Usted está aquí: Inicio / 2015 / Convocatoria de la ICOR para el Día contra la guerra del 2015

Convocatoria de la ICOR para el Día contra la guerra del 2015

ICOR, 8. agosto 2015

 

Setenta años después del fin de la Segunda Guerra Mundial las guerras están presentes en todas las partes del mundo. El 6 de agosto las personas conmemoran en todo el mundo a las, en total, casi 400.000 víctimas, como consecuencia de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, y el 1 de septiembre a los más de 60 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial, particularmente a las masas trabajadoras. 70 años después de la liberación del mundo del fascismo, la lucha de liberación kurda en Rójava es actualmente a nivel mundial la lucha progresista más avanzada por la libertad y la democracia. La agresión del ejército turco con millones de soldados, apoyado por la OTAN y los EEUU,  en el norte del Irak, en contra del pueblo kurdo y el partido PKK, el cual se le pone al mismo nivel del EI, ha dado una nueva dimensión en la calidad a la lucha de liberación kurda.

Desde 1945 no hubo prácticamente ningún momento sin guerras imperialistas, en su mayoría contra los movimientos de liberación. La huella sangrienta abarca desde Corea, pasando por Vietnam, Indonesia, Chile, hasta Irak y Afganistán. Actualmente aumenta la cantidad de guerras y focos bélicos.

Después del fin de la crisis económica y financiera mundial se ha agudizado la inestabilidad general del sistema imperialista mundial. La gestión de crisis internacional con la cual sobre todo los bancos centrales imperialistas bombearon billones de dólares en los mercados monetarios, sólo pudo mantener bajo tensión la sobreacumulación crónica del capital. Al comienzo de la crisis económica y financiera mundial todavía existía la posibilidad de invertir capital excedente particu­larmente en los países BRICS. Pero, entretanto las tasas de crecimiento también en esta región están decreciendo. El plan de desencadenar "un auge autosostenido" mediante la inundación de los mercados monetarios ha fracasado ampliamente. Experimentamos hoy en día el fracaso de la economía burguesa lo que objetivamente pone en cuestión al capitalismo en general.

Las contradicciones interimperialistas se vuelven cada vez más complejas y multipolares. La pérdida de la ilimitada supremacía económica de los EEUU amenaza su posición como única superpotencia imperialista. Las guerras de Irak y Afganistán han debilitado económicamente a los EEUU, lo que también limita su potencial militar.

Los EEUU han retrocedido en 9 puntos porcentuales, del 2000 al 2013, con su parte del producto mundial bruto, y el porcentaje de la China imperialista ha aumentado en 8,5 puntos. Este grave desplazamiento de fuerzas desafía al imperialismo estadounidense a contener la influencia de China en la zona del Pacífico mediante tratados de comercio. Con ese propósito los EEUU fortalecen la alianza militar con el imperialismo japonés. Maniobras conjuntas con Las Filipinas se dirigen contra la ampliación de las bases militares chinas en el Mar de la China Meridional.

Al mismo tiempo China está afectada por una de las peores crisis económicas desde su integración en la economía mundial. Casi 3 billones de dólares erosionaron en estos días en las bolsas chinas y el gobierno chino vendió oro para superar esta situación. Comparado con ello, China importó casi una tonelada de oro al año. Eso es una razón para el colapso del precio de oro que continúa hoy en día.

En Ucrania se trata de la influencia sobre un estratégico e importante centro industrial y de materias primas, así como un nuevo mercado de consumo. La guerra subsidiaria de ambos bloques de poder imperialistas genera un grave peligro de guerra en esta región. La verdadera agudización en Ucrania proviene de los países de la UE y de la OTAN. Ellos rompieron su palabra después de la reunificación alemana, de que la OTAN no se ampliaría hacia el Este. Hoy existen nueve países de la OTAN en las fronteras de Rusia. Es evidente que en un primer momento los EEUU no pudieron imponer, contra el bloque de la UE, su rumbo de abierta confrontación con Rusia, mediante el envío de armas y la directa invervención militar de la OTAN; pero ellos siguen persistiendo en él. Eso lo muestran las grandes maniobras militares el el Mar Báltico, Polonia, y en el Mar Negro y Ucrania.

Aún cuando la OTAN es el principal agresor, eso no quiere decir que las organizaciones revolucionarias se coloquen al lado del imperialismo ruso o que puedan considerar a las regiones en Donezk y Lugansk como "zonas liberadas". Llama mucho la atención de cómo hay colaboración con los fascistas no solamente de parte de Kiev sino también de Putin.  Un partido revolucionario no se puede subordinar a la política de un país imperialista, aunque sea más débil que los EEUU.

África es un continente hirviente. En el Congo hay una guerra que dura más de 10 años, que hasta ahora ha costado la vida de más de 6,5 millones de personas. África es el continente donde todos los imperialistas intentan ganar influencia, pues allí se encuentran los minerales que necesita la producción mundial.

Tanto la guerra de Afganistán como la de Irak han terminado en un completo desastre para el imperialismo estadounidense. La campaña contra el denominado "terrorismo internacional" ha fracasado y con eso la estrategia del imperialismo estadounidense en el Medio Oriente. Como consecuencia de eso el imperialismo estadounidense se sirve de nuevo con mayor intensidad de una forma del fascismo fundamentado en el islamismo, sea con el Frente Al-Nusra o con el Estado Islámico. El carácter de clase de las organizaciones terroristas islamistas (Boko Haram en África) es una forma del fascismo, que está relacionada con estructuras feudales. Estas organizaciones utilizan al islam para justificar su terror.

Las potencias regionales que ganaron nueva fuerza  como Catar, los Emiratos Árabes y Arabia Saudita, tienen influencia en las bolsas y han ganado un gran porcentaje de los consorcios occidentales. Para imponer sus propios intereses de predominio, los grandes monarcas de Catar y Arabia Saudita financian los movimientos fascistas-islamistas.

Las maniobras militares de los EEUU y de Rusia, en varias partes de América Latina y del Caribe por medio de colocación de bases militares, patrullaje de fronteras, ríos y mares, y maniobras militares conjuntas son parte de las tentativas de guerra y control de recursos..

Adicionalmente la contradicción interimperialista es azuzada por nuevas fuerzas, que pertenecen a los Estados BRICS y MIST¹[1]. En su necesidad de ganar terreno, éstos desarrollan en parte una agresividad particular. En el Cercano y Medio Oriente son Turquía, Catar y Arabia Saudita. En competencia con Arabia Saudita, el régimen iraní intenta incluso someter a Yemen a su influencia principal. En contra de eso se ha formado, bajo la dirección de Arabia Saudita, en alianza con Egipto, una alianza reaccionaria de guerra, que con el apoyo de los EEUU y la OTAN bombardea al Yemen y amenaza con la invasión de tropas terrestres.

El reciente acuerdo nuclear con el Irán aparenta ser en interés de la paz, pero en realidad fortalece al campo imperialista dirigido por los EEUU.  Al mismo tiempo esto abre nuevos mercados para la exportación de capital y de mercancía. Gran Bretaña saludó a este acuerdo y agregó que va a invertir fuertemente en Iran.

Expresión de la universal propensión a las crisis del imperialismo es la crisis de los Estados nacionales y, como su consecuencia, una cantidad creciente de Estados en descomposición como Somalia, Sudán, Congo, Nigeria, Mali, Irak, Yemen, Libano, Libia, Siria. En todos los lugares donde las masas no quieren vivir más de la vieja manera en estos países neocoloniales dependientes arruinados, aparece el terror islamista-fascista particularmente impulsado como aparente alternativa. Estas organizaciones terroristas se caracterizan por un extremo desprecio del ser humano y su uso del idioma es parecido al fascismo hitleriano. Ellos utilizan demagógicamente también eslóganes socialistas e incluso aparentemente apoyan la lucha de liberación palestina con consignas antiimperialistas. Sólo de Europa hay 7.500 personas que trabajan de mercenarios pagados por el Estado Islámico.

La inestabilidad en muchas regiones de la Tierra debido a las profundas crisis económicas y políticas y los disturbios internos ha generado violencia y terror de toda índole, lo que difunde barbarie nunca antes conocida. Es necesario librar la lucha contra los fascistas islamistas política y militarmente, pero también ideológicamente contra su demagogia socialfascista y seudo-antiimperialista.

Otra consecuencia de los Estados nacionales en descomposición, de la pobreza creciente, persecución étnica, catástrofes ecológicas regionales y guerras regionales como en Siria, es un fuerte aumento de los flujos de refugiados que abarcan actualmente 60 millones de seres humanos. La única respuesta que el imperialismo conoce en relación con el creciente movimiento de los refugiados en todo el mundo es el combate militar contra los refugiados. Los partidos y las organizaciones de la ICOR se comprometen a fortalecer su perfil de la política de refugiados proletaria e internacionalista y a llevar a cabo en masa una lucha por la consciencia proletario-internacionalista.

La lucha contra este terrorismo islamista-fascista se convierte en una condición cada vez más importante para la lucha por la libertad, la democracia y el socialismo. La victoria en la batalla por Kobanê, lograda después de 130 días de lucha militar, tiene una irradiación mundial. Las raíces del éxito son, por una parte, la heroica lucha de los combatientes kurdos por la libertad, quienes a pesar de ser inferiores en tecnología de armas, pudieron lograr la victoria y, por otro lado, la solidaridad internacional, sin la cual tampoco hubiera sido posible este éxito. La lucha de liberación kurda merece apoyo como parte del proceso revolucionario mundial. A este propósito sirve el pacto de solidaridad de la ICOR. Todas las personas democráticas, antifascistas y revolucionarias deben protestar decididamente, cuando las fuerzas que están a la cabeza de la lucha de liberación contra las bandas fascistas de EI son detenidas y criminalizadas, y cuando se pone a la lucha de liberación en Rójava y Kobanê bajo la "sospecha de ser terrorismo".

A pesar de toda la propensión a las crisis del sistema imperialista mundial, la tendencia principal en el mundo es la revolución proletaria. El movimiento marxista-leninista revolucionario y obrero internacional ha superado su punto más bajo. Como miembros de la ICOR asumimos el desafío de ganar a las masas decisivas en todo el mundo para la lucha contra el sistema capitalista. Estamos convencidos de que la lucha más consecuente contra el creciente peligro de escalada de guerras locales y regionales consiste en que superemos de manera revolucionaria al imperialismo y construyamos el socialismo en todo el mundo.

El 6 de agosto y el 1 de septiembre:

¡Salir a las calles para el día de lucha internacional contra el fascismo y contra las guerras fomentadas por los imperialistas!

¡Solidaridad con la lucha de liberación kurda y palestina!

¡Lucha por la paz, por la amistad de los pueblos – por el socialismo!

¡Proletarios de todos los países, uníos!¡Proletarios de todos los países y pueblos oprimidos, uníos!

 

Firmantes (estado del 18 de agosto de 2015, más firmas son posibles):

 

  1. ORC   Organisation Révolutionnaire du Congo (Organización Revolucionaria del Congo), República Democrática del Congo
  2. MMLPL   Moroccan Marxist-Leninist Proletarian Line (Marxistas-Leninistas marroquíes Línea Proletaria)
  3. CPSA (ML)   Communist Party of South Africa (Marxist-Leninist) (Partido Comunista de Sudáfrica (Marxista-Leninista))
  4. PPSR WATAD   Parti Patriote Socialiste Révolutionnaire WATAD (Partido Patriótico Socialista Revolucionaria  WATAD), Túnez
  5. CPB   Communist Party of Bangladesh (Partido Comunista de Bangladesh)
  6. CPI (ML) Red Star   Communist Party of India (Marxist-Leninist) Red Star (Partido Comunista de India (Marxista-Leninista) Estrella Roja)
  7. PCC CPI (ML)   Provisional Central Committee Communist Party of India (Marxist-Leninist) (Comité Central Provisional Partido Comunista de India (Marxista-Leninista))
  8. INDOREV   Indonesia Revolutionary (Indonesia Revolucionaria)
  9. CPN (Unified)   Communist Party of Nepal (Unified) (Partido Comunista de Nepal (unificado))
  10. NCP (Mashal)   Nepal Communist Party (Mashal) (Nepal Partido Comunista (Mashal))
  11. MLPD   Marxistisch-Leninistische Partei Deutschlands (Partido Marxista-Leninista de Alemania)
  12. KOL   Kommunistische Organisation Luxemburg (Organización Comunista de Luxemburgo)
  13. RM   Rode Morgen (Amanecer Rojo), Países Bajos
  14. MLP   Marksistsko-Leninskaja Platforma (Plataforma Marxista-Leninista), Rusia
  15. VZDOR   VZDOR - strana práce (Resistencia - partido obrero), Eslovaquia
  16. MLGS   Marxistisch-Leninistische Gruppe Schweiz (Grupo Marxista-Leninista de Suiza)
  17. TIKB   Türkiye İhtilalci Komünistler Birliği (Unión de Comunistas Revolucionarios de Turquía)
  18. MLKP   Marksist Leninist Komünist Parti Türkiye / Kürdistan (Partido Marxista Leninista Comunista  Turquía / Kurdistán)
  19. KSRD   Koordinazionnyj Sowjet Rabotschewo Dvizhenija; Ukraina (Consejo de Coordinación del Movimiento Obrero de Ucrania)
  20. PR   Partija Rada (Partido del Trabajo), Yugoslavia
  21. PCC-M   Partido Comunista de Colombia – Maoista
  22. PC (ML)   Partido Comunista (Marxista Leninista), República Dominicana
  23. PC/ML   Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá
  24. PCP (independiente)   Partido Comunista Paraguayo (independiente)
  25. PPP   Partido Proletario del Perú

 

Firmado después de la fecha de lanzamiento

26. Nouveau Parti Communiste Haϊtien (Marxiste-Léniniste) (Nuevo Partido Comunista de Haití (Marxista-Leninista)) NPCH (ML)

Signatarios adicionales (Non-ICOR)

  • Organisation communiste - Futur rouge (Organización Comunista - Futuro Roja), Francia


[1]    BRICS: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica; MIST: México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía

Acciones de Documento