más a las masas, aumentando la inflación, o posiblemente también provocando guerras. Sin embargo, con todo eso no queda anulada la tendencia a la sobreacumulación crónica del capital, y se podría interrumpir la crisis sólo temporalmente, generando pequeños impulsos de crecimiento.

 

El 10 de diciembre finalizó la Cumbre del Clima mundial de las Naciones Unidas en Durban, Suráfrica. Por las informaciones de los medios de comunicación se podría deducir que el ministro alemán del medio ambiente, Röttgen, sea responsable de un supuesto éxito de la Cumbre. ¿Qué hay que opinar de esto?

 

El "éxito" de la Cumbre consiste en el discutible acuerdo de elaborar para el 2015 las bases de un posible contrato entre todos los implicados, el cual luego a lo mejor entre en vigor nueve años después. La alianza de los pequeños Estados insulares ha rechazado con razón este acuerdo, declarando: "¿Por qué deberíamos consentir un acuerdo que a largo plazo acarrearía nuestra desaparición de forma irremediable?

Durban representa la bancarrota de la política medioambiental imperialista y fomenta premeditadamente un empeoramiento de la catástrofe climática mundial que pondría en peligro la humanidad. La protección del clima oficial ha demostrado ser totalmente inservible.

Una importante razón del fracaso de esta Cumbre ha sido que a causa de la crisis económica y financiera mundial, cada vez más gobiernos han dado marcha atrás a las medidas, totalmente insuficientes, que ya habían tomado. Un ejemplo drástico es el gobierno de Canadá, que por lo visto falló dramáticamente la meta que él mismo se propuso en cuanto a la reducción de emisiones de CO2. Eludió las multas que en realidad habría tenido que pagar abandonando el Protocolo de Kioto sin más, lo cual muestra que lo que se escribe en estos acuerdos no es más que papel mojado. Sin la resistencia activa de las grandes masas y si no se impone la superioridad de la lucha de clases frente a los delincuentes medioambientales imperialistas, el clima mundial tomará un desarrollo catastrófico.

 

¿Qué conclusiones hay que sacar de ello?

 

La causa del fracaso de la política climática imperialista consiste en que una protección efectiva del medio ambiente es incompatible con el interés de lucro del capital financiero internacional. La línea directriz burguesa de la compatibilidad de la ecología y la economía en el capitalismo, es una fatal calle sin salida. Hace poco el Instituto de Potsdam para la Investigación de las Consecuencias del Cambio Climático ha publicado un nuevo estudio sobre diferentes escenarios del desarrollo climático hasta finales del siglo XXI. En él los científicos han llegado a la conclusión de que todos los continentes sufrirán espantosos cambios de las bases de vida.

Con el libro Aurora de la revolución socialista internacional hemos demostrado que la crisis ecológica actualmente se ha convertido en un fenómeno inherente al modo de producción capitalista. El capitalismo ha llegado a tal punto donde se vuelve incompatible con la conservación de las bases de vida naturales de la humanidad.

La cuestión ecológica ya no puede ser resuelta independientemente de la cuestión social. Necesitamos condiciones sociales en las cuales la producción y distribución ya no se orientan en la ganancia de una ínfima capa de propietarios de capital, sino que se fundamentan en la existencia humana y la protección del medio ambiente natural. Sólo una sociedad socialista o comunista, centrada consecuentemente en los intereses generales de la humanidad entera, podrá realizar tal directriz de la unidad entre el ser humano y la naturaleza.

 

En el movimiento ecológico critican que en los países antiguamente socialistas, se descuidó a la protección medioambiental.

 

Dicho con esta generalidad, no es correcto esto. En muchos países socialistas también se tomaron medidas muy diversas para proteger el medio ambiente, para ahorrar energía y materias primas, de reciclaje, comienzos de una economía circular, etc. La China de Mao Tsetung lanzó la consigna de que no existe la basura, sino solamente materias primas que se deben recuperar. Claro que una solución así no es comprensible desde el punto de vista de la ley del valor capitalista. Según ésta, la explotación abusiva del medio ambiente hace aumentar las ganancias. Recién la restauración del capitalismo en los países antiguamente socialistas propinó un golpe mortal a estos buenos comienzos en la protección medioambiental.

No obstante hay que constatar que según la tendencia, la cuestión medioambiental en el movimiento obrero – y también en los países socialistas – ha sido subestimada. De todos modos, en aquella época todavía no se podía suponer la posibilidad de que surgiera una crisis ecológica global que se iba a desarrollar hacia una catástrofe ecológica que amenazaría a la humanidad.

También los marxistas-leninistas tuvieron que cambiar su manera de pensar sobre esta cuestión. En los años 1950 se consideraba que el uso pacífico de la energía nuclear en los Estados socialistas era una forma limpia y efectiva de generar energía. Actualmente sabemos que la tecnología nuclear, a pesar de todos los avances tecnológicos, no es controlable. Sería desastroso si los marxistas-leninistas se aferrarían dogmáticamente a las opiniones del movimiento revolucionario y obrero internacional de los años 1950. Por este motivo es de máxima importancia que la ICOR1 y la ILPS2 hayan decidido llevar a cabo, hasta entrado el año 2012, una campaña mundial a favor del cierre de todas las centrales nucleares, de la abolición de las armas nucleares y del fin del llamado uso pacífico de la energía nuclear.

 

¿No es cierto que el movimiento ecológico alemán haya conseguido un éxito importante, con la decisión del gobierno de Merkel respecto al cierre de las centrales nucleares?

 

Después de lo ocurrido en Fukushima, el gobierno estaba totalmente aislado. Seguir con sus planes, ya aprobados, de ampliar el plazo de funcionamiento de las centrales nucleares, hubiera supuesto su fin. De todos modos, al mismo tiempo ha persistido en mantener en funcionamiento una serie de reactores, estipulando plazos prolongados hasta 2021, y ha dado luz verde a que siga la exportación, con lo cual sigue poniendo en peligro al ser humano y a la naturaleza a nivel mundial. El cierre inmediato de todas las centrales nucleares en Alemania no sería ningún problema, ni técnica ni económicamente.

El año pasado, el movimiento en contra de las centrales nucleares en Alemania ha jugado un papel pionero en el mundo en cuanto a su amplitud y a su potencial de esclarecimiento. Entretanto incluso en Japón, país donde hasta hace poco la gran mayoría de la población estaba a favor del llamado uso pacífico de la energía nuclear, las mayorías porcentuales han cambiado por completo. El gobierno y las grandes empresas se hallan en la defensiva. En Japón, el programa para construir más reactores reproductores se ha suprimido y en Francia un plan para construir centrales nucleares se ha visto reducido.

Sin embargo, de ningún modo nos podemos dar por contento con los resultados obtenidos hasta ahora. Necesitamos una protección mundial contra la energía nuclear y contra su radiación que sigue matando durante millones de años. Eso también implica acabar con la exportación de centrales nucleares alemanas, o con los subsidios financieros para ésta, y abogar por el cierre de estas producciones. Pero esto no debe ocurrir a costa de los trabajadores de estas plantas. Para ellos se deberán crear puestos de trabajo equivalentes que sustituyan los anteriores. Pues la protección medioambiental no debe hacerse realidad a costa de la clase obrera, sino en armonía con sus intereses.

 

En octubre tuvo lugar en Gelsenkirchen un Consejo internacional del Medio Ambiente. En él defendiste tu tesis de que es necesario un desarrollo cualitativo ulterior del movimiento ecológico.

 

Para detener la catástrofe climática global hay que oponerle al capital financiero, único dominante, una fuerza que le lleve ventaja. El movimiento ecológico precedente aún no representa tal fuerza superior. Hasta el momento ha hecho mucho trabajo de esclarecimiento, y ha incrementado considerablemente la conciencia ecológica general de la población. Hoy día, casi ningún partido burgués puede permitirse iniciar una campaña electoral sin plantear las correspondientes demandas medioambientales. Al mismo tiempo, este movimiento ecológico está extremadamente fragmentado y limitado al nivel local y nacional, tiene un grado de organización muy bajo y por tanto una reducida capacidad de luchar e imponerse. A medida creciente, los responsables del movimiento ecológico precedente sobre todo quieren convencer con argumentos a los responsables en las gerencias y en los partidos burgueses para conseguir cambios. Esto se basa en la ilusión de poder vencer la crisis ecológica en el marco de la sociedad capitalista y en unidad con los intereses de lucro de los monopolios.

En cambio necesitamos una fuerza combativa superior y un claro curso de confrontación frente a la economía de lucro de los monopolios y gobiernos, en la que el expolio del medio ambiente natural se ha convertido en un factor de la reducción de precios y de la lucha competitiva.

No podemos seguir permitiendo una producción tan desconsiderada a costa de los recursos naturales. Eso requiere más que éxitos en tal o cual proyecto de protección medioambiental. Exige un frente de resistencia internacional y una transformación radical de todas las relaciones sociales de vida y de producción, transformación que contrarreste de forma sostenible a la economía de lucro imperialista.

Una tarea tan gigantesca necesariamente debe transformar la sociedad. Pero no conseguiremos ningún cambio social sin superar la dictadura de los monopolios. Por ello la lucha contra la inminente catástrofe climática también es una lucha contra el imperialismo y a favor de la implantación de relaciones socialistas.

 

¿Estará el movimiento ecológico hasta ahora existente en condiciones para esto?

 

Tengo claro que una parte del movimiento ecológico actual se pronunciará decididamente en contra de tal perspectiva, lo que a menudo se suele relacionar con fuertes reservas anticomunistas. Pero entretanto, la mayor parte del movimiento ecológico considera que una protección sostenible del medio ambiente no es compatible con los intereses de lucro. Desde Copenhague y Cochabamba, el movimiento ecológico internacional discute muy intensamente sobre las necesarias alternativas a este sistema. Quien quiere proteger el medio ambiente de forma consecuente también debe, al fin y al cabo, desarrollar un espíritu revolucionario. Para ello se necesita mucho trabajo de convencimiento y será preciso que nosotros mismos seamos dispuestos a aprender, ya que tampoco queremos ofender a los ecologistas que hasta ahora han sido involucrados con la causa. Han trabajado mucho y el movimiento ecológico internacional necesita su conocimiento, sus experiencias, sus propuestas de solución y su idealismo práctico. Sin embargo, lo más importante es que la clase obrera conciba su papel histórico en la lucha por la conservación de las bases de vida en unidad con su liberación social y que incorpore de forma estratégica al medio ambiente en su lucha por la liberación de la explotación y represión.

Esta nueva cualidad del movimiento ecológico no puede limitarse a un marco local o nacional, sino que el trabajo debe coordinarse internacionalmente. La catástrofe climática no se detendrá ante las fronteras nacionales. Muchas veces, las causas de los efectos catastróficos de la crisis ecológica global ni siquiera radican en el propio país. En la mayoría de los casos, los más pobres de los pobres deben aguantar las consecuencias de inundaciones, sequías y otras catástrofes de las cuales no son nada responsables.

La necesaria nueva cualidad del movimiento ecológico se basa en los siguientes tres elementos: la organización, la perspectiva de cambiar el sistema y el internacionalismo.

Para alcanzar un nivel superior del movimiento ecológico necesitamos una forma de organización superior. Me parece muy buena la idea que se discutió en el Consejo del Medio Ambiente, de construir un sindicato medioambientalista combativo. Representa una forma de organización que resulta familiar a la gran mayoría de trabajadores y asalariados como efectivo instrumento de su lucha económica y social. Un sindicato de este tipo no tiene por supuesto nada que ver con un sindicato industrial y tampoco competirá con los sindicatos hasta ahora existentes. Tendría sobre todo la tarea de proporcionar a amplios sectores de la población una forma de organización en su lucha contra los más variados tipos de expoliación y a favor de medidas para la protección del medio ambiente natural, así como de crear una fuerza superior frente a los responsables principales de la catástrofe climática. Pero antes de que una organización así pueda ser formada, se debe llevar a cabo la necesaria discusión de estrategia en el movimiento ecológico. Pues todo lo que un ser humano hace tiene que pasar primero por su cabeza.

 

¿Ya hubo consecuencias prácticas de estos nuevos conocimientos?

 

Por segunda vez desde 2010 asumimos con éxito el 3 de diciembre de 2011, en y junto con la organización mundial ICOR, la responsabilidad práctica de llevar a cabo el Día Internacional de Lucha por el Medio Ambiente que fue decidido por la conferencia de fundación de la ICOR. En más de 45 ciudades alemanas fomentamos actividades de protesta e iniciativas, varias manifestaciones y marchas que fueron en parte apoyadas por amplias unidades de acción locales o regionales. ¡Un avance gigantesco respecto al primer Día de Lucha en 2010! Además, las bases del movimiento ecológico hasta ahora existente manifestaron su creciente disposición a cooperar con fuerzas revolucionarias. En cambio, hay que criticar el comportamiento irresponsable de las cúpulas de varias grandes organizaciones medioambientales como BUND, Greenpeace o Attac que dieron carpetazo al anterior Día Mundial del Clima conjunto, en favor a intensificar su actividad de lobbying. Eso muestra una tendencia de capitulación que corresponde a las directrices propagadas por los dominantes que a lo máximo aún se podría lograr una "adaptación al cambio climático".

El movimiento ecológico debe dirigir el golpe principal contra los monopolios dominantes y sus gobiernos. Por lo visto, las cúpulas actuales de BUND, Greenpeace o Attac no están dispuestos para ello.

 

¿Consideras que la temática del medio ambiente también debe seguirse aclarando de forma teórica?

 

Sin ninguna duda. Los conocimientos teóricos del movimiento ecológico hasta ahora existente se reducen fundamentalmente a revelaciones sobre los efectos perjudiciales de los modos de producción y de consumo, de tecnologías, productos, etc. En cambio, por lo que respecta a preguntas sociales e ideológicas está muy atrapada en el idealismo y en la metafísica. Así, el término "destrucción del medio ambiente" ya forma parte del habla general. Pero la naturaleza no se puede destruir, sólo se la puede cambiar: o de tal manera que se conservan y se desarrollan las bases de la vida humana, o deformándola de tal modo que los seres humanos ya no pueden vivir. Esta metafísica tan común en el movimiento ecológico es sin lugar a dudas un importante obstáculo que impide comprender de manera universal y creadora las profundas causas sociales y las nuevas perspectivas en la lucha para evitar la catástrofe ecológica global.

También los marxistas-leninistas deben seguir profundizando sus opiniones de manera teórica. Por lo tanto, el CC del MLPD ya está trabajando concentradamente en el CAMINO REVOLUCIONARIO No 35: "La lucha de clases y la lucha por la unidad entre hombre y naturaleza". Estamos partiendo de las bases del marxismo y constatamos impresionados la universalidad y previsión con la que Marx y Engels trataron este tema. En los artículos de su antología Dialéctica de la naturaleza, Engels demuestra que la unidad entre el hombre y la naturaleza se basa en leyes de movimientos dialécticos y que sólo aplicando el método dialéctico puede ser establecida y desarrollada conscientemente. Ahora el MLPD tiene por delante la tarea de analizar esta dialéctica al nivel de los conocimientos complejos actuales y de sacar conclusiones.

En esto no queremos demorarnos demasiado tiempo, ya que la necesaria discusión estratégica en el movimiento ecológico internacional también pide claridad teórica a gritos, y nosotros debemos hacer un aporte que tenga fundamento.

 

Al principio de esta entrevista has comentado que el fenómeno esencial es la transformación de las crisis económicas en políticas. ¿Qué se entiende por esto?

 

Las crisis económicas están en una interacción inseparable con las crisis políticas. Las crisis políticas a su vez tienen dos aspectos esenciales que se pueden manifestar en una agudización de la lucha de clases y en una desestabilización de la situación política así como en un creciente peligro de guerra y el estallido de guerras.

Es cierto que no existe una relación directa entre las crisis económicas y las guerras, pero llama la atención que ya poco después de la aventura fallida de los EE.UU. y de la OTAN en Irak y Afganistán se están escuchando nuevos gritos de guerra. Desde hace meses las provocaciones hacia Irán no cesan, para crear un pretexto para una agresión bélica. Con su reacción provocativa de amenazar con cerrar, en caso necesario, el estrecho de Ormuz, Ahmadineyad, el jefe de gobierno del régimen fascista iraní, a su vez hace incrementar el peligro de guerra. Al fin y al cabo, el 40 por ciento de la demanda de petróleo mundial debe cruzar ese estrecho.

En Alemania y en la UE se está considerando un mayor compromiso bélico so pretexto de luchar contra la piratería en el cuerno de África. A instancias del ministro de defensa alemán, el mandato militar de las tropas de la UE ahora debería ser extendido también a ataques por tierra y aire en Somalia. Pero esto aumenta el peligro de una guerra de larga duración en Somalia. El peligro general de guerra será seguramente uno de los mayores problemas del próximo tiempo. La lucha por el mantenimiento de la paz mundial debe estar lo más estrechamente unida con la lucha contra las repercusiones de la crisis económica y financiera mundial en las grandes masas.

La finalidad principal de la gestión de crisis internacional fue la de evitar una crisis política abierta en Europa o incluso una crisis revolucionaria a escala mundial. Esto obviamente ha fracasado entretanto (aunque con algún retraso). Desde 2010, se están cuestionando las condiciones sociales en aproximadamente el 50 por ciento de los países del mundo, en forma de manifestaciones masivas, huelgas de masas o incluso insurrecciones. En 2011, 35 de los 177 Estados analizados se consideraban "gravemente" inestables, y en otros 130 la estabilidad política está "amenazada". Desde principios de 2011, un movimiento insurreccional democrático en como mínimo 23 países sacude la estructura de poder, orientada a los intereses del imperialismo, que reina desde hace décadas en el Norte de África así como en Oriente Medio.

En Europa hubo, desde la primavera del 2010, un cambio de ánimo en el movimiento obrero y popular debido a que se ha hecho cargar con el peso de la crisis a amplios sectores de la población. En España, Portugal, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Bélgica, Eslovenia, etc. estallaron protestas masivas que se fundamentaron en el procesamiento de la gestión de la crisis y en la protesta contra sus consecuencias desastrosas. En la mayoría de los casos son los jóvenes quienes las lideran. En los últimos meses ha habido siete cambios de gobierno debido a una crisis política abierta. En Grecia se ha desarrollado una efervescencia revolucionaria. El 19 y el 20 de octubre de 2011 se llevaron a cabo las acciones de lucha más importantes desde la caída de la dictadura militar en 1974. Se dirigían contra la troica de la UE, el Banco Central Europeo y el FMI por ser los instrumentos principales de saqueo por los supermonopolios.

Con el auge de la lucha de las grandes masas por democracia y libertad en el plano internacional se ha fortalecido también la tendencia a una reacción política. Actualmente observamos cómo se apalea o incluso se dispara desconsideradamente a las masas en Egipto. Hace poco en Kazajistán se disparó a matar a un mínimo de 70 y se hirió o malhirió a más de 500 trabajadores petroleros durante enfrentamientos con el aparato del Estado. En Rusia, el gobierno de Putin intenta defender su fraude electoral contra las protestas masivas usando una violencia cada vez mayor. También observamos en todas partes las tendencias a la fascistización del aparato del Estado, la cual debe considerarse como una preparación del terrorismo de Estado contra las masas rebeldes. Ambas tendencias (por un lado, el afán combativo de las grandes masas en favor de la democracia y la libertad; pero también el aumento de la violencia reaccionaria por parte de los imperialistas en el poder y de sus gobernantes) son el terreno donde germinará la revolucionarización de las grandes masas.

Lenin ya advirtió sobre el significado fundamental de la lucha por la libertad y la democracia para la lucha de clases por el socialismo: "El capitalismo, en general, y el imperialismo, en particular", así dijo él, "transforman la democracia en una ilusión; pero al mismo tiempo, el capitalismo engendra las tendencias democráticas de las masas … el despertar y el crecimiento de la insurrección socialista contra el imperialismo están ligados indisolublemente al crecimiento de la resistencia y la rebeldía democráticas." (Lenin, Respuesta a P. Kievski [Y. Piatakov], en Obras Completas, tomo 30, págs. 75-76)

La lucha por la libertad y la democracia es, como conocemos por la historia del movimiento obrero, un escalón necesario en la lucha por el derrocamiento revolucionario del imperialismo y por la construcción de la sociedad socialista. Por eso debemos prestar máxima atención a estas aspiraciones democráticas de las masas. Nuestra ampliada consigna internacionalista resume nuestras tareas de la manera siguiente:

¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡Proletarios y oprimidos de todos los países, uníos!

 

¿Pero no es que en Alemania persiste una calma en la lucha de clases?

 

Desde el otoño pasado, el cambio de estado de ánimo ha llegado finalmente al núcleo del proletariado industrial en Alemania, aún cuando este desarrollo importante a menudo se efectúe de manera poco espectacular. El odio de los obreros a una explotación incrementada hasta lo insoportable, el espíritu ofensivo de estos trabajadores, su compañerismo y la unión hombro a hombro con el MLPD han crecido notablemente. Todo comenzó con unas acciones autónomas en la empresa Daimler en Sindelfingen. Luego los obreros de la Opel en Bochum ganaron la prueba de fuerza contra un malicioso acoso psicológico (mobbing) y contra las planificadas y ya anunciadas amenazas de despido, que fueron al mismo tiempo ligadas a maniobras de división. En la empresa Ford en Colonia los obreros persisten en oponerse a la implantación del programa ERA, un programa de robo de sueldos – y eso es notable tanto más cuanto que los compañeros allí trabajando actualmente ni siquiera están afectados directamente por este programa.

Destacable es, en especial, que ha crecido la unidad entre jóvenes y adultos a favor de la contratación indefinida después del período de aprendizaje. En relación con eso hubo dos señales importantes: el día 02/10/2011 se organizó en Colonia la más grande manifestación sindical juvenil de los últimos años con 20.000 personas y en el sector siderúrgico se incluyó por primera vez esta contratación indefinida en un convenio colectivo.

Impresionantes fueron también las iniciativas combativas de la base sindical en vísperas de los congresos de los sindicatos ver.di e IG Metall. Iniciativas que manifestaron en ambos congresos un fortalecimiento del sector sindical combativo. El movimiento ecológico ha crecido hasta ser en Alemania el movimiento más grande de la resistencia popular activa. Ha dado una señal internacional desde la primavera del 2011 con su lucha contra las centrales nucleares. El número de manifestantes creció de los 111.170 en el año 2009 a los 466.550 en el año 2010. ¡Y el año pasado fueron 1.184.130 manifestantes, contando sólo hasta el mes de noviembre! Las masas no quieren hundirse en la catástrofe ecológica global.

Con el movimiento en contra de "Stuttgart 21" nació en Alemania el año pasado uno del movimientos de masas más importantes en la historia de posguerra. El movimiento combativo de mujeres en Alemania ha realizado un gran trabajo para la primera Conferencia Mundial de Mujeres de Base que se celebró en marzo en Caracas (Venezuela). Con ese trabajo se ha ganado un duradero perfil internacionalista.

 

En estas actividades del movimiento obrero, como también del movimiento ecológico, juvenil o de las mujeres se desarrolla un debate sobre el sistema: desde la crisis económica y financiera mundial, el capitalismo se ve criticado por las masas, como no había pasado desde hace décadas. Observamos que se reflexiona y se discute cada vez más de una manera natural sobre cambios revolucionarios. La tarea de los marxistas-leninistas consiste en trabajar con perseverancia para hacer concordar el factor objetivo y el factor subjetivo, elevando la conciencia y el nivel de organización de las masas. Sólo esa concordancia hace surgir una situación revolucionaria, en la cual los dominantes ya no pueden gobernar de la vieja manera y las masas ya no quieren seguir viviendo de la vieja manera.

 

¿Como están reaccionando los dominantes ante el surgimiento de la tendencia a la izquierda?

 

Su método principal sigue siendo el sistema del modo de pensar pequeñoburgués que entretanto ha sido internacionalizado. Pero sus representantes se gastan cada vez más rápidamente. Después del éxito parlamentario del partido La Izquierda y más tarde de los Verdes, las simpatías se dirigieron temporalmente hacia el Partido Pirata que se da la imagen de una fuerza fresca que practica una democracia de base. Entretanto, el primer Congreso del partido aprobó un programa banal, burgués-liberal.

En el movimiento "Occupy" se echan todos los registros para desviar la ira contra el capital financiero hacia unas esperanzas ilusorias de poder domesticar al "capitalismo salvaje". El partido La Izquierda también evoca la ilusión de que se podría domar el capitalismo mediante un recorte de los derechos de los bancos. Pero los bancos sólo son un instrumento para organizar el proceso de producción y reproducción – instrumento que no se puede "quitar quirúrgicamente" así de fácil. ¡Esto exige superar el mismo capitalismo! Cualquier otra idea sigue siendo una ilusión.

 

Desde el año 2006, el Consejo de Europa lleva a cabo una campaña anticomunista. ¿Cuales son los efectos de esta campaña en la conciencia de las masas?

 

Esta campaña del anticomunismo fue una reacción al prestigio del socialismo entre las masas que sigue siendo muy alto. A pesar del carácter científico que aparenta, la argumentación de esta campaña resulta en realidad más que dudosa. Según la interpretación de estas campañas ni siquiera se debe discutir públicamente sobre los contenidos de los artículos y publicaciones anticomunistas. Los análisis y opiniones contrarios son reprimidos rigurosamente en el público mediático. Eso es, por supuesto, un arma de doble fila, ya que al fin y al cabo no se puede convencer a la gente tampoco con métodos antidemocráticos. Para que no aparezca públicamente en escena el polo opuesto al anticomunismo, actualmente se está intensificando aún más la política de aislamiento al MLPD. Es algo que no debemos aceptar. Por eso el MLPD ha decidido llevar a cabo en el año 2012 una campaña combativa de esclarecimiento y de información en contra del anticomunismo moderno.

 

Resulta que el anticomunismo moderno no es nada nuevo. El programa del MLPD ya lo identifica como el núcleo del sistema del modo de pensar pequeñoburgués. A pesar de ello han cambiado varios aspectos de la presentación pública del anticomunismo.

 

En la misma medida que se han gastado el modo de pensar pequeñoburgués-reformista y pequeñoburgués-revisionista, la sugestión masiva por parte de los dominantes ha colocado el fomento del modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista al centro del sistema del modo de pensar pequeñoburgués. La difusión de prejuicios anticomunistas y de manifiestas falsificaciones de la historia por miles de canales mediáticos se ha convertido en un fenómeno cotidiano. Hoy en día se permite que agentes secretos de la denominada "Oficina Federal de la Protección de la Constitución" llevan su instigación anticomunista, mediante editoriales de libros escolares, a las clases de enseñanza. Sus "pruebas" consisten por regla general en que un anticomunista cita a otro anticomunista y luego hace pasar esto por una exposición científica.

Pero anticomunismo moderno de ningún modo sólamente significa propaganda, sino todo un sistema de manipulación y opresión política. Es un sistema de medidas ideológicas, políticas y organizativas. Implica todo el arsenal reaccionario, desde los boicotes de los bancos al MLPD hasta los acuerdos de incompatibilidad – como los que aprobó la dirección del sindicato "IG Metall" –, y también varias otras formas del recorte de libertades y de derechos democráticos elementales.

Así, el anticomunismo moderno todavía es capaz – empleando todo su despliegue de maniobras mediáticas, políticas y financieras – de construir un dique contra el MLPD y contra una revolucionarización las masas. Este dique se manifiesta entre las masas como influencia del modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista, el cual hace que muchas personas todavía se abstienen a pugnar – en y con MLPD y REBELL – por el socialismo.

El modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista entre las masas no se manifiesta tanto en contradicciones políticas a nuestras opiniones, sino sobre todo en reservas, miedo, temores difusos y la necesidad de marcar distancias. El desconcierto difuso respecto al socialismo y marxismo-leninismo se ha convertido en el mayor problema en el desarrollo de la conciencia de clase y, con eso, de la lucha de clase. Es por eso que en los próximos meses vamos a llevar a cabo una ofensiva contra el anticomunismo moderno. Vamos a desenmascarar los métodos sucios e intrigantes de los anticomunistas profesionales y dar nuevo prestigio al socialismo y sus representantes, desde Marx hasta Mao Zedong.

 

¿Cómo clasificas las conexiones que han salido a la luz entre el NPD, las redes fascistas terroristas y el servicio secreto alemán, la "Oficina Federal de la Protección de la Constitución"?

 

Las informaciones que se han dado a conocer comprueban claramente que hay un amplio sistema de tolerancia, fomento y encubrimiento del comando de asesinos neofascista con el nombre "NSU" por parte de instituciones estatales, así como una unión estructural del aparato de represión estatal con las fuerzas fascistas. Es obvio que a medida creciente, los dominantes le dan al terror fascista claramente un margen de maniobra y lo fomentan en parte deliberadamente, desde que éste se dirige a mayor medida contra el movimiento obrero, contra la izquierda y contra los revolucionarios. Un primer punto culminante fue en el 2009 el brutal ataque de 300 matones fascistas contra la manifestación del Primero de Mayo en Dortmund. Aumentan los ataques y amenazas fascistas contra antifascistas, contra gente de izquierda, sindicalistas y compañeros a quienes se atribuye ser miembros de nuestro partido. Esto ha generado una amplia indignación y solidaridad.

Como tributo a la conciencia antifascista de las masas, se pone ahora en discusión una nueva iniciativa para prohibir al NPD. Pero esto no es suficiente. Entretanto hay una desarrollada red y una estructura de "división de tareas" así como un sistema de conexiones nacionales e internacionales entre las organizaciones, partidos y pelotones de terror ultrarreaccionarios hasta fascistas. El NPD consigue el dinero con sus participaciones electorales y difunde el ideario de ultraderecha y fascistoide aparentemente de forma seria con terno y chaqueta, mientras las bandas terroristas y comandos de asesinos realizan su trabajo sucio. El único medio que sirve es la decidida lucha antifascista por la clara proscripción y por la prohibición y disolución de todas las organizaciones fascistas y de su propaganda. Está en estrecha unión con la lucha contra la fascistización del aparato de Estado y por la defensa y ampliación de los derechos y libertades democráticos.

 

El más fuerte antipolo al fascismo es el internacionalismo. Hace poco más de un año se fundó la ICOR como una nueva organización mundial de los revolucionarios. ¿Cómo se ha desarrollado entretanto su construcción mundial?

 

Hasta la fundación de la ICOR, el movimiento revolucionario, marxista-leninista y obrero internacional no disponía de un adecuado instrumento de la cooperación práctica en todos los muchos asuntos en los cuales está acorde. En esto, ya se han conseguido grandes avances desde la fundación de la ICOR, por ejemplo, con la realización conjunta de días de lucha internacionales, como el Primero de Mayo los Días contra la Guerra o Días de lucha por el medio ambiente. Pero, todas las fuerzas que participan en el proceso de la ICOR tienen también en claro que los partidos y organizaciones revolucionarios no se soldarán de un día a otro, sino que deben ponerse de acuerdo paso a paso y desarrollar una profunda relación de mutua confianza.

Por consiguiente, la campaña de un año acordada conjuntamente por todos los miembros de la ICOR, del 1 de septiembre del 2011 hasta el 1 de septiembre del 2012, es también por sobre todo una escuela de la cooperación práctica, de la coordinación y cooperación transfronteriza y de la construcción organizativa. Con este fin, las organizaciones miembros unen su práctica revolucionaria en sus países con la práctica común a nivel internacional.

En el MLPD se desarrolla ya una viva actividad para dar a conocer la ICOR entre las masas. En la colecta de donaciones, las y los camaradas con los ingresos más bajos muchas veces son los primeros en dar sus aportes de manera altruista. ¡Esto demuestra la fuerza moral del internacionalismo proletario! Darle una nueva calidad, es la fuerza decisiva para que el movimiento revolucionario y obrero internacional y sus aliados verdaderamente superen, paso a paso, lo que los separa, y alcancen la superioridad estratégica sobre el sistema imperialista mundial.

 

¿Cómo va a continuar la construcción de la ICOR y qué proyectos prácticos se están planificando?

 

Para la construcción ulterior de la ICOR, el funcionamiento de los Comités de Coordinación Continental (CCC), que entretanto han sido electos en Europa, Asia y América, ahora tiene una importancia particular. Ellos están más cerca, tanto en cuanto al idioma como al conocimiento concreto de los países y de los partidos y organizaciones.

Todas las coordinaciones continentales se han planteado importantes proyectos, de los cuales van a salir impulsos importantes para la coordinación y revolucionarización de la lucha de clases. En Asia, se está preparando una Conferencia Campesina en Nueva Delhi para abril del 2012, en Africa una conferencia sobre el tema "Migración y la responsabilidad de la juventud africana frente a la crisis" para comienzos del 2013. Junto con el MLPD, la ICOR Europa va a organizar, para el 1 y 2 de noviembre del 2012, un "Seminario Europa", sobre el desarrollo de la Unión Europea y su crisis, así como sobre la coordinación de la lucha de clases y de la construcción del partido revolucionario en Europa. La ICOR apoya otros proyectos internacionales: el Consejo Internacional de trabajadores del automóvil, organizado de manera überparteilich, que tendrá lugar del 17 hasta el 20 de mayo del 2012 en Munich, el 4o Intercambio Internacional de Trabajadores Portuarios para septiembre del 2012 y la Conferencia Internacional Minera para marzo del 2013 en Perú.

El MLPD demostrará ser un activista fiable de la ICOR, aprenderá de las demás organizaciones y aportará, consciente de sí mismo, sus propias experiencias valiosas.

 

En algunas ocasiones has caracterizado a la juventud como la necesaria vanguardia práctica de la preparación de la revolución internacional. ¿Cómo se desarrolla el trabajo juvenil del MLPD?

 

La organización juvenil REBELL se encuentra en un buen camino para convertir el internacionalismo proletario en el leitmotiv (principio rector) de todo su trabajo. Esto está en estrecha relación con un fortalecido trabajo ideológico-político, con el estudio del libro Aurora... y con una cooperación más intensa entre el MLPD y el REBELL. Colaborando con otras organizaciones juveniles de los partidos de la ICOR, el REBELL alza la bandera bajo el lema "¡No le des un chance al anticomunismo!"

 

¿Qué importancia le das a la publicación del libro "Aurora de la revolución socialista internacional", y cómo ha sido la resonancia?

 

Desde la publicación del libro Crepúsculo de los dioses sobre el "nuevo orden mundial" en el año 2003 disponíamos de un maduro análisis de la nueva organización de la producción internacional. Con el libro Aurora… ahora hemos sacado conclusiones universales para la estrategia y táctica de la revolución socialista internacional. Esto también implica cambios en la concreta estrategia y táctica del MLPD.

Nuestros miembros han emprendido el estudio y la venta del libro con grandes esperanzas, con mucho entusiasmo y seriedad. Vivimos una asombrosa apertura y creciente necesidad de muchas personas de discutir sobre el tema de la revolución socialista internacional. Más de 2.000 participantes han visitado hasta ahora 36 actos públicos sobre la Aurora… También se desarrolla bien el movimiento de estudio. Hasta ahora se han formado más de 50 grupos de estudio, así como una gran cantidad de pequeños grupos de lectura. Hasta ahora se han vendido más de 4.300 libros.

La estrategia y táctica de la revolución socialista internacional tiene dos aspectos, que se encuentran en una interacción dialéctica: Ella se refiere a la revolución internacional como tarea histórica común igualmente que a los requisitos objetivos y subjetivos en los diferentes países. De esto se deduce: Cada revolucionario debe asumir responsabilidad para el desarrollo en otros países y, con este punto de referencia, trabajar activamente para llevar adelante la lucha de clases en el propio país. Esto es algo nuevo, que todos nosotros juntos primeramente debemos conquistar. Así también la lectura del libro desafía a cada uno a una intensiva autotransformación.

También en el movimiento marxista-leninista, revolucionario y obrero internacional

se ha iniciado un debate estratégico sobre el futuro del desarrollo social y sobre el aporte de los marxistas-leninistas. El aporte más importante del MLPD para este debate es ese libro. Por eso trabajamos afanosamente en su difusión internacional: Ya poco tiempo después de su publicación en alemán, la Aurora… ha aparecido en inglés, editada por una editorial hindú. La edición en español ya está traducida completamente y dentro de poco se va a imprimir. La traducción al francés está bastante avanzada, y ya se está trabajando en la traducción al turco, ruso, árabe y farsi. La difusión mundial del libro es esperada con expectativa por muchos partidos y organizaciones y sin duda será una ayuda para que avance el proceso de unificación de las fuerzas revolucionarias en el mundo.

 

¿Cuáles serán las tareas teóricas del MLPD en el próximo tiempo?

 

Yo ya he mencionado arriba, que actualmente lo principal es la elaboración del número del órgano teórico que trata la lucha de clases y la lucha por la unidad entre el hombre y la naturaleza. Pero, al mismo tiempo trabajamos ya en otra edición de nuestro órgano teórico con el título provisional: "La crisis de la ideología burguesa y la doctrina del modo de pensar".

La crisis de la ideología burguesa hace que el sistema imperialista mundial se desestabilice aún más. ¿Quién aún va a poder hablar de una "economía social de mercado" ante el vergonzoso papel de los bancos en la especulación desbordante? ¿Quién sigue pensando en serio que el Estado es un "Estado social" – cuando éste en esta situación descarga radicalmente, en cada vez más países, el peso de la crisis sobre las espaldas de las grandes masas? También la religión, entre cuyas tareas figura mantener a las masas en sumisión y retención, tiende a perder su influencia. En la ciencia se critica cada vez más la limitación a una actividad investigadora que se orienta directamente en la ganancia. Pero también el idealismo y la metafísica están sufriendo un desastre. Hay que enfrentarse de manera principista a todo esto y propagar la superioridad de la concepción del mundo y del modo de pensar proletario y dialéctico-materialista.

Con el sistema del modo de pensar pequeñoburgués, la ideología burguesa de una determinada manera pudo penetrar profundamente en las masas, en el movimiento obrero, la construcción del partido y el socialismo. Pero ella da una orientación unilateralmente negativa que no puede desarrollar ninguna ninguna fuerza de enlace positiva con el sistema imperialista mundial. Esto caracteriza el carácter provisional de la influencia del sistema del modo de pensar pequeñoburgués.

Es muy importante que los marxistas-leninistas se armen también ideológicamente, pues una nueva sociedad socialista no es solamente un sistema política y económicamente alternativo al capitalismo, sino que por sobre todo debe basarse en una clara concepción proletaria del mundo . Una de las experiencias más asoladoras del movimiento obrero y revolucionario internacional fue el hecho de que la penetración del modo de pensar pequeñoburgués en la capa dirigente del partido, del Estado y de la economía pudo conducir hasta la degeneración revisionista y la restauración del capitalismo. Una decisiva condición para esto fue el menosprecio al aspecto ideológico en la construcción del socialismo. Esta amarga experiencia debe ser una enseñanza para nosotros.

 

El MLPD comienza a preparar su IX Congreso del partido. ¿De qué se trata concretamente?

 

En los partidos burgueses las bases cumplen, en el mejor de los casos, un papel de comparsa. Cuando en octubre tuvo lugar el Congreso del partido La Izquierda en la ciudad de Erfurt, los delegados recibieron al entrar en la sala un montón de materiales, sobre los cuales se discutió y se votó inmediatamente. En nuestro partido, meses antes del Congreso se entrega a cada miembro personalmente el borrador del informe de cuentas del Comité Central meses antes del Congreso del Partido – para estudiarlo, para verificarlo a base de las propias experiencias y como ayuda para el procesamiento de éstas, lo cual va unido con el derecho a hacer mociones para criticar y mejorarlo. Durante unos meses, cada grupo del partido discute profundamente el borrador del informe de cuentas que fue aprobado por el Comité Central en octubre, y puede proponer mociones, los cuales luego son presentados al Congreso por las asambleas de delegados de los grupos locales y distritos. Lo que nosotros practicamos desde ya hace décadas, es único en el espectro de los partidos alemanes. Los candidatos para los órganos centrales son propuestos por las bases y no pueden ser candidatos sin la aprobación de su asamblea de delegados distrital o local.

Derechos tan amplios de los afiliados, un proceso tan intenso de preparación del Congreso son para nosotros una conclusión esencial de la degeneración revisionista de los anteriores partidos comunistas, y un garante importante de que los miembros verdaderamente son los dueños del partido. Una parte elemental de los preparativos del Congreso es la autotransformación del partido en la campaña de la ICOR, la realización en cualquier momento del trabajo juvenil como táctica de masas de la construcción del partido y un proceso de reorganización del partido conforme a las nuevas tareas en la lucha ecológica.

Este Congreso también atraerá un interés internacional como ninguno de los anteriores.

 

¿En qué situación se encuentra el partido actualmente? ¿Cómo quiere seguirse desarrollando?

 

El borrador del informe de cuentas del Comité Central del MLPD al IX Congreso saca un balance positivo del desarrollo de nuestro partido. Considerando la complejidad de la situación, el desarrollo estable del MLPD es un gran éxito, a pesar de que el número de afiliados no ha aumentado esencialmente en el período pasado. En el mismo período el MLPD rindió un enorme trabajo, y ha conquistado nuevos terrenos. Hemos contribuido mucho a que el movimiento ecológico combativo se está formando nuevamente. Hemos construido nuestros comités regionales con gremios directivos y oficinas, y a través de eso le hemos dado una "cara" a nuestro partido en las regiones.

Para poder concentrarnos aún más y contrarrestar al peligro de malgastar fuerzas, peligro que aparece cada vez de nuevo, hemos iniciado un proceso de reorganización del partido. Eso significa: ¡más fuerzas para el trabajo de hormiga en general y por sobre todo para el trabajo ecológico en particular!

Es cierto que también existen problemas creados por nosotros mismos, por cuya superación luchamos sosteniblemente en los últimos años. Entre ellos figuraban sobre todo las tendencias no superadas al culto a la espontaneidad. Su línea directriz es el vaivén agitado de los acontecimientos diarios, en lugar de un punto de vista y modo de actuar estratégico. Si, en cambio, el aspecto ideológico-político es el factor dirigente y se desarrolla el sistema del trabajo de hormiga sobre el fundamento del modo de pensar proletario, nuestro trabajo surte efecto de manera sostenible, estableciendo en la respectiva situación y en determinados terrenos, una superioridad frente al sistema socialmente organizado del modo de pensar pequeñoburgués.

El factor interno decisivo para los éxitos fue el hecho de que en los últimos años, el MLPD ha educado y formado a todos los cuadros dirigentes y a cada vez más afiliados en el dominio del método dialéctico en el nivel de la doctrina del modo de pensar y del pensar sistémico. Los desafíos se vuelven más complicados y requieren un alto grado de orientación independiente. La disputa ideológica, como combate preliminar de las batallas de clase venideras, adquiere una importancia central.

 

¿Cuál es tu perspectiva para el año 2012 que recién ha empezado ?

 

¡Más temprano que tarde, las turbulencias del sistema imperialista mundial van a desembocar irrevocablemente en una crisis revolucionaria mundial! El año 2011 posiblemente ya fue un punto de transición histórico hacia ello. Los dominantes van a hacerlo todo para contrarrestar este desarrollo, para oponerse a la revolucionarización de las masas con el engaño y la violencia. Naturalmente no se puede determinar con exactitud en qué período ocurren los saltos cualitativos en el proceso de revolucionarización de las masas. El hecho de que existe un movimiento de masas por la libertad y la democracia a nivel mundial es un salto cualitativo en el desarrollo de la conciencia de clases con respecto a la calma relativa en la lucha de clases. El problema central es si, o por cuánto tiempo, los imperialistas van a conseguir la influencia principal en este movimiento a través de su propaganda y maniobras de engaño, o en qué medida van a llevar adelante el proceso de revolucionarización de las masas a través del terrorismo de estado que tendencialmente también se vuelve más fuerte.

Lo primordial en en esta disputa es que los marxistas-leninistas y los revolucionarios de todo el mundo aporten a que haya un desarrollo a niveles superiores de la conciencia de clases y de la lucha de clases. Esto se logrará a través de un proceso transfronterizo de la coordinación y revolucionarización de los movimientos de masas. En este proceso, la ICOR vivirá su prueba de fuego práctica. ¿Va a poder realizar ya un nuevo nivel del internacionalismo proletario en la teoría y la práctica? ¿Va a poder asumir lo suficientemente rápido su responsabilidad internacionalista y aportar firmemente a la preparación de la revolución internacional? ¿Y avanzará de esta manera el proceso de unificación ideológico-política del movimiento marxista-leninista y obrero internacional? Todas éstas son preguntas importantes que nos plantea la historia y que también durante los preparativos del IX Congreso van a tomar un lugar importante en la discusión.

Estoy firmemente convencido de que nos encontramos en el camino correcto y estoy orgulloso de nuestro partido que en estos complicados años ha demostrado ser un factor estable y un punto de orientación para cada vez más personas críticas, en este país y en parte también a nivel internacional.

Les agradezco a todas y todos nuestros camaradas su gran entrega, su alto grado de solidaridad práctica y su compromiso abnegado en el año pasado. Espero que, después de unos días de descanso y animadas fiestas de fin de año, todos podamos emprender con nuevas fuerzas las grandes tareas del año 2012. Me alegro de poder cooperar con ustedes y les deseo a todas las lectoras y todos los lectores del Rote Fahne un Año Nuevo 2012 con salud, combatividad y éxito.

 

Muchas gracias por esta conversación.

 

 

 

1International Coordination of Revolutionary Parties and Organizations (Coordinación Internacional de Partidos y Organizaciones Revolucionarios)

2International League of People's Struggle (Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos)

Acciones de Documento