Usted está aquí: Inicio / 2017 / Acerca de la formación de los países neoimperialistas

Acerca de la formación de los países neoimperialistas

de MLPD, 22 de julio de 2017


Para la discusión sobre el Centenario de la Revolución de Octubre rusa el MLPD le presenta al movimiento obrero y revolucionario internacional su nueva publicación “Suplemento Azul” con el título “Sobre la formación de los países neoimperialistas”. Se publica en la Rote Fahne (Revista del MLPD) y como cuadernillo y por el momento se está traduciendo.

 

Prólogo

Se ha hecho necesario el análisis de la formación y el desarrollo de una serie de países neoimperialistas, pues este nuevo fenómeno cuestiona dramáticamente el actual tejido del sistema imperialista mundial.

Sobre el firme fundamento del análisis del imperialismo, partiendo de Lenin, el MLPD ha analizado fundamental y concretamente desde 1969 los nuevos fenómenos y cambios esenciales mediante el método dialéctico-materialista: el capitalismo monopolista de Estado en la RFA, la restauración del capitalismo en la Unión Soviética y en China, el surgimiento del neocolonialismo, la nueva organización de la producción internacional y el desarrollo de la crisis ecológica. El presente "Suplemento Azul" se basa en esta línea ideológico-política, elaborada en documentos programáticos y en el sistema de su órgano teórico CAMINO REVOLUCIONARIO, y continúa desarrollándola.

En 2011, el libro Aurora de la revolución socialista internacional planteó por primera vez la tesis de la formación y del desarrollo de países neoimperialistas. El presente análisis comprueba científicamente esta tesis bien fundada.

Este análisis es una contribución para el debate formador de la conciencia entre la masa de obreros, mujeres y jóvenes. Es, además, una toma de posición del MLPD frente al movimiento revolucionario y obrero internacional para la discusión en el 100o aniversario de la Revolución de Octubre rusa.

Julio de 2017, Stefan Engel

 

Introducción

El mundo está viviendo una gran intranquilidad, conflictos dramáticos, enconadas luchas de masas y giros inesperados. Mucha gente siente suma preocupación por el futuro: preocupación por el presidente estadounidense Donald Trump, la instalación de una dictadura fascista en Turquía, la guerra en Siria que no termina, el conflicto bélico en Ucrania, las provocaciones de los EE.UU. y de China en el Mar de la China Meridional o la agudización dramática de las contradicciones en torno a la península coreana, donde EE.UU. y Corea del Norte amenazan abiertamente con una guerra nuclear. Y preocupación, porque los monopolios internacionales llevan adelante intencionada e irresponsablemente la destrucción de la unidad entre el ser humano y la naturaleza para aumentar sus ganancias máximas.

Bajo la presión de la crisis de su burguesa política de refugiados, desde 2015, cada vez más gobiernos en Europa han dado y dan un claro giro a la derecha. También el gobierno de Merkel/Gabriel en Alemania. Ellos lo justifican con una presunta "lucha contra el terrorismo". Sobre este terreno, movimientos y partidos abiertamente reaccionarios, racistas, nacionalistas hasta fascistoides han ganado o están ganando fuerza – como nunca antes desde la Segunda Guerra Mundial.

Al mismo tiempo estamos viviendo el comienzo de un progresista cambio del estado de ánimo entre la clase obrera y las amplias masas. En cuanto a su dimensión, su diversidad y su contenido, este movimiento ya ahora está superando con creces las protestas en contra de la guerra de Vietnam en los años 1970. Un nuevo movimiento juvenil transfronterizo y crítico social abarca a cientos de miles. Anuncia un nuevo auge del movimiento revolucionario y obrero internacional. ¿De dónde viene todo esto? ¿Y cómo hay que valorarlo?

El materialismo dialéctico e histórico demuestra que las causas principales de las transformaciones y cambios sociales no hay que buscarlas en las mentes o los programas de los políticos dominantes o en el surgimiento de nuevas ideas o filosofías. Más bien, ellas tienen su base material en el fundamento económico de la sociedad, en el desarrollo contradictorio del modo de producción. En esto, el desarrollo de una serie de países neoimperialistas es hoy en día una cuestión esencial. Se trata de comprender este hecho y sus causas y efectos más profundos. De otro modo resulta imposible comprender los cambios actuales de la situación mundial y sacar las conclusiones acertadas para la lucha de clases y el futuro de la humanidad.

En su análisis, el Partido Marxista-Leninista de Alemania (MLPD) caracteriza como neoimperialistas principalmente un grupo de 14 países, los cuales tienen tamaños diferentes, se encuentran en diferentes niveles de desarrollo y tienen una estructura socioeconómica y una historia diferentes: los países BRICS Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, los países MIST México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía, así como Argentina, Arabia Saudita, Catar, los Emiratos Árabes Unidos y el Irán. Estos países desarrollaron su carácter neoimperialista en un determinado período y contexto con los desarrollos sociales más recientes. En estos 14 países viven 3.700 millones de personas, más de la mitad de la población mundial. El proceso de la formación de países neoimperialistas ya se está perfilando en una serie de otros países. Pero esto es irrelevante para este análisis.

Acciones de Documento