Usted está aquí: Inicio / 2014 / Acerca del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre

Acerca del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre

Resolución de la 2a Conferencia Mundial de la ICOR

 

En el año 2017, se conmemora el centenario de la Revolución Socialista de Octubre en todo el mundo, revolución que no sólo cambió a Rusia, sino que a todo el mundo. Por primera vez en la historia de la humanidad, la clase obrera, bajo la dirección del Partido Bolchevique con su presidente Lenin, había conquistado el poder del Estado derrocando al zarismo atrasado y brutal.

El joven poder soviético salió airoso de una guerra civil de tres años contra la contrarrevolución interior y contra la intervención de 14 potencias imperialistas.

En el transcurso de la Revolución de Octubre, el 30 de diciembre de 1922, se constituyó la Unión Soviética que construyó con éxito el socialismo y se convirtió en un faro de toda la humanidad. Al mismo tiempo, los pueblos soviéticos se enfrentaron a la tarea difícil de construir un país atrasado con un pueblo empobrecido, una herencia del zarismo. Pusieron en marcha la construcción del socialismo. La colectivización de la agricultura, la socialización de la producción, la industrialización y las transformaciones profundas en el campo cultural y científico, bajo las condiciones de la dictadura del proletariado, garantizaron al pueblo pan, trabajo, vivienda, educación, salud, tierra y asistencia social. La reducción de la jornada laboral (la jornada laboral de 8 horas e incluso la de 5 horas) iba acompañada de la emancipación de las mujeres mientras que, por el contrario, desaparecieron por completo el analfabetismo y el desempleo.

¡Qué contraste con la actual miseria masiva mundial y el desempleo masivo estructural a consecuencia de la continua crisis capitalista financiera y económica a nivel mundial!

Eso fue una transformación revolucionaria en la historia de la humanidad bajo la dirección de Stalin, y también la base de la victoria en la Gran Guerra Patria, contra los bárbaros de Hitler y por la liberación de Europa del fascismo.

Pero ni la reacción en la guerra civil, ni el ataque de 14 ejércitos imperialistas y tampoco el asalto de la Alemania de Hitler fueron capaces de vencer a la Unión Soviética socialista. Después de la muerte de Stalin, con el XX Congreso de 1956, el socialismo fue destruido desde el interior mediante la usurpación del poder por los revisionistas y la restauración del capitalismo en la Unión Soviética. La disolución de la Unión Soviética, el 26 de diciembre de 1991, es principalmente responsabilidad del revisionismo moderno, de Jruschov a Gorbachov.

Por consiguiente, el colapso de la Unión Soviética en 1991 no fue una derrota del socialismo, como lo afirman los reaccionarios en todo el mundo quienes hablan "del fin de la historia", sino fue el derrumbe del aparato de Estado revisionista burocrático.

No obstante, esto sigue siendo la fuente del antiestalinismo y del anticomunismo: niegan la historia, son difamatorios, histéricos, primitivos. El imperialismo trata de presentar sus crisis y guerras, y su barbaridad por la explotación del ser humano y la naturaleza, como si fueran sin alternativas, e intenta obstruirle el paso a la humanidad hacia un futuro digno.

Actualmente, con ocasión del centenario de la victoria de la Revolución de Octubre, teniendo en cuenta las experiencias existentes, nos sentimos obligados a dar un nuevo impulso de la lucha revolucionaria por el socialismo. La situación actual en el mundo, la profunda crisis capitalista mundial, las guerras y conflictos tramados por los imperialistas, la amenaza a las bases de vida de la humanidad por la destrucción medioambiental, impulsan a la humanidad a la liberación nacional y social, a una mayor emancipación por el socialismo mundial.

La ICOR rendirá homenaje a la Revolución Socialista de Octubre de acuerdo con su universalidad y actualidad y, con ocasión del centenario llevará a cabo una campaña mundial conjunta como una acción de lucha de clases internacional en relación con la continua crisis capitalista financiera y económica mundial del imperialismo. Esta campaña conjunta, en el espíritu de la Revolución Socialista de Octubre, se dirige a la clase obrera internacional y a los pueblos del mundo en la lucha contra la barbarie imperialista y por un futuro luminoso de la humanidad.

En unión con esta campaña para propagar y fortalecer a la ICOR, realizaremos un seminario sobre las enseñanzas de la Revolución de Octubre.

  • ¡Viva la Revolución Socialista de Octubre!

  • ¡Viva el socialismo!

  • ¡Adelante con la ICOR!

descargar en formato PDF



Acciones de Documento