Usted está aquí: Inicio / 2017 / Seminario 100 años de Revolución de Octubre - Bloque Temático 5 / La Revolución de Octubre y la lucha contra el oportunismo de derecha y las desviaciones de izquierda

La Revolución de Octubre y la lucha contra el oportunismo de derecha y las desviaciones de izquierda

Discurso de introducción para el seminario de 100 años de Revolución de Octubre, bloque temático 5, K. N. Ramachandran, Secretario General, CPI(ML) Red Star, 29 de octubre de 2017

1. La gran Revolución de Octubre pudo realizarse, porque se libró una lucha intransigente contra las desviaciones de derecha y de izquierda en el movimiento comunista – además de otras características fundamentales de la lucha de los bolcheviques. Fue la lucha ideológica del marxismo revolucionario contra el revisionismo y las desviaciones de izquierda, contra los mencheviques y los populistas (naródniki). Esta lucha precedió a esta grandiosa victoria.

2. Como Lenin explicó, el marxismo ha luchado desde el comienzo contra estas teorías hostiles. En lo esencial la primera etapa de esta victoria se completó en los años 1890. Incluso en los países románicos donde se mantuvieron las tradiciones proudhonistas durante más tiempo, los partidos obreros pudieron construir sus programas y su táctica sobre las bases marxistas. Con ayuda de congresos internacionales regulares la II Internacional desarrolló posiciones marxistas. Pero entonces las doctrinas hostiles al marxismo empezaron a buscar otros canales. Las formas y los contenidos cambiaron, pero la lucha continuó.

3. Con el cambio incipiente del capitalismo de libre competencia al capitalismo monopolista o imperialismo, cuando a principios del siglo XX se aceleraron esta transformación y el reparto territorial del mundo entre las potencias imperialistas, surgieron opiniones falsas de cómo se debiera evaluar estos desarrollos. Los reformistas dentro de la II Internacional encabezados por los líderes del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) intentaron, mediante términos como el ultraimperialismo, diluir la naturaleza bárbara del sistema imperialista emergente. Se arreglaron amigablemente con él en la Primera Guerra Mundial lo que llevó a la liquidación de la II Internacional.

4. A diferencia de los anarquistas, los marxistas reconocen la lucha por las reformas, es decir las luchas por las medidas para mejorar las condiciones de los trabajadores. Al mismo tiempo luchan decididamente contra los reformistas que limitan los objetivos y acciones de los obreros a la conquista de reformas. El reformismo es un engaño burgués a los obreros. Cuanto más fuerte es la influencia reformista entre ellos, tanto más se debilitan: Cuanto más fuerte es su dependencia de la burguesía, tanto más fácil es para la burguesía anular las reformas conquistadas. Cuanto más independiente es el movimiento obrero, tanto más profundos y complejos son sus objetivos; cuanto más libre está de la estrechez reformista, tanto más fácil es para los obreros guardar y seguir desarrollando estas conquistas. Con el surgimiento de corrientes de la colaboración de clases sobre la base de evaluaciones erróneas de la naturaleza del imperialismo, se fortalecieron tendencias reformistas; el revisionismo se convirtió en el obstáculo principal para el incremento de la lucha de clases. En la práctica el revisionismo trató de revisar el fundamento del marxismo, a saber la doctrina de la lucha de clases.

5. Para explicar el creciente revisionismo en el movimiento obrero revolucionario Lenin señaló que las diferencias económicas bajo la libertad del capitalismo "democrático" no se atenúan, sino que crecen y se agravan. Según Lenin, el parlamentarismo no elimina la esencia inherente de las repúblicas burguesas más democráticas como órganos de opresión de clase, sino hace más evidente esta naturaleza. Los mencheviques se volvieron incapaces de practicar la agitación y propaganda para preparar a las masas obreras para la revolución porque ellos se negaron a aceptar la ineludible dialéctica interna entre parlamentarismo y democracia burguesa. Por otro lado, también la desviación de izquierda como la de los populistas ha debilitado al movimiento comunista, cuando se niega la necesidad de la lucha económica y todas las formas de lucha incluida la lucha parlamentaria.

6. Lenin dirigió con éxito la Revolución de Octubre al triunfo porque desarrolló el enfoque revolucionario del imperialismo, la teoría y práctica marxista de acuerdo a la nueva situación y combatió intransigentemente los mencheviques y los populistas. Todo esto llevó a la fundación de la Unión Soviética, al comienzo de la construcción socialista allá y la constitución de la Internacional Comunista (IC). Como consecuencia de estos desarrollos históricos el movimiento comunista tomó un auge en todo el mundo.

7. Las características esenciales de la situación actual a nivel nacional e internacional consisten en que en las décadas pasadas, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la agravación de la política agresiva neocolonial del sistema imperialista dominado por crisis, mediante métodos bárbaros, ha conducido a graves retrocesos del movimiento comunista internacional. Aunque desde el comienzo de este siglo se fortalecen varias formas de resistencia contra el sistema imperialista y el sistema dominante de compradores en los países bajo el dominio neocolonial, los imperialistas han logrado contraatacar esta resistencia con métodos de división de todo tipo para desarmarla de manera ideológica. Para esto se sirven de fuerzas revanchistas, religiosas fundamentalistas y racistas y defensores del sistema de castas, y desencadenan tendencias fascistas. Después de la crisis mundial de 2008 estos ataques se han reforzado lo que llevó en todas partes ha conducido a un crecimiento de fuerzas fascistas de ultraderecha.

8. ¿Por qué no se fortalece la resistencia popular en contra? Esto se debe principalmente a la escasez de fuertes partidos comunistas revolucionarios que serían capaces de dirigir estos movimientos. Superar esta deficiencia es el desafío que se plantea hoy en día a la clase obrera y los pueblos oprimidos.

9. Los graves retrocesos del movimiento comunista internacional después del punto culminante en los años 1950 se debieron principalmente a que no hizo análisis concretos de los cambios muy rápidos especialmente durante y después de la Segunda Guerra Mundial. La evaluación de los retrocesos pasados debería incluir también la degeneración de los países anteriormente socialistas, su desviación del camino socialista y las deficiencias del "socialismo realmente existente".

10. Los retrocesos sufridos por el movimiento comunista internacional exigen un análisis serio, por lo menos desde que la Unión Soviética empezó a andar por el camino capitalista y se convirtió en una superpotencia socialimperialista, así como un análisis del derrumbe posterior. Aunque el Partido Comunista de China (PCCh) con el gran debate libró la lucha ideológica contra esta desviación, empezó también pronto a desviarse de posiciones derechistas a posiciones ultraizquierdistas y finalmente siguió el camino capitalista.

11. Aunque los revolucionarios comunistas por ejemplo en India intentaron criticar el reformismo del CPI-CPI (M) y plantearon los problemas de la revolución agraria y la toma del poder político, esta lucha ideológica no se ha concentrado en cuestiones tal como el cambio del imperialismo de la fase colonial a la neocolonial; tampoco han analizado los grandes cambios después de 1947 o problemas como el sistema de castas que es típico para India. Todos ellos siguieron el "camino chino" incluido su "análisis de India como un país semifeudal y semicolonial y la guerra popular como la vía de la revolución". Todavía no emprendieron el intento de desarrollar un camino indio. Mientras que el CPI y CPI(M) copiaron esquemáticamente el "camino soviético", el CPI(ML) copió de manera esquemática el "camino chino" de los seguidores de Lin Bao.

12. Los revolucionarios comunistas estuvieron en 1971 ante su disolución debido a deficiencias en su línea y debido a la opresión estatal. Los esfuerzos de diferentes partes de su afiliación para reorganizar el partido desde entonces lo hicieron necesario abordar los problemas que hubieron llevado al CPI-CPI(M) a sostener una línea reformista y a los revolucionarios comunistas a defender un línea aventurera "de izquierda". Aunque muchos de ellos rechazaron la "línea de la aniquilación" y sostuvieron formalmente una línea de masas, no trataron saldar las cuentas con el "camino chino". A pesar de cambios superficiales en sus documentos, la mayoría de los grupos marxistas-leninistas sostuvo aún la línea de la evaluación del país de India como "semicolonial, semifeudal" y la línea de la "guerra popular". Pronto después la mayoría de ellos realizaron desviaciones a la derecha. Como otro extremo el CPI(Maoist) siguió el camino de la "lucha armada como la única forma de lucha", una línea de "izquierda" del aventurerismo. Mao Zedong declaró repetidamente que la "guerra popular" fue una estrategia bajo las condiciones excepcionales en China. Lo que el CPI(Maoist) practicó durante las últimas décadas no es nada más que una versión actual del movimiento del populismo.

13. Cuando después de la Segunda Guerra Mundial el imperialismo estadounidense tomó la dirección del campo imperialista, inició la transformación del imperialismo hacia la fase del neocolonialismo. Éste fue un nuevo tipo de dominio colonial mediante la entrega del poder a las clases compradoras y el control del capital financiero, de los mercados, la tecnología y la dominación militar. Allá donde sea necesario se crearon bloques militares y se intervino militarmente. Como el PCCh constató en el escrito Apologistas de Neo-Colonialismo: "Semejante neo-colonialismo es la forma más traicionera y siniestra del colonialismo."1 Un nuevo orden mundial ejerció el dominio por el FMI y el Banco Mundial, más tarde también la OMC, ONU, el instrumento político del imperialismo y por bloques militares como la OTAN. El hecho de no reconocer los cambios y desarrollar la estrategia y táctica para combatirlo, llevó a reveses de los países socialistas y causó enormes daños para el movimiento comunista.

14. Otra tendencia surgió a finales de la década de los 70: países como la India fueron caracterizados como capitalista y la etapa correspondiente de la revolución como socialista. Nadie puede negar los cambios rápidos del modo de producción en estos países. Pero el predominio imperialista se ha intensificado también en nuevas formas. La naturaleza de la gran burguesía como compradores no ha cambiado. Las relaciones actuales con FMI–Banco Mundial–OMC, el creciente predominio de los consorcios multinacionales, la creciente importancia de las inversiones extranjeras directas, la creciente importación de tecnología y muchos otros puntos señalan que estos países no han superado la fase de un socio menor del sistema imperialista, especialmente del imperialismo estadounidense.

15. Las experiencias a nivel internacional como también en India muestran que no es posible construir partidos comunistas que son capaces de liderar la revolución democrático-popular en los países neocoloniales dependientes y la revolución socialista en los países imperialistas, sin la lucha intransigente contra estas líneas mencheviques y populistas modernos, sin el desarrollo ulterior de la teoría y práctica marxista de acuerdo a las condiciones actuales y hacer avanzar la revolución. Aprendamos de las contribuciones de la Revolución de Octubre y aspiremos a impulsar la Revolución Proletaria Socialista Mundial en la lucha contra las desviaciones del oportunismo de derecha y el aventurerismo de "izquierda"

1 Polémica acerca de la línea general del Movimiento Comunista Internacional, Ediciones en lenguas extranjeras, Pekín 1965, pág. 201 en: www.marxists.org/espanol/tematica/china/ documentos/pol.pdf

 

 

Descargar como PDF

Acciones de Documento