Usted está aquí: Inicio / 2014 / Palabras de clausura del coordinador principal a la Segunda Conferencia Mundial de la ICOR

Palabras de clausura del coordinador principal a la Segunda Conferencia Mundial de la ICOR

1 de abril de 2014

 

Estimados y estimadas camaradas,

Creo que estamos de acuerdo en que la Segunda Conferencia Mundial ha expresado un gran paso hacia delante en la construcción de la ICOR.

Pudimos comprobar que ha crecido en el 12,5 % desde su fundación a pesar de que algunos miembros han salido.

Logramos fundar Comités de Coordinación en todos los cuatro continentes. Iniciaron su labor de establecer una relación práctica con las organizaciones afiliadas y coordinar las tareas prácticas en la construcción de partido y la lucha de clases.

Muy exitosamente la ICOR luchó por su independencia financiera y logró grandes avances en el autofinanciamiento. Esta conferencia se financia en el 55 % por los participantes mismos.

El éxito más grande consiste en el hecho de que se notó que estamos trabajando en un proyecto común. En la Conferencia de Fundación de la ICOR hubo una influencia relativamente fuerte de parte de delegaciones que no se afiliaron o luego salieron pero que difundieron mucho escepticismo. Entonces necesitamos tres horas solo para tomar la decisiones iniciales y aprobar el reglamento. Esta vez, la decisión sobre esto fue algo natural. Hubo un gran esfuerzo para trabajar de manera colectiva y constructiva, para escuchar las objeciones, propuestas y críticas de los demás. Se hizo el esfuerzo de evitar que las contradicciones no se agudizaran innecesariamente.

Esto manifiesta un gran proceso de maduración de la ICOR.

La Segunda Conferencia Mundial se compuso de 28 delegaciones de 24 países.

12 delegaciones vinieron de Europa, seis de América, seis de Asia y cuatro de África. O sea, el 100 % de nuestros miembros africanos estaba presente . Doce delegaciones, o sea el 43 %, participaron por primera vez en la Conferencia Mundial. A pesar de esto, pareció que hubieran participado desde siempre. Estuvieron animados por el espíritu de la ICOR; entendieron lo de que se trata.

La gran participación de las delegaciones fue impresionante. Casi todos los delegados intervinieron en la discusión. Escuchamos 370 contribuciones en los cuatro días pasados. Seguro que el máximo de cinco minutos asignados a cada orador a veces nos limitó, pero también posibilitó la variedad de la discusión y la amplitud democrática.

El primer informe-balance del ICC fue aprobado con gran unanimidad y sin voto en contra. En su discuso de introducción, el ICC llegó a la conclusión de "que la construcción de la ICOR recién está en sus inicios y que tenemos que aprender todavía más a tratar acertadamente nuestros principios en la práctica." Pero la Conferencia manifestó también el avance claro de manejar los principios. No tuvimos problemas de ampliar o modificar los problemas en donde es necesario y correcto, por ejemplo en cuanto a la composición del ICC. Esto demuestra que la ICOR se ha desarrollado.

El informe-balance ofreció a los miembros, y en particular para las organizaciones que participaron por primera vez en una Conferencia Mundial, un resumen crítico y autocrítico sobre el trabajo realizado. Esto es posible en esta forma solo aquí. El trabajo que se realiza en la ICOR no se puede captar a través de la lectura de los documentos. El informe-balance fue una base material para las decisiones que la Segunda Conferencia Mundial tenía que tomar con respecto a la construcción ulterior de la ICOR. Y enseñó una perspectiva optimista de nuestra casa común, la ICOR, para el futuro.

Tuvimos tres discusiones principales en la Conferencia:

1. sobre los avances del trabajo de la ICOR – con respecto a esto hubo varias propuestas. A pesar de que no se logró aprobar la resolución presentada, la discusión fue muy valiosa porque todas las delegaciones están interesadas en el avance de la ICOR. Solo es que tenemos diferentes ideas sobre como esto debe realizarse. La discusión profundizó nuestro entendimiento de la ICOR.

2. sobre la lucha por la libertad y la democracia: es un fenómeno nuevo en el mundo en el cual las masas empiezan a desprenderse del imperialismo. Esto es una condición importante para vencer y derrocar este sistema.

3. sobre la cuestión medioambiental. En primer lugar, esta discusión fue muy variada. Al mismo tiempo ampliamos con esto nuestro campo de trabajo. Todos estuvimos de acuerdo en que tenemos que ocuparnos de la cuestión medioambiental, que tenemos que intervenir más activamente, que tenemos que corregir errores del pasado. Tenemos que aprender a unirnos con las personas en las calles y a garantizar que se haga retroceder la influencia del ecologismo burgués, para que las masas reconozcan que la salida es la lucha transformadora social por el socialismo-comunismo.

La ICOR tiene grandes metas – para estas se necesita tiempo y energía, esto significa sobre todo que se necesitan cuadros así como una estrategia y táctica. En los últimos años hemos ganado muchos conocimientos. Ha crecido el potencial de cuadros. El foco estaba en el fortalecimiento de los CCC (Continental Coordinating Committee) para que ellos coordinen el trabajo práctico.

Tenemos que aprovechar las condiciones objetivas para lograr una aceleración de la construcción de la ICOR, aunque no podemos influir en esta arbitrariamente.

Lo que impresionó también fue el hecho de que la confianza había crecido notablemente. Esto es un tema que no se debe subestimar. Todo el mundo conoce la fragmentación de la cual está marcado el movimiento marxista-leninista y obrero. La ICOR solo abarca a una parte de éste.

Ya surgió, en los tres años pasados, cierta base de confianza para tratarse de manera constructiva. El respeto mutuo se vuelve evidente, uno no tiene la impresión de que las grandes organizaciones no respeten a las pequeñas; por el contrario: cooperamos con horizontalidad y se nota en las almas un sentimiento de solidaridad que sostuvo la Conferencia.

Esto fue el resumen de los resultados de nuestra Conferencia.

Creció también la confianza entre las organizaciones mismas y entre ellas y los órganos elegidos. Este es el camino como tenemos que seguir tratándonos. Es una ilusión esperar que no haya contradicciones. Vivimos en diferentes condiciones, por eso tenemos diferentes modos de trabajar y vivir. Pero es importante aprovechar las contradicciones para avanzar y no para deslindarse el uno del otro.

La Conferencia fue organizada bien, a esto contribuyeron también todos los participantes.

Agradecemos en particular a los 59 camaradas, hombres y mujeres, en el MOS (equipo multilateral de organización). Ellos garantizaron sin cesar que pudimos comunicarnos. Aunque estamos unidos en los corazones y las mentes, también es necesaria la comunicación por la lengua. Esto funcionó estupendamente con el aparato de traductores que no son profesionales.

Muchas gracias también al equipo de alimentación que nos atendió muy bien.

El equipo de seguridad nos amparó muy bien.

Muchas gracias también al equipo técnico, a los secretarios de actas así como al equipo de finanzas.

Podemos mirar el futuro con optimismo y llevar el espíritu de la Conferencia hacia fuera, ganar a más organizaciones, aclarar las dudas que ellas tengan. Tenemos que poner toda nuestra fuerza en el proyecto común y también ganar a más organizaciones. Es importante tener en la ICOR organizaciones que tengan influencia en otros contextos organizativos para que pueda avanzar el proceso de unificación.

En nombre del presidium concluyo la Segunda Conferencia Mundial de la ICOR; les pido a Uds. que se levanten de las sillas para cantar juntos la "Internacional".

Descargar como PDF

Acciones de Documento