Usted está aquí: Inicio / 2012 / Una gran iniciativa ideológico-política en la preparación del Congreso

Una gran iniciativa ideológico-política en la preparación del Congreso

Entrevista de Rote Fahne con Stefan Engel, presidente del MLPD, 24 de abril de 2012

Rote Fahne: El Primero de Mayo cientos de miles de trabajadores y empleados en Alemania se manifestarán a favor de sus reivindicaciones. ¿De qué desarrollo económico pueden partir ellos en este caso?

Stefan Engel: Nosotros observamos un desarrollo económico complicado y contradictorio en Alemania. En el año 2011 subió el producto interno bruto en un 3 por ciento en comparación al año anterior, la producción industrial en un 7,9 por ciento, los volúmenes de venta crecieron en un 9 por ciento; las exportaciones crecieron por primera vez al nivel récord de más de un billón de euros, como también las ganancias oficialmente presentadas a una nueva altura récord de 104 mil millones de euros. También el número de las personas económicamente activas subió al número récord de 41,1 millones. Sin embargo, desde mediados del año 2011 comenzó a darse vuelta la tortilla: la producción industrial cayó desde entonces tendencialmente, y de diciembre a febrero del 2012 incluso por debajo del nivel del 2006. Las entradas de pedidos sobre todo del extranjero cayeron en el mismo espacio de tiempo claramente por debajo del nivel del año anterior. (Monatsbericht [Informe Mensual] 4/2012 del Ministerio Federal de Economía y Tecnología [BMWi])

Rote Fahne: ¿A qué desarrollo debemos prepararnos en el año 2012 en Alemania?

Stefan Engel: Con el informe de primavera de los ocho principales institutos de investigación económica alemanes debemos sentirnos seguros. Supuestamente estamos "frente a un fuerte auge". Esto se fundamenta sobre todo con los argumentos del dinero barato y la "mejor competitividad" desde hace años en Alemania. Esta "competitividad" es el sinónimo para la agudización de la explotación en las empresas y un saqueo gigantesco a las cajas públicas por parte del capital financiero, así como la lucha competitiva despiadada contra otros países y consorcios. Los sueldos reales han caído desde 2005 en un 7 por ciento. También los miles de millones de excedentes en las cajas sociales y los ingresos fiscales extremadamente altos son el resultado del saqueo a las masas. Es una ilusión querer compensar el desplome en las exportaciones, debido al desarrollo negativo de la economía mundial, con los sueños especulativos de un continuo crecimiento de la demanda nacional.

A finales de marzo, por primera vez desde hace dos años, los empresarios alemanes anunciaron oficialmente más eliminación de puestos de trabajo que nuevas ofertas de empleo. Los primeros cierres de fábricas y los despidos masivos arrojan claridad sobre lo que se nos viene encima. 11.000 despedidos de un golpe de la empresa Schlecker fueron echados a la calle sin píldoras calmantes tales como las sociedades de transferencia. Con esto se sienta un precedente para el modo de proceder más duro planeado para el futuro.

Rote Fahne: A diferencia de los medios de comunicación burgueses, el MLPD parte del hecho de que el descenso actual de las tasas de crecimiento es una expresión de la crisis económica y financiera mundial que persiste desde hace tres años y medio. ¿Por qué esto es tan importante y por qué los gobiernos burgueses hablan únicamente de una "crisis de endeudamiento"?

Stefan Engel: No existe ninguna duda de que la crisis económica y financiera mundial y, en particular, la amplia gestión de crisis internacional han conducido a un endeudamiento estatal galopante de la mayoría de los países capitalistas. Alemania por ejemplo es, con 2,1 billones de euros, el Estado endeudado en la Unión Europea (EU) con el más alto importe en euros. La deuda pública en la región europea aumentó oficialmente en el tercer trimestre del 2011, de 83,2 a 87,4 por ciento del producto interno bruto en comparación con el año anterior. Sin embargo, ese aumento del endeudamiento estatal es, en primer lugar, sin embargo, sólo el efecto y no la causa de las turbulencias económico-mundiales y político-financieras.

La crisis de endeudamiento se presenta en primera línea, cuando ya no se puede cubrir los gastos estatales con los ingresos y cuando se produce una fuga penetrante en el nuevo endeudamiento. Este nuevo endeudamiento aumenta constantemente la montaña de deudas de los presupuestos estatales, los cuales, a su vez, deben utilizar una cuota de gastos cada vez más grande para pagar los intereses a los bancos monopolistas. ¡Ya hace décadas que no se reembolsa más! La abierta crisis de endeudamiento, la tendencia a la bancarrota estatal tiene su causa sobre todo en el hecho de que la crisis económica en los países principalmente afectados conduce a una producción cada vez menor de nuevo valor.

La verdadera causa de esto consiste en la sobreacumulación crónica del capital desde la nueva organización de la producción internacional en los años 1990. Con diferentes medidas se opone a la baja tendencial de la tasa de ganancia. Ellas impiden actualmente, por cierto, una colapso abierto y descontrolado de la economía mundial y del sistema financiero, pero a fin de cuentas siguen agudizando aún más la sobreacumulación del capital.

Las constantes inyecciones financieras y paraguas de rescate no son apropiadas para reducir esta montaña de capital inútil para invertirlo de una manera que promete máximas ganancias. Por el contrario, la inundación de dinero barato agudiza el problema fundamental. Algún día se quebrarán también esos diques construidos y se inundará la economía capitalista mundial. Las consecuencias para las masas serán abiertos despidos masivos, el derrumbe no sólo de algunas empresas, sino también de sectores enteros, un desastroso desempleo masivo y una pobreza creciente. Los gobiernos y los monopolios no están, bajo pena de hundimiento, en condiciones de deshacerse de las causas de las crisis. Ya la amenaza de un cambio de gobierno después de la primera vuelta en las elecciones presidenciales en Francia hizo caer inmediatamente las acciones en un 3,8 por ciento. Esto muestra la gran labilidad que emana de la gestión de crisis.

Este problema de sistema insoluble debe ser encubierto presentando la crisis económica y financiera mundial como "crisis de endeudamiento". El movimiento obrero hace bien al independizarse de la cafeomancia burguesa y al llevar a cabo sus propios análisis económicos. En esto, lo único de confianza son las líneas fundamentales, que fueron desarrolladas por Marx y Lenin, y concretizadas para la situación actual por el MLPD.

Sobre todo se debe detectar al modo de producción capitalista, bajo el dominio del capital financiero internacional, único dominante, como el causante principal de esta crisis económica y financiera mundial, que no quiere terminar. Esto significa también oponerse a las pretensiones reformistas y revisionistas de esforzarse junto con los explotadores por salvar la economía capitalista.

Rote Fahne: ¿Cómo repercute este desarrollo en la política medioambiental?

Stefan Engel: El saqueo a la naturaleza adopta una nueva dimensión ante el trasfondo de este desarrollo económico. Se vuelve a sacrificar más abiertamente la protección del medio ambiente a la lucha competitiva que se agudiza. En Alemania, por ejemplo, esto se hace evidente en la industria solar. Su promoción fue notablemente reducida por parte del gobierno, desde que no se puede realizar más el liderazgo en el mercado mundial con las correspondientes ganancias máximas, debido a la fortalecida competencia china. También aumentó nuevamente la emisión de CO2 en Alemania, en el último año, en 9,3 millones de toneladas. Esto demuestra una vez más que la supuesta compatibilidad del éxito económico con la protección efectiva del medio ambiente en la economía no es más que una nueva mentira vital de la sociedad capitalista.

Rote Fahne: Pese a las crisis, la canciller Merkel es tratada como la figura política más querida y el gobierno de Renania del Norte-Westfalia pretende obtener un mandato fortalecido en las elecciones regionales. ¿No son estos señales de una estabilización de las relaciones políticas en Alemania?

Stefan Engel: Esta apariencia engaña. Más bien se ha profundizado la latente crisis política en Alemania en los últimos meses. Con Christian Wulff debió dimitir por primera vez un presidente de la república debido a las continuas críticas masivas. Esto condujo brevemente a una abierta crisis de Estado. Incluso amenazaba el estallido de una abierta crisis de gobierno, que solamente fue parada nerviosamente en el transcurso de un día con una "mega-coalición" entre SPD/CDU/CSU/Los Verdes/FDP.

Se debe diferenciar: El fracaso del gobierno regional de Renania del Norte-Westfalia (NRW) con la pérdida de la votación sobre el presupuesto, expresó por un lado que el gobierno regional SPD/Los Verdes, que depende de socios aliados los que cambian una y otra vez, apareció demasiado inestable para los monopolios. Al mismo tiempo las nuevas elecciones eran deseadas por el SPD y los Verdes, pero también por el FDP, sobre todo por razones de política federal.

Si miramos la lucha electoral en NRW, entonces tenemos que refregarnos los ojos: La primera ministra Kraft hace propaganda con el eslogan "Lucha por puestos de trabajo", mientras que ella toma parte en la liquidación del sector del carbón de piedra, la nueva organización de la industria siderúrgica internacional a costa de miles y miles de puestos de trabajo o los 11.000 despidos en la empresa Schlecker. A los partidos monopolistas establecidos en Renania del Norte-Westfalia los aúna la promesa dudosa de derramar un cuerno de la abundancia en prestaciones sociales y ecológicas después de las elecciones. Norbert Röttgen de la CDU quiere practicar una "política desde la perspectiva de los niños" e incluso el FDP se las da de social con el eslogan zalamero de "liberalismo compasivo" y promete la abolición de la tasa de consulta médica, aumento del subsidio global para trabajadores vaivén y una formación escolar mejor. Pero este tipo de promesas es un juego osado, pues, sobre la base de la continua crisis económica y financiera mundial es más probable que el margen de maniobra para esto se reducirá aún más en el próximo tiempo.

Sin embargo, la canciller Merkel se las da acentuadamente de conciliadora y moderada en Alemania, mientras que en Europa ella figura hace tiempo entre las incitadoras de los recortes político-sociales.

La respuesta principal de los dominantes a los síntomas que más saltan a la vista de la crisis de la sociedad capitalista, consisten en siempre nuevas variantes, contenidos y métodos del sistema social del modo de pensar pequeñoburgués.

Mientras que el sistema del modo de pensar pequeñoburgués se sigue diferenciando, al mismo tiempo el espectro de los partidos burgueses se fragmenta visiblemente, lo que justamente no es favorable para relaciones políticas estables en el sentido de los monopolios.

Yo estoy, sin embargo, muy insatisfecho de cómo Rote Fahne ha tratado hasta ahora fenómenos como el surgimiento del Partido Pirata. El Partido Pirata vive de la aureola de un presunto "partido de protesta". Respecto a su programa él es totalmente superfluo, ya que su política sólo es un refrito trivial de una programática burguesa, enriquecida con ambiguos atributos pequeñoburgués-antiautoritarios y monerías "modernas" de la era de internet. Él trabaja sobre la base del anticomunismo moderno. Su liberalismo lleva a tal extremo que actualmente no domina la tendencia de una evidente infiltración neofascista. Su construcción deliberadamente promovida por los medios de comunicación debe minar el terreno parlamentario al Partido Die Linke (La Izquierda), pero sobre todo debe construir un dique contra la tendencia a la izquierda y allí contra el fortalecimiento de la orientación revolucionaria. Al mismo tiempo los dominantes exigen del Linkspartei (Partido de la Izquierda) postrarse ante el anticomunismo. No obstante, esto choca con contradicciones notables entre sus partidarios y miembros.

El MLPD no se presentó a las elecciones de Renania del Norte-Westfalia por razones de sus fuerzas. Sin embargo, hace propaganda activa para su programa socialista alternativo. Nos reservamos el derecho de apoyar críticamente a candidatos progresistas y también eventualmente al Partido de la Izquierda en las elecciones. En este contexto, la posición respecto al anticomunismo moderno es una importante línea divisoria.

Rote Fahne: Nosotros observamos un creciente peligro de guerra. ¿Cómo lo ves tú?

Stefan Engel: Después de la gestión de crisis internacional ejercida durante cierto tiempo en común con el estallido de la crisis económica y financiera en 2008/2009, aumenta claramente entretanto la agudización de las contradicciones interimperialistas. La política de expansión imperialista, que sigue avivada por la propensión a las crisis, va acompañada por ley inherente con una creciente militarización. Así India, como mayor importador de armas en el mundo en este momento, cerró a finales de 2008 un contrato de armamento con los Estados Unidos (EE.UU.) sobre el suministro de uranio para uso en armas atómicas. También probó el 18 de abril el misil de largo alcance "Agni 5" con 5.000 kilómetros de alcance en el marco del armamentismo nuclear. Los periódicos de India ven que con esto India se ha "catapultado" en el círculo de las potencias nucleares Estados Unidos, Rusia, Francia y China.

Debido al desarrollo económico contradictorio se producen graves desplazamientos en las correlaciones de fuerza políticas y económicas. Sobre todo los Estados BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) empujan agresivamente hacia delante, frente a las "viejas" potencias imperialistas.

La meta geo-estratégica del imperialismo estadounidense es defender, o sea restaurar su papel dominante en el Cercano y Medio Oriente a través de un nuevo ordenamiento. Después de todo aquí se trata de dos tercios de los conocidos yacimientos de petróleo y gas natural, y de una hegemonía política de poder y estratégica militar sobre todo el doble continente euroasiático. Las fracasadas aventuras de guerra en Irak y Afganistán afectan de manera desestabilizadora estos planes.

La lucha de las masas en los países norafricanos y árabes por la democracia y la libertad, en un primer momento objetivamente tenía también un carácter desestabilizador para las estructuras de poder reaccionarias relativamente estables en las últimas décadas. Aprovechando sus debilidades, los imperialistas –sobre todo EE.UU. y la UE– intentan influir en esta lucha de modo que su hegemonía sobre esta región se apoye mediante el fomento de formas de Estado democrático-burguesas de tipo occidental. Para esto están también dispuestos a intervenir directa y beliciosamente como en Libia, Siria o Irán.

Sería fatal creer que el negociado acuerdo de armisticio en Siria es un paso hacia la paz mundial. La llamada "operación robusta", que llevan adelante las potencias imperialistas de Francia y los EE.UU., también significa la preparación de agresiones militares.

Un ataque a Irán o Siria difícilmente podría estar limitado a esta región, pues aquí se esconden directamente los intereses opuestos entre las potencias imperialistas de los EE.UU. y sus aliados, por un lado, así como de Rusia y China, por el otro. Las maniobras conjuntas de los ejércitos rusos y chinos en el Mar Amarillo, el 21 de abril –también como respuesta a las maniobras estadounidenses en la cercanía inmediata–, demuestran el potencial peligroso de la agudización.

Las Manifestaciones por la Paz (Marchas de Pascua) del 2012 y las acciones conjuntas de diferentes fuerzas políticas dan una importante señal contra los preparativos de guerra. Sin embargo, la agudización del peligro de guerra general aún se subestima. Esto también está relacionado, sin duda, con la confusión divulgada entre las masas por parte de las fuerzas revisionistas y neorevisionistas. De esta manera se le atribuyen, con toda seriedad, inclinaciones antiimperialistas al régimen fascista en Irán y al gobierno reaccionario de Assad en Siria, o se disimula el proceder de las potencias imperialistas de China y Rusia como política de paz.

Por eso, la movilización de la masas en la lucha por la preservación de la paz mundial es impensable sin desenmascarar estas ilusiones en las fuerzas socialimperialistas.

Rote Fahne: En China, el funcionario líder Bo Xilai fue destituido hace poco de sus cargos. El hecho de que esto sea tan cubierto por los medios de comunicación masivas, tiene seguramente sus razones.

Stefan Engel: Bo Xilai fue depuesto el 15 de marzo como jefe del partido en Chongqing; con cerca de 30 millones de habitantes es la unidad territorial urbana más grande a nivel mundial. En abril fue destituido de sus cargos en el Buró Político y el Comité Central del PC de China. La exposición de Bo Xilai como "neo-maoista" llamó especialmente la atención. Por lo visto, él se había hecho un nombre entre las masas, por cuanto procedía rigurosamente en contra de las estructuras mafiosas y había puesto en la cárcel a más de 3.000 personas por causa de corrupción. Promovió la construcción de viviendas sociales y medidas de protección del medio ambiente. En esto, él se basaba en Mao Tse-tung y exigía a los funcionarios "servir al pueblo". Él revivió formas de movilización de masas y canciones del tiempo del verdadero socialismo. El primer ministro Wen Jibao introdujo el derrocamiento de Bo Xilai con la advertencia contra una nueva "revolución cultural", que él calumnió como una "tragedia histórica".

Esto demuestra de qué, en realidad, la burocracia dominante de la China socialimperialista tiene miedo. Sin embargo, la advertencia contra Bo Xilai es completamente exagerada. Él intercedía por reformas y contra excrecencias corruptas, pero defendía el sistema burocrático-capitalista de China.

La restauración del capitalismo en China y el ascenso de la República Popular de China a una nueva superpotencia socialimperialista no requiere en China ninguna reforma, sino una nueva revolución proletaria y el establecimiento de la dictadura del proletariado.

Esta destitución es, sin embargo, un determinado reflejo de la lucha de clases en China. Los obreros con sus huelgas y los campesinos con sus levantamientos se refieren cada vez más a las conquistas sociales, los derechos y las libertades, así como también a las líneas ideológicas fundamentales bajo Mao Tse-tung. Que Bo Xilai tuviese que ajustarse a éstas, no muestra solamente cuán grande es la influencia del pensamiento Mao Tse-tung en las masas, sino por sobre todo, que esa influencia crece considerablemente. Esto nos llena de mucha esperanza, pues muestra que los nuevos capitalistas en China se mueven en terreno resbaladizo y que el desarrollo de la conciencia de clase también avanza en China.

Rote Fahne: El partido está en medio de la preparación del IX Congreso. ¿Ya se puede evaluar cómo va esta preparación hasta ahora?

Stefan Engel: La preparación del Congreso está caracterizada por un auge de la iniciativa ideológico-política de la base del partido, una gran aprobación y unificación del partido en cuanto al borrador de informe-balance del Comité Central y al libro Aurora de la revolución socialista internacional. De las discusiones de cuatro meses en los grupos de base han sido elaboradas miles de mociones a este borrador. En diferentes ámbitos, por ejemplo, en relación a Rote Fahne y a la dirección de nuestro trabajo en las empresas y en los sindicatos, se profundizó la evaluación crítica y autocrítica del trabajo de dirección. Se procesaron muy variadas experiencias del trabajo de hormiga local, tal como el reclutamiento de miembros, el trabajo por el medio ambiente o en las empresas y los sindicatos, y se refinaron las cualificaciones. A partir de esto resultaron 1.640 mociones aprobadas de las asambleas de delegados a nivel local y distrital. Eso es un 30 por ciento más de mociones que para el último Congreso. El MLPD se ha comprometido con la tarea de preparar la revolución internacional, se consolidó como un partido revolucionario de nuevo tipo en lucha contra el anticomunismo y ha adoptado el trabajo por el medio ambiente como la segunda más importante línea de lucha en su trabajo.

Al mismo tiempo las mociones también nos indican naturalmente una serie de cuestiones, en las cuales nosotros aún no estamos de acuerdo. Una discusión la tuvimos con algunas mociones escepticistas, que con frecuencia tienen que ver con el hecho de que la evaluación del MLPD se separa del complicado desarrollo social. Sin embargo, en la evaluación del trabajo partidario siempre se debe tomar en cuenta la correlación de fuerzas y las limitadas posibilidades. En la etapa de la situación no revolucionaria tampoco es posible evitar derrotas y reveses. No obstante, el MLPD le ha dado a las masas en todo momento una orientación clara, ha fortalecido y consolidado la orientación revolucionaria en la tendencia a la izquierda y también a nuestro partido y a la organización juvenil. Con nuestro trabajo de hormiga sistemático ya fue sembrada la semilla que temprano o tarde brotará en un auge general del movimiento obrero revolucionario y popular en Alemania.

Con las próximas asambleas de delegados de nuestro partido a nivel de las siete regiones, tenemos una buena posibilidad para profundizar estas cuestiones. Estas asambleas de delegados regionales tienen principalmente la tarea de seguir preparando profundamente el IX Congreso del MLPD, aclarar las preguntas que han surgido y aportar a una amplia unificación ideológico-política del modo de pensar de los miembros y los órganos de dirección.

Rote Fahne: En enero, el MLPD caracterizó al movimiento internacional por la libertad y la democracia como el "fenómeno actual más destacado" de la lucha de clases internacional. Sobre eso hubo, además de reacciones mayormente aprobatorias, también una tendencia de interpretaciones confusas.

Stefan Engel: ¡En efecto! En la entrevista que di en enero, me referí a la caracterización del cambio más significativo en la lucha de clases internacional. Esto no se puede aplicar esquemáticamente a las condiciones en la RFA. Después del cambio de milenio, el centro de las efervescencias revolucionarias se ha desplazado de América Latina al Norte de África y el Mediterráneo. La tormenta del movimiento por la democracia y la libertad se dirige contra regímenes autócratas y fascistas que oprimen todo movimiento democrático de las masas. El objetivo estratégico en esos países es el establecimiento de un orden antiimperialista de nueva democracia. Eso crea al mismo tiempo los requisitos necesarios para la lucha por el socialismo en estos países.

En algunas mociones presentadas al Congreso se equiparó esta situación con la lucha de clases en Alemania. La cita arriba mencionada fue separada del contexto y, de esta manera, una evaluación táctica correcta sobre la situación internacional se convirtió en una concepción estratégica errónea, cuando se declaró en forma general la lucha por la libertad y la democracia como escalón preliminar a la lucha por el socialismo. Pero, en los países imperialistas, el objetivo estratégico inmediato es el derrocamiento revolucionario del imperialismo y la construcción del socialismo. Ya en el año 1981, nuestro órgano teórico, el REVOLUTIONÄRER WEG (camino revolucionario) declaró en su número 20/21 Strategie und Taktik im Klassenkampf (Estrategia y táctica en la lucha de clases): "Los reformistas y revisionistas de todos los matices intentan desfigurar esto, ignorando completamente la meta estratégica o indicando otra meta, así como el DKP con su «democracia antimonopolista». Con esto le sirven objetivamente a la conservación del dominio monopolista de Estado." (Pág. 35 de la edición en alemán).

Se cayó en este error porque no se trabajó conscientemente con el método dialéctico. Claro que hay una interacción entre los países donde es, de hecho, una tarea estratégica la lucha por la libertad y la democracia, y los países imperialistas donde hay que luchar directamente por el socialismo. La estrategia y táctica de la revolución internacional debe tomar en cuenta tanto las peculiaridades de los diferentes países como también la conexión indisoluble de la lucha de clases nacional e internacional. En nuestro libro Aurora de la revolución socialista internacional advertimos con insistencia: "Todo tipo de esquematismo, igualitarismo y, peor aún, toda competencia o división pequeñoburguesa, pero sobre todo, la negación de la conexión indisoluble de la lucha de clases nacional e internacional, conducirán inevitablemente a la derrota." (Pág. 339).

Rote Fahne: ¿Cuál es la raíz ideológico-política de esta tendencia metafísica y qué consecuencias tiene?

Stefan Engel: En la transición a la segunda etapa de la lucha de clases las situaciones, los desafíos y las decisiones se vuelven cada vez más complejos: hay que relacionar cada fenómeno y cada tarea en la lucha de clases y la construcción de partido en Alemania con la situación internacional y la estrategia y táctica de la revolución internacional.

Si los fenómenos y las experiencias concretos se generalizan indebidamente, pero también si se ignoran o niegan las interrelaciones, entonces es inevitable que se saquen conclusiones erróneas.

Así, por ejemplo en el estado federado Baden-Wurttemberg, bajo el gobierno encabezado por el Sr. Mappus del partido democristiano (CDU), se acumularon medidas represivas y restricciones de derechos y libertades democrático-burgueses en el contexto de las luchas masivas contra el proyecto ferroviario "Stuttgart 21" (S21). El espectro de medidas incluye más de mil investigaciones de la fiscalía por razones políticas contra personas que se oponen a "S 21", la persecución judicial a recolecciones de donaciones en las manifestaciones de los lunes, la obligación de tener una "autorización" para vender el ROTE FAHNE delante de las puertas de las fábricas y el denominado "jueves negro" cuando la policía intervino brutalmente con camiones lanza aguas contra los manifestantes que en su mayoría eran jóvenes. Estos cambios cuantitativos no se deben generalizar precipitadamente como un salto cualitativo en el proceso de la fascistización del aparato estatal, ni incluso como general "rumbo represivo en la política interior". Esto significaría sobrevalorar la fascistización del aparato estatal puesto que, hoy como antes, están en el primer plano los métodos del sistema del modo de pensar pequeñoburgués como forma principal de gobernar. Con el cambio del gobierno regional pasaron al primer plano los métodos engañosos de la "prueba de resistencia", el plebiscito inganable sobre "S21" y las expectativas frente al primer ministro de Los Verdes. Toda tendencia escéptica y de pánico, como si la transición del aspecto principal del engaño al aspecto principal de la violencia estuviera ya en plena marcha, subestima y minimiza sobre todo la represión real y la violencia contrarrevolucionaria contra un cambio revolucionario que es de esperar. Pero también subestima el método de gobernar del sistema del modo de pensar pequeñoburgués que predomina hoy como antes o sea que abre un flanco para la influencia de éste en el movimiento obrero y popular y el partido.

Rote Fahne: ¿Cómo es posible que surja esta tendencia inmediatamente después de la publicación de la "Aurora de la revolución socialista internacional" y del borrador del informe-balance, documentos que a su vez analizan y procesan muy a fondo y críticamente el culto a la espontaneidad pequeñoburgués?

Stefan Engel: Claro que el partido respalda subjetivamente la Aurora de la revolución socialista internacional y el borrador del informe-balance del CC. Por cierto no se encuentra ningún camarada que rechace la quintaesencia ahí explicada de la "preparación de la revolución internacional – en vez del culto a la espontaneidad".

Pero si uno no estudia la Aurora de la revolución socialista internacional y el borrador del informe-balance del CC de manera crítica-autocrítica, sino sólo como comprobación de evaluaciones y prácticas ya existentes, entonces no es posible captar de verdad lo nuevo. El hecho de que la revolución internacional actualmente vuelva a estar al orden del día debido a la producción capitalista internacionalizada, requiere que cuestionemos en forma crítico-autocrítica y creadora nuestro modo de pensar y trabajar hasta ahora practicado.

Sólo si se comprende toda la dialéctica de la preparación y realización de la revolución internacional, y si nos ocupamos conscientemente de manera crítico-autocrítica de las improntas y los enfoques existentes, resultará una autotransformación verdaderamente positiva. Por ejemplo, nuestra organización debe comprender que tiene que orientar su trabajo hacia la actual situación internacional prerrevolucionaria, mientras que en Alemania recién se está iniciando un cambio del estado de ánimo entre los obreros.

Rote Fahne: ¿Qué significa para el trabajo la tarea general de apropiarse asimilar crítico-autocríticamente el REVOLUTIONÄRER WEG 32-34 y su aplicación creadora en la práctica?

Stefan Engel: Hace un año que el Comité Central (CC) junto con la Comisión Central de Control (CCC) aprobó un llamamiento para un movimiento de crítica y autocrítica. En éste, se orienta a una fase de apropiación crítico-autocrítica y aplicación creadora del desarrollo continuo de la línea de la revolución socialista internacional, como proceso de autotransformación.

En este contexto, tienen mucha importancia la campaña internacional para propagar a la ICOR entre las masas y la lucha por la independencia financiera de ésta mediante la recolección de donaciones. El pleno del CC pudo comprobar que hay en nuestra organización un gran entusiasmo con respecto a esta nueva tarea del partido. Esto se puede ver a través de las donaciones que el MLPD recibió para su trabajo internacionalista y para apoyar a la ICOR. En un poco más de siete meses pudimos conseguir más de 380.000 euros. Pero al mismo tiempo hemos constatado que la campaña de ICOR muchas veces no se realiza bajo el punto de vista del movimiento de crítica y autocrítica y tampoco conscientemente en todo momento para desarrollar la conciencia internacionalista de las masas. Para este tipo de recolección de donaciones hay que hacer un profundo trabajo de convencimiento sobre la necesidad del internacionalismo proletario y la preparación de la revolución internacional. Esto es trabajo de hormiga sistemático, es trabajo de convencimiento, ésta es lucha práctica contra el anticomunismo moderno entre las masas. En esto hay que colocar en el centro la venta de tarjetas postales y el reclutamiento de nuevos miembros para la organización de solidaridad y ayuda "Solidarität International". Nos hemos dado cuenta, particularmente en el trabajo en las empresas y los sindicatos, de que surte efecto una tendencia sindical-legalista y oportunista y que la recolección de donaciones para la ICOR en las empresas y los sindicatos apenas forman parte del trabajo de hormiga. Y eso que la recolección de donaciones entre los obreros industriales es el aspecto más importante de esta campaña de donaciones. No se trata de conseguir dinero de cualquier modo, tenemos que hacer un trabajo de convencimiento y, de esta manera, comprobar si las masas entienden nuestra estrategia y táctica, si es posible ganarlas para ésta etc.. Al mismo tiempo hay numerosos ejemplos donde este tipo de trabajo de hormiga en los barrios y las empresas, y en todas las partes donde cooperamos bien con las masas, pudo lograr buenos éxitos y condujo también a un desarrollo positivo en el trabajo de ganar nuevos miembros.

Con respecto al estudio individual de la Aurora de la revolución socialista internacional, tampoco se trata de leer el libro de alguna manera. Tenemos que prestar justamente atención a que nos enfrentemos autocríticamente con este nuevo criterio para nuestro trabajo de hormiga y practiquemos una autotransformación activa. Los errores ideológico-políticos que han surgido en la elaboración de las mociones al Congreso, manifiestan un insuficiente estudio individual dialéctico como base para la autotransformación de los miembros del partido. Esta discusión tiene que estar en el centro de las Asambleas de Delegados a nivel regional, en relación con la evaluación de los múltiples campos de lucha práctica en los cuales trabaja el partido. Seguro que va a durar algún tiempo para que haya llegado a ser costumbre esta nueva tarea. Actualmente, esta autotransformación es el criterio más importante para la evaluación del trabajo – también del trabajo de los órganos de dirección a nivel regional.

Rote Fahne: Estamos viviendo un claro auge del movimiento combativo de mujeres relacionado con el seguimiento de la Conferencia Mundial de Mujeres de 2011.

Stefan Engel: Durante la preparación y la realización de la Conferencia Mundial de Mujeres de Base, el 2011 en Caracas, hemos enfatizado una y otra vez que para nosotros lo más importante es aprovechar la preparación de esta Conferencia para desarrollar y fortalecer duraderamente el movimiento combativo de mujeres en cada país y su cooperación. Los días de acción internacionales del movimiento mundial de mujeres que se decidieron en esta Conferencia y que se realizaron después –sobre todo el Día contra la Violencia hacia la Mujer y el Día Internacional de la Mujer– marcaron una clara reactivación y ampliación del movimiento combativo de mujeres en Alemania. Hubo una gran cantidad de manifestaciones, celebraciones y actividades en las que participaron miles de personas y hasta 25 organizaciones en cada lugar, bajo activa cooperación del MLPD. El miedo a tener contacto con nuestro partido debido al modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista ha disminuido. De ello también se refleja un respeto mayor hacia el trabajo de mujeres del MLPD.

Actualmente debemos fijar la atención principalmente en lograr un avance contundente en el proceso de esclarecimiento y el fortalecimiento duradero del movimiento combativo de mujeres organizado y überparteilich1, lo que todavía tenemos por delante.

Rote Fahne: En mayo de este año tendrá lugar el 7º Consejo Internacional de los Trabajadores de la Industria Automotriz en Múnich, y en marzo del año que viene se llevará a cabo la 1ª Conferencia Internacional de Mineros en el Perú. ¿Qué resonancia cabe esperar de ambos eventos?

Stefan Engel: Ambos proyectos muestran que existe una gran y aún creciente necesidad de trabajo conjunto, coordinación y cooperación en el proletariado industrial internacional. Las inscripciones y las demandas hasta este momento muestran que estos dos eventos provocan un enorme crecimiento del interés internacional. La ICOR ha decidido apoyar a ambas iniciativas de carácter überparteilich que deben transformarse en hitos en la unión internacional del proletariado industrial internacional y que contribuirán al enriquecimiento mutuo de las luchas de clases nacionales e internacionales.

Estos eventos pueden ser un importante paso adelante que hará que el proletariado industrial internacional, que ha surgido en las últimas décadas se ponga conscientemente a la cabeza de la lucha mundial contra el imperialismo y por el verdadero socialismo.

En el caso de la 1ª Conferencia Internacional de Mineros se vislumbra una coordinación y cooperación progresiva de los mineros en federaciones de masas/sindicatos de decenas de miles de estos trabajadores. Los actuales 22 millones de mineros a nivel mundial junto a sus familias son una de las tropas más grandes y con mayor fuerza combativa del proletariado industrial internacional.

Muchas veces están a la cabeza de las luchas en sus países y constituyen la columna vertebral de éstas. Sólo a mediados del 2011 más de 500.000 mineros estuvieron en lucha por los puestos de trabajo y los salarios y por la defensa del medio ambiente, pero también en la lucha mundial por la libertad y la democracia. En aras de sus ganancias los monopolios mineros internacionales utilizan muy a menudo la explotación a cielo abierto, destruyendo así de forma duradera regiones enteras y contaminando los ríos; y se libran guerras por el control de las fuentes de materias primas.

Los mineros en lucha que muchas veces aún están fragmentados, deben desarrollar su cooperación internacional, lo que propulsará también la lucha de los mineros en Alemania contra el cierre prematuro de las minas de carbón de piedra y contra el canto de despedida para dar fin a la extracción de esta importante materia prima.

En lo que respecta al 7º Consejo Internacional de los Trabajadores de la Industria Automotriz, el número de inscripciones internacionales ha aumentado en más del doble respecto al último evento que se celebró en el 2009. Participarán organizaciones que representan en su conjunto a millones de trabajadores como los sindicatos KMWU de Corea del Sur, CGT de España, CGT de Francia, FIOM de Italia, Conlutas de Brasil, “Agosto 80” de Polonia, KMU de Filipinas, NTUI de India, Deri-Is de Turquía y otros.

Esto sólo es posible gracias al trabajo que se ha llevado a cabo durante años en los seis consejos anteriores. En éstos se ha desarrollado una relación de confianza entre los miembros, se ha discutido creativamente y con una cultura de disputa democrática, y en la práctica se ha acreditado el apoyo y el trabajo de solidaridad mutuo.

Al mismo tiempo se producen cambios incisivos en la industria automotriz a nivel mundial. Desde el cambio de siglo el peso entre los países y consorcios productores de automóviles más fuertes se ha desplazado dramáticamente. En el año 2000 los EE.UU. eran el líder indiscutible de la lista de los países productores de automóviles más fuertes con alrededor de un 25% de la producción mundial, mientras que China se encontraba en la octava posición e India en la decimoquinta. En el último año, sin embargo, vemos que China ya se encuentra en el primer puesto con el 22,9% de la producción mundial de automóviles, mientras que en los EE.UU. se producen sólo el 10,8% y la India ha avanzado hasta la sexta posición. Países que tradicionalmente han sido conocidos por la fabricación de automóviles como Gran Bretaña, Italia y Bélgica ya no están entre los 15 productores líderes.

Una nueva caída de la crisis traerá consigo graves cortes en las condiciones de vida de los trabajadores de este sector y de sus familias. Todo esto es un argumento a favor para que estos trabajadores y sus familias, pero también la población de los centros de la industria automotriz, lideren la lucha más allá de las fronteras nacionales por un futuro digno de vivir y superen en este proceso la división entre los diferentes lugares de producción y entre los trabajadores subcontratados y los trabajadores fijos. El MLPD saluda el hecho de que en este Consejo la lucha por salvar al medio ambiente ante la economía de lucro sea también un tema central y que la lucha por la liberación de la mujer sea una parte integrante fija.

El objetivo declarado del 7o Consejo Internacional de los Trabajadores de la Industria Automotriz que se celebrará en Múnich del 17 al 20 de mayo es encaminar la transición hacia una coordinación clasista combativa de los trabajadores de la industria automotriz que funcione a nivel internacional y que sea vinculante. La política traidora de colaboración de clases de muchas dirigencias sindicales en el mundo conduce a la división del movimiento obrero y tiene como objetivo separarlo del socialismo. Sin embargo, a ello se responde muchas veces con una separación de los sindicatos clasistas combativos o revolucionarios, o se pasa a un trabajo de oposición sindical. Pero esto es muy problemático, ya que facilita objetivamente la división por parte de la burocracia sindical reformista. No nos debemos dejar inducir a socavar estratégicamente la unidad de la clase obrera por la supuesta ventaja de poder hacer un trabajo sindical combativo sin trabas. En relación con el Consejo de los Trabajadores de la Industria Automotriz ya he escuchado demandas a favor de fortalecer este trabajo de oposición sindical también en Alemania o incluso de tomarlo como plataforma conjunta del Consejo, lo cual es criticado decididamente por el MPLD. En la preparación del evento en Alemania ya deberemos discutir a fondo sobre esta dañina tendencia. La justificada crítica de la política de colaboración de clases debe ser realizada dentro de los sindicatos con el objetivo positivo de la unidad de la clase obrera en base a la lucha conjunta por la mejora de las condiciones salariales y laborales.

Rote Fahne: ¿Se incluye también a la organización juvenil REBELL en la preparación del Congreso, en el estudio y en la aplicación de la "Aurora de la revolución socialista internacional"? ¿No es pedirle mucho a una organización juvenil?

Stefan Engel: Si todo se hiciera como en la sociedad burguesa con su presunción juvenil no se podría exigir mucho de los jóvenes. Como mucho conocer los hechos a medias o un par de eslóganes divertidos. El MLPD, por el contrario, tiene confianza en la juventud y confía en que quiera aprender y luchar y que también supere para este propósito los obstáculos del modo de pensar pequeñoburgués-antiautoritario.

En las mociones de la dirección nacional (VL) de REBELL presentadas al borrador del informe-balance y también en las 20 “Cartas al Congreso” ya redactadas por las bases de REBELL, se observa una creciente iniciativa ideológico-política, un fortalecido espíritu revolucionario y el enlace estrecho con el MLPD y la ICOR. La organización juvenil REBELL se ha estabilizado.

¡Todo esto son resultados importantes de la exitosa campaña de crítica y autocrítica sobre el trabajo juvenil! Sin embargo, sería muy idealista afirmar que con esto se hayan resuelto todos los asuntos y problemas presentes. Comprender el trabajo juvenil como táctica de masas en la construcción del partido en todos sus aspectos, y realizarla de manera duradera en todas las facetas del trabajo partidario incluso es, por el momento, una de las tareas de futuro más significativas en la construcción del partido.

Rote Fahne: Hace poco se llevó a cabo una reunión del Comité Central. ¿Qué se discutió en ella?

Stefan Engel: El 8º pleno del Comité Central se reunió un año después de la edición del libro Aurora de la revolución socialista internacional. Sacó un balance general positivo y subrayó la acertada dirección conjunta realizada por el Comité Central. Sin embargo, también se llevó a cabo una discusión crítico-autocrítica sobre persistentes puntos débiles en determinados ámbitos de su trabajo de dirección. Sobre todo hay enérgica crítica a varias facetas del trabajo público central; al hecho de que aún falte el folleto sobre el socialismo o existen varias críticas hacia Rote Fahne. De éste último se critica sobre todo que tiende a perder su papel de órgano central en todos sus aspectos, que da orientación. Muchas veces los lectores echan también de menos el trato cercano a la vida, interesante, comprensible y también profundo de cuestiones cruciales de la construcción del partido y la lucha de clases, así como de cuestiones de ciencias naturales, de la cultura y de la vida cotidiana. Rote Fahne sigue tendiendo a escribir artículos de tipo intelectual alejado de los trabajadores. No se piensa lo suficiente en las muchas personas que no entienden mucho de política y que tampoco tienen la posibilidad de formarse. Su cometido más importante, que es acercar a la línea ideológico-política del MLPD, no se cumple suficientemente. Pero el punto esencial es que Rote Fahne le hace el quite a las cuestiones centrales que son planteadas hoy con el anticomunismo moderno. Sin que las masas superen el modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista, no se podrá llevar a cabo ningún progreso duradero en la construcción del partido y la lucha de clases en Alemania. Por este motivo es tan importante, desde el punto de vista estratégico, el superar esta tendencia.

De nuestro trabajo sindical y de empresa, y de su orientación central se critica, sobre todo su falta de profundidad, y que aún tiene una fuerte tendencia a reaccionar a los altibajos de los desarrollos económicos y políticos y de la lucha de clases. De esta forma no es posible ganarse a la mayoría decisiva de la clase obrera y dirigir la lucha de clases como escuela de la conciencia de clase, del modo de pensar proletario y de la lucha organizada.

El pleno ha dirimido todas estas cuestiones con la habitual cultura de disputa proletaria del MPLD y también pudo unificarse.

La unión, codo con codo del Comité Central y de la Comisión Central de Control fue y es un triunfo importante.

El pleno también se dedicó a la necesidad de construir a tiempo reservas de cuadros para el nivel central. Para ello es necesario movilizar en la organización aún más a cuadros obreros y mujeres más jóvenes y aptos para que se pongan a disposición para la candidatura a los órganos centrales. Por supuesto que este tipo de trabajo en el Comité Central no es fácil y requiere un gran compromiso, una alta moral de lucha, una profundidad ideológico-política y el dominio del método dialéctico al nivel de la doctrina del modo de pensar y del pensar sistémico. Pero todas estas habilidades no caen del cielo. Es posible y necesario desarrollar y fortalecerlas en un proceso más largo. Por ello es importante dar mayor importancia a este trabajo de formación y educación con perspectiva de futuro.

Rote Fahne: ¿Cuál es entonces tu balance general sobre la situación del MLPD?

Stefan Engel: El MPLD es un partido fortalecido ideológico-políticamente y arraigado en las masas que durante muchos años se ha acreditado y estabilizado pese a los muchos años de política del aislamiento político y del anticomunismo moderno de los dominantes. El MLPD también ha proporcionado en los últimos años una cooperación constructiva en el movimiento marxista-leninista, revolucionario y obrero internacional. Logró una amplia unificación ideológico-política con muchos partidos y desarrollar una cooperación práctica. Este es un requisito importante para resolver positivamente las futuras confrontaciones de clase en la transición a una crisis revolucionaria y para cumplir con nuestros objetivos estratégicos.

Rote Fahne: ¡Muchas gracias por la conversación!

1no partidarizado; eso significa un principio de organización que une a las personas con diferentes concepciones del mundo y/o afiliación partidaria sobre una base democrática y con igualdad de derechos (N. de T.).

Acciones de Documento