Usted está aquí: Inicio / 2014 / Desarrollemos una ofensiva de la política financiera proletaria

Desarrollemos una ofensiva de la política financiera proletaria

Resolución de la 2a Conferencia Mundial de la ICOR

 

La independencia financiera de la ICOR y de cada uno de los miembros de la ICOR es el garante de la construcción exitosa de la ICOR desde su comienzo. Fue conquistada en un deslinde consciente de las costumbres de muchos años de la Comintern, la cual, mediante el financiamiento del trabajo de partidos hermanos, había creado relaciones de dependencia ideológica, política y organizativa. En algunos partidos incluso se abandonó el principio de Lenin de obligar a los miembros del partido a pagar cuotas.1 Hoy, la ICOR debe defender el principio de la independencia financiera contra los métodos comunes de las ONG, iglesias, de los foros sociales, de tomar influencia política a través del financiamiento de conferencias, eventos, etc.

Convertir la independencia financiera en un sello distintivo de la ICOR

Nadie va a liberar a la clase obrera ni a las masas, si no lo hacen ellas mismas. Las masas sólo pueden conquistar exitosamente la liberación de la explotación y opresión, si también financian esta lucha apoyándose en sus propias fuerzas. Esto constituye un componente indispensable de la educación de las masas a la autoliberación, en lucha contra el sistema de la corrupción y del soborno en el imperialismo, sistema que también influye en las masas mediante el modo de pensar pequeñoburgués. El principio de la independencia financiera y de la abnegación, en cambio, ejerce una fuerza de atracción particular en las masas.

"La confianza es buena, pero el control es mejor"

La tesorería proletaria sigue al principio de Lenin "La confianza es buena, pero el control es mejor". El control que se realiza con las comisiones de auditoría, no le es extraño a la clase obrera. El control de los órganos de dirección responsables por parte de los miembros y las masas, es una conclusión decisiva de la degeneración revisionista de los partidos anteriormente socialistas. La obligación a documentar todos los gastos e ingresos no es ningún control de las organizaciones individuales y de su trabajo, sino únicamente un control de los procesos de pago dentro de la ICOR. Las auditorías periódicas se refieren a una tesorería correcta y completamente comprobable, conforme a las decisiones que se han tomado.

¡Fortalezcamos la moral proletaria de finanzas!

Todas las experiencias muestran que la disposición a donar, en parte es más grande en los países dependientes que en los países imperialistas. El modo de pensar de "no podemos dar nada porque nosotros mismos no tenemos nada" es una mentalidad pequeñoburguesa, ajena a la clase obrera. Justamente entre los más pobres de los pobres hemos conseguido en parte los mejores resultados de donativos. De esta manera, los resultados de la recolección de donativos son un indicador de la línea de masas y del enlace con las masas. El consciente trabajo de finanzas, a través de la recolección sistemática de donativos y la transferencia correcta de las cuotas son características de una política financiera proletaria.

La unidad dialéctica entre gastos e ingresos

Carlos Marx formuló la unidad dialéctica fundamental de gastos e ingresos como principio del trabajo financiero proletario. En la ICOR, cada miembro y cada órgano electo está obligado a realizar esta unidad dialéctica. Unimos el principio de la unidad entre los ingresos y gastos con el principio de la solidaridad, respetando las diferencias en la fuerza financiera de cada organización. Según ello, cada uno sin excepción se obliga a hacer un aporte que él mismo determina según sus posibilidades. Al mismo tiempo, las diferencias en la fuerza financiera se compensan mediante un sistema de compensación entre los diferentes continentes. Esto no significa establecer relaciones de dependencia, sino compensar las fortalezas y debilidades dentro de la ICOR. La base para ello es la meta común del autofinanciamiento, aunque en parte y por el momento se realiza en forma de la contribución propia de cada uno.

Desarrollemos muy diversas iniciativas para el autofinanciamiento de las tareas crecientes:

Ninguna actividad política sin un trabajo de finanzas ofensivo entre las masas.

Realización de la recolección de donativos en combinación con campañas conjuntas.

Recolección sistemática de donativos en todas las formas del trabajo entre las masas.

Trabajo de alianza y ganar a donantes permanentes para la ICOR.

Movilización de las masas para promover la construcción de la ICOR a través del apoyo material (producción de artesanías, hospedaje y aprovisionamiento durante conferencias y reuniones, etc.).

Organización de movimientos de "sábados comunistas".

Establecer un comercio de mercancías de largo plazo para el financiamiento estable de la ICOR.

1"Lenin insiste en que se incluyan algunas palabras sobre el apoyo material, ya que todos aceptan que el partido, para existir, necesita los aportes de sus afiliados. Ante el problema de crear un partido político es imposible fundarse en consideraciones morales." (Lenin, II Congreso del POSDR, en Obras Completas, tomo VI, Akal Editor, Madrid, 1976, pág. 551).

descargar en formato PDF


Acciones de Documento