Usted está aquí: Inicio / 2018 / El cambio del estado de ánimo se está formando contra el desarrollo del gobierno hacia la derecha: ¡Asumir los desafíos – Fortalecer las fuerzas!

El cambio del estado de ánimo se está formando contra el desarrollo del gobierno hacia la derecha: ¡Asumir los desafíos – Fortalecer las fuerzas!

MLPD, Entrevista con presidenta del partido Gabi Fechtner, 28 de agosto de 2018

 



Recientemente se celebró la cuarta sesión plenaria del Comité Central del MLPD. La Rote Fahne (Bandera Roja) ya documentó extractos de la resolución adoptada allí "Reforzar la lucha contra el desarrollo del gobierno hacia la derecha, comprender profundamente la importancia estratégica de la situación y aprovechar decidida­mente las oportunidades que se abren". Los resultados de las deliberaciones se reflejan también en varios volantes, breves declaraciones y otras publicaciones.

La redacción de la Rote Fahne tuvo ahora la oportunidad de hablar con la presidenta del partido de MLPD, Gabi Fechtner, sobre las discusiones y decisiones de la sesión. Y Gabi Fechtner también responde a las preguntas que surgieron en las discusiones sobre esto y en la lucha por su implementación práctica en el tiempo lleno de acontecimientos.

 

Después de la abierta crisis política más profunda de la RFA, ¿regresa la estabilidad a la vida política?

Ciertamente, el gobierno está actualmente en condiciones de volver a actuar, lo que significa que la abierta crisis política está superada por el momento. Pero cuando Angela Merkel afirma que ahora supone "firmemente" que la cooperación de la gran coalición se mantendrá1 a lo largo de todo el periodo legislativo, suena más como estar silibando en la oscuridad. Las contradicciones que llevaron al estallido abierto de la crisis política se han más bien profundizado. Pues, la disputa entre Merkel y Horst Seehofer no consistía en si se hace una política reaccionaria con respecto a los refugiados.

Seehofer había exigido adoptar propias medidas nacionales, con cierres de fronteras. El secretario general de la CSU, Markus Blume, justificó de manera fundamental el lema "Alemania primero": "Debemos evitar la impresión de que los intereses alemanes tendrían que ir a la zaga de los intereses de otros Estados miembros."2 Recibió apoyo, entre otras, de amplios sectores de la así denominada "Asociación de pequeñas y medianas empresas y personas económicamente interesadas" de la CDU/CSU. El 29 de junio, sin embargo, las cuatro asociaciones monopolistas alemanas (BDI, BDA, DIHK y ZDH) intervinieron con una inusual declaración conjunta y decidieron la disputa a favor de la canciller.

Exhortaron sobre todo al "mantenimiento de nuestra competitividad a escala mundial" y exigieron para ello un "gobierno estable y decidido". Señalaron que "la importancia económica de Europa" sería "enorme, precisamente para Alemania". Por eso están "convencidos de que acciones unilaterales nacionales causarían más daños que beneficios ". La mayoría del capital financiero internacional, único dominante, en Alemania insistió en no poner el hacha sobre las bases de la internacionalizada producción capita­lista. Justamente los monopolios internacionalizados en Alemania temen daños en el sector logístico con una pérdida de ganancias de 1.500 millones de euros al año3 como resultado de los controles fronterizos. Tan cínicos como son, prefieren por ello que no se detenga brutalmente a los refugiados en las fronteras bávaras, pero sí en las africanas y fuera de Europa.

La intervención de las asociaciones empresariales no se dirige contra el desarrollo derechista del gobierno que debe realizarse más bien, en el marco del sistema del modo de pensar pequeñoburgués como método principal de gobierno. Cuanto más se agudizan las contradicciones mundiales, tanto más aumentará la presión dentro de la clase dominante para reemplazarlo por un rumbo abiertamente reaccionario hacia el interior y el exterior. A escala internacional, ya estamos experimentando de forma viva este método predominante de gobierno con la política de Trump. En el sentido del desarrollo derechista, casi todos los monopolios en nuestro país ya están intensificando la explotación contra los trabajadores, insistiendo en su mayor parte en "medidas robustas" en la lucha competitiva internacional. Por lo tanto, esta disputa sobre el método principal de gobierno se mantiene como un artefacto incendiario en el gobierno de Merkel/Seehofer/Scholz.

 

Sin embargo, la abierta crisis política que estalló a finales de junio se resolvió con relativa rapidez. ¿Fue realmente tan profunda como afirma el MLPD?

¡En efecto! Antes, las abiertas crisis políticas solían ocurrir con mucha menos frecuencia. Es notable que tuviéramos una abierta crisis política en Alemania ya por segunda vez desde las elecciones federales de 2017. Sin embargo, sobre todo en caso de anteriores crisis políticas abiertas si bien éstas a veces incluso condujeron al cambio de canciller, el entorno político mundial era considerablemente más estable. Actualmente, el carácter de crisis del sistema imperialista mundial se ha extendido y profundizado enorme­mente. Se despliega en toda la gama de cuestiones tal como: la transición progresiva a la catástrofe ecológica global, el agravamiento de las confrontaciones sociales, las crisis políticas y de confianza – y especialmente la tendencia general hacia la preparación imperialista para la guerra.

Precisamente la crisis de confianza frente a los partidos burgueses, el parlamentarismo burgués y sus instituciones ha alcanzado un nuevo punto culminante. El 78 por ciento declaró en julio de 2018 que estaba "insatisfecho" con el gobierno, un fuerte aumento de 15 puntos porcentuales en sólo un mes4. Esto se evidenció particularmente en las elecciones de distrito y de alcaldía en Turingia. Sólo el 47,2 por ciento de los votantes inscritos participaron en las elecciones, y casi la mitad (45,7 por ciento) de ellos votaron por alianzas electorales fuera de los partidos burgueses. Y algunos de ellos ni siquiera podían presentar candidatos.

En el escenario mundial parece que la situación no es más estable. La cumbre de las mayores potencias imperialistas occidentales, el G-7, recientemente no ha logrado ni siquiera llegar a una declaración final conjunta. El mayor "mensaje de éxito" en la última reunión de la OTAN fue que los EE.UU. no abandonaban la OTAN. ¡Antes, estas agrupaciones fueron anclas de estabilidad del imperialismo mundial! Así que el gobierno es muy inestable. Y se puede apostar que las próximas confrontaciones y las abiertas crisis políticas no están muy lejos.

A nivel internacional se están avecinando sacudidas sociales que no hemos experimentado desde la Segunda Guerra Mundial. Hace poco, se celebró la 4a sesión plenaria del Comité Central. Ha comprobado que estos desarrollos tienen el potencial de llevar a una efervescencia revolucionaria. El pleno centró la discusión en la cuestión de cómo la autotransformación del MLPD y de su Comité Central debe orientarse hacia la dimensión estratégica de este desarrollo.

 

El MLPD ha emitido la consigna: ¡Dimisión del gobierno y nuevas elecciones! ¿No alimenta esto la ilusión de que es posible detener así el desarrollo derechista?

En primer lugar, es importante exigir la dimisión de todo el gobierno de Merkel/Seehofer/Scholz. Muchas veces se exige la dimisión de Seehofer lo que primero exigió el MLPD y que se debía haber hecho ya hace tiempo. Es cierto que Merkel se presenta más moderada en estilo y lenguaje, pero el gobierno está de acuerdo con las líneas básicas del desarrollo derechista. El giro a la derecha, comenzado en 2015 por la entonces gran coalición, se ha extendido entretanto hacia un profundo desarrollo derechista cada vez más universal del gobierno y de los partidos burgueses.

Todavía se hacen pequeñas concesiones en la política familiar o en la legislación laboral: un penoso intento de detener la erosión de la base de masas gravemente disminuida. Pero, a más tardar, cuando el superávit del presupuesto federal se esfuma cuando estalla una nueva crisis o cuando el gigantesco endeudamiento nacional produce efecto mediante el aumento de las tasas de interés, aumentarán los ataques a los intereses sociales de las masas. Ya se experimenta un rollback (marcha atrás) en la protección del medio ambiente, un incremento de la explotación en las empresas y la destrucción de puestos de trabajo y de aprendizaje.

Lo decimos con toda claridad: se puede y se debe detener este desarrollo hacia la derecha. Por supuesto, la tendencia a la reacción abierta es una ley inherente al imperialismo. Se hace cada vez más evidente con la creciente lucha competitiva, con las guerras imperialistas, etc. Sin embargo, no se puede equiparar este desarrollo fundamental con la política y el método concreto de gobierno. Las guerras también son inherentes al imperialismo – y sin embargo las guerras concretas pueden y deben ser impedidas. ¡No se puede "sacar la cuenta" sin las masas y su lucha! No quieren este desarrollo derechista y no se rinden sin resistencia.

Hay muchos ejemplos en la historia, o incluso hoy en día, donde las luchas de masas iniciaron el declive de los gobiernos de derecha y reaccionarios o los derrocaron. En México, en los últimos años, hubo una y otra vez luchas masivas contra el presidente de ultraderecha Peña Nieto. A principios de julio fue sustituido por López Obrador. Por primera vez en la historia del país, un candidato presidencial que se autodenominó de izquierda ganó las elecciones. "Un claro giro a la izquierda en el México conservador", comentó la revista Stern5.

Por supuesto, no alimentamos ilusiones de que la lucha contra un desarrollo concreto hacia la derecha eliminaría la naturaleza reaccionaria del imperialismo. Más bien, la posición del MLPD consiste precisamente en unir la lucha contra el desarrollo derechista con el trabajo de arraigar la necesidad del cambio social revolucionario. Pero precisamente para poder librar esta lucha defendemos todos los derechos democráticos, todas las libertades conquistadas, y luchamos por la ampliación de los derechos y libertades democráticos y contra la fascistización del aparato estatal.

Para lograrlo, el movimiento obrero debe encabezar aún más claramente la lucha contra el desarrollo derechista del gobierno. El desarrollo hacia la derecha se dirige particularmente contra la coordinación y revolucionarización internacional de la lucha de clases. Este papel de la clase obrera ya se está construyendo en el papel del MLPD en estas luchas, en la buena participación de las delegaciones obreras y los discursos sobre­salientes de sus representantes, en importantes discusiones masivas al respecto en los sindicatos y en las reuniones de personal en las fábricas. Las manifestaciones contra las leyes de tareas policiales también contaron con el apoyo de miles de hinchas de los clubes de fútbol, entre ellos muchos obreros que antes no fueron políticamente activos.

La clase obrera tiene en este contexto una responsabilidad estratégica: En 1920, sobre todo los trabajadores mineros impidieron mediante la huelga general y las luchas armadas en la Cuenca del Ruhr contra el golpe de Estado de Kapp, que ya en aquel momento los fascistas pudieron tomar el poder. Las luchas de los trabajadores mineros bajo la consigna legendaria "El gordo tiene que irse" iniciaron el final del gobierno ultra-reaccionario de Kohl en 1997. Por lo tanto, es preciso orientar todos los aspectos de nuestro trabajo hacia la lucha contra el desarrollo derechista, y también realizar en este contexto nuestra línea de lucha principal.

En cualquier caso, resulta totalmente acertado haber empezado ya hace más de dos años la construcción de la Alianza Internacionalista, incluida su plataforma obrera. ¡De verdad aquí estábamos adelantados! Seguir fortaleciendo esta alianza y construirla como una escuela de un futuro frente único concuerda plenamente con los signos del tiempo.

 

Algunos argumentan que la AfD se beneficiaría de nuevas elecciones?

En primer lugar, es fundamentalmente erróneo evitar la crítica a una política antipopular sólo porque existen posiciones antipopulares aún más extremas. En segundo lugar, la misma AfD con su agravada forma demagógica, fascista, racista y nacionalista es el hijo adoptivo del desarrollo derechista y lo impulsa hacia adelante. Si se logra desplegar la lucha por la dimisión del gobierno, será sin duda uno de los mejores antídotos contra la AfD. En tercer lugar, no es justo evadir las necesarias controversias sociales, sino que más bien se debe buscar la confrontación en el terreno en el que uno mismo es fuerte. Y en las discusiones masivas en el estado de ánimo politizado de las luchas electorales, ¡siempre somos fuertes! Así, en pocos días, el MLPD distribuyó más de 115.000 volantes sobre la cuestión de la dimisión del gobierno y la reivindicación de nuevas elecciones. Éstos encontraron un eco muy positivo en el debate polarizado.

Por cierto, la AfD no logra conseguir un mejor valor mediante sus actividades en la lucha electoral en la calle entre las masas. Financieramente es engordada por las subvenciones estatales, con sólo 400 millones de euros en los próximos cuatro años. Los "temas" de la AfD se exponen deliberadamente en los medios de comunicación burgueses. El consejero político Johannes Hillje examinó meticulosamente cómo "las descripciones de los problemas y los enfoques interpretativos [de la AFD] son recogidos por los medios de comunicación y otros partidos"6. Por ejemplo, critica el noticiero Tagesschau que adopta el marco de interpretación de la AfD según la cual en el caso de "las posiciones del partido se trata de una «crítica del sistema»". En otras palabras: la AfD no necesita una lucha electoral saca provecho a través de la valorización mediática, financiera y propagandística burguesa.

¡Las luchas electorales en las calles son nuestro oficio! El parlamentarismo burgués organizado por las clases dominantes para engañar a la población, es naturalmente su terreno. La gente lo rechaza cada vez más. Pero nosotros usamos la lucha electoral como la hacemos como una lucha electoral callejera entre las masas como una ofensiva táctica por el verdadero socialismo y contra el anticomunismo moderno. Nosotros usaríamos esto a escala masiva para discutir sobre la alternativa socialista. Nosotros disponemos de la capacidad de campaña. Nosotros contamos con miembros altamente capacitados. Nosotros estamos entrenados para iniciar una lucha electoral de inmediato si es necesario. Tampoco hay que subestimar esta ventaja de velocidad. En las discusiones directas, el MLPD es muy superior a los partidos burgueses incluido la variante ultrarreaccionaria de la AfD. Por lo tanto, sin duda podremos aprovechar tales nuevas elecciones para trabajar sistemáticamente con el fin de romper nuestro aislamiento relativo manejado por los sectores dominantes. Libraremos una lucha masiva por el modo de pensar y por el liderazgo de opinión.

Realmente experimentamos hasta el día de hoy cómo la excelente lucha electoral de la Lista Internacionalista / MLPD de 2017 continúa teniendo un impacto. Ha aumentado enormemente nuestro grado de conocimiento. Algunas personas ahora vuelven a contactarnos porque recuerdan que ya hemos luchado contra este desarrollo derechista incluso antes de que fuera tan obvio para todos. Ninguno de los grandes partidos burgueses quiere nuevas elecciones en este momento, porque todos tienen miedo de la opinión de las masas. ¡Nosotros no! Estas son las razones de nuestra reivindicación de nuevas elecciones, y no cualquier consideración influenciada por el modo de pensar pequeñoburgués-parlamentario.

También a nivel internacional se están desarrollando, con toda razón, protestas masivas reclamando la dimisión de los gobiernos respectivos. Constituyen bases importantes para fortalecer la resistencia popular activa y las fuerzas revolucionarias. Así huelgas generales en Argentina contra el gobierno de Macri, protestas masivas en Europa del Este, grandes manifestaciones obreras y populares contra el gobierno reaccionario austríaco, etc..

 

El orden mundial "acostumbrado" se está desintegrando cada vez más, y los signos apuntan a preparativos para la guerra. ¿No es eso extremadamente peligroso?

Sí, estamos en una fase de una nueva cualidad del carácter de crisis del sistema imperialista mundial, que está apremiando a un nuevo reparto violento de las esferas internacionales de poder e influencia. Esto hace aumentar el peligro general de una Tercera Guerra Mundial. Con 1,74 billones de dólares, el gasto militar mundial en 2017 alcanzó su nivel más alto desde el final de la Guerra Fría. Cada vez que se impulsa tan masivamente el armamento, esto es una señal inequívoca de que los sectores dominantes se están preparando para continuar su política por los medios de la guerra.

La competencia interimperialista se ha convertido en el aspecto principal. Constantemente surgen nuevas constelaciones y alianzas. La guerra comercial de EE.UU. se dirige principalmente contra China, pero también contra la Unión Europea (UE) como segundo competidor económico decisivo de EE.UU. Al mismo tiempo, EE.UU. también necesita aliados contra China. Por eso Trump incluso intenta "coquetear" con Putin para sacarlo de la Alianza de Shangai. Sin embargo, es hipócrita que la UE se presente como víctima de los EE.UU. y como garante de libertad, libre comercio mundial y democracia. La propia UE está creando unidades militares conjuntas, reforzando su política arancelaria y aspirando a convertirse en la primera potencia mundial.

El desarrollo económico mundial se caracteriza por un estancamiento fluctuante con fuertes oscilaciones hacia arriba y hacia abajo. En abril de 2018 –diez años después del estallido de la última crisis económica y financiera mundial– la producción industrial de los países de la zona euro sólo alcanzó el 95,3 por ciento de los niveles anteriores a la crisis. En abril de 2018, EE.UU. sólo alcanzó el 101,9 por ciento, y también Alemania sólo el 103,8 por ciento a pesar de su ofensiva de exportación.

En esta situación, la extensión y agravación de una abierta guerra comercial a nivel mundial puede convertirse en el factor desencadenante para una nueva crisis económica y financiera mundial. Es así porque una desarrollada guerra comercial puede sacudir a consorcios enteros y hacer estallar las burbujas especulativas en los mercados de acciones que ya se han extendido en exceso. El gran problema para los sectores dominantes será entonces que apenas será viable su gestión de crisis única, conjunta e internacionalmente coordinada como la practicaron a partir del 2008. Ya tan sólo por la razón de que faltan los enormes recursos estatales necesarios para ello. Actualmente la deuda pública mundial ya ha alcanzado niveles récord. Representa el 225 por ciento del rendimiento económico mundial. Los billones para el rescate de los bancos y para los programas de inversión estatales, como la amortiguación de los abiertos despidos masivos y la jornada reducida, ya no están a disposición tan fácilmente.

Lo peor para los imperialistas no es ni siquiera la fuerte caída económica, sino el temor de que la ley de la unidad entre las crisis económicas y políticas pueda tener esta vez un impacto más directo. Las contradicciones se han acumulado a tal punto que el crecido potencial de una crisis revolucionaria mundial puede entonces hacerse efectivo: en un auge mundial de las luchas obreras y populares – contra la descarga abierta del peso de la crisis sobre sus espaldas.

Los marxistas-leninistas y las otras fuerzas revolucionarias tienen que prepararse para esto en todos los aspectos. La importancia de una ICOR fuerte y de partidos revolucionarios fuertes está creciendo considerablemente. Las experiencias de la Revolución de Noviembre de hace 100 años en Alemania muestran con contundencia: Las oportunidades históricas se pierden si se tarda demasiado en construir seriamente el partido.

 

Entonces, ¿cuál es la tendencia principal en el desarrollo social? En junio/julio el desarrollo derechista del gobierno alcanzó un nuevo punto culminante – pero las protestas en contra también …

Tenemos una polarización que se despliega en ambos lados. Por supuesto, entre una parte de las masas y los obreros con baja conciencia de clase todavía influye la propaganda de que la AfD es un partido de protesta, o también la instigación contra los refugiados. Esto siempre significa también que se están desplazando los antagonismos de clases que son el "compás" decisivo para saber lo que es correcto o erróneo, de derecha o de izquierda.

Pero justamente en las últimas semanas se pone cada vez más de relieve: el cambio progresista del estado de ánimo de las masas en la polarización social es el aspecto principal que se está fortaleciendo. En el primer semestre de 2018 ya había 625.335 participantes en 463 luchas populares, casi tantos como en todo el año 2017. En total alrededor de 370.000 personas participaron este año en por lo menos 150 acciones de protesta política y de lucha, explícitamente contra el desarrollo derechista del gobierno. Sólo en julio, 134.000 personas en 88 acciones se manifestaron en contra, en pleno verano y durante la temporada de vacaciones. Desde junio, 50.000 personas, en su mayoría jóvenes, han participado a nivel federal en las actividades de la campaña "Seebrücke statt Seehofer" (Puente marítimo en lugar de Seehofer) contra la política reaccionaria con respecto a los refugiados. Grandes protestas se dirigen contra las nuevas leyes de policía, con más de 100.000 participantes hasta la fecha, especialmente en Baviera y Renania del Norte-Westfalia. En los primeros seis meses, 142.000 personas participaron en acciones antifascistas, más que en todo el año 2017 o 2016.

Cabe señalar que la mayoría de estas manifestaciones fueron autoorganizadas. La manifestación del 7 de julio de 2018 en Düsseldorf fue preparada ampliamente y de manera überparteilich7 por numerosos grupos con la participación del MLPD y otros revolucionarios – y sólo apoyada por secciones de los Verdes, del Partido de la Izquierda (Linkspartei) o de los sindicatos ver.di e IG BAU. Pero no fue organizada por los grandes sindicatos y asociaciones como fue el caso con las grandes manifestaciones contra TTIP en 2016 que fueron organizadas con autobuses y enorme apoyo financiero y logístico. Así, pues, se está formando un movimiento de masas contra el desarrollo derechista del gobierno, cada vez más con elementos de la resistencia popular activa.

Especialmente entre los adolescentes y la gente joven hay una intensa búsqueda de conciencia y un animado debate sobre la necesaria organización. En el caso de los adultos se nota que los viejos lazos se están disolviendo más y más, y que crece la disposición de entrar en otros nuevos. La creciente amplitud de las reivindicaciones y también de los motivos subjetivos por los que la gente sale a estas manifestaciones, se evidenció en la manifestación bajo el lema "#ausgehetzt" ("#basta con la instigación"), el 22 de julio en Munich, con 50.000 participantes. Ésta fue la primera manifestación masiva contra muy varios aspectos del desarrollo derechista del gobierno. Así hubo diferentes lugares de concentración según temas y filas de la marcha: Grupos que "se ocupan de la migración y el asilo y se comprometen contra el racismo y la guerra"; personas de la alianza "#noPAG – NO a la Ley de Tareas Policiales"; grupos de "todos aquellos que provienen de conflictos sociales" o "personas cuyo tema es el trato igual de todos los géneros e identidades sexuales".8 Son cualitativamente significativas las actividades de los propios refugiados que se organizan en solidaridad, se dirigen a la población de su entorno y abogan por la unidad contra la política represiva y criminalizadora del gobierno con respecto a los refugiados.

Naturalmente, en este movimiento debe tener lugar un intenso proceso de esclarecimiento. Así la manifestación de Munich estaba claramente posicionada contra Seehofer y la CSU. Sin embargo, algunos participantes tendieron a sacar de la línea de fuego a la canciller Merkel y a todo el gobierno en el cual participa el SPD. Debemos promover este movimiento visionario, cooperar activamente y en pie de igualdad en él y, por supuesto, desarrollar también una labor educativa marxista-leninista sobre ilusiones como las del supuesto "Estado de derecho". En este contexto es particularmente importante que continúe el proceso de enfrentarse exitosamente al modo de pensar pequeñoburgués-anticomunista en los movimientos progresistas.

 

Cancelación de cuentas bancarias, ataques del aparato estatal con ocasión del Festival de Música Rebelde, prohibición del uso de la sala de cultura en el Horster Mitte ¿Qué pasa exactamente en la actuación de los sectores dominantes contra el MLPD?

En primer lugar, hay que constatar que todos estos ataques fueron reacciones de los sectores dominantes a nuestro trabajo exitoso. No es casualidad que la criminalización progresiva del MLPD, desde la ofensiva táctica durante la campaña para las elecciones federales en 2017, se haya dirigido contra los puntos focales donde se expresa la conexión particularmente estrecha entre el MLPD y las masas. El ataque del aparato estatal con ocasión del Festival de Música Rebelde en el estado federado de Turingia, que se dirigió principalmente contra el MLPD y cuadros líderes como Stefan Engel así como su organización juvenil, marca una nueva cualidad de los ataques contra el MLPD. Fue llevado a cabo directamente por el Ministerio Federal del Interior de Seehofer.

En esta situación, organizamos inmediatamente una "pequeña" ofensiva táctica, a saber, aún antes de que la otra parte a su vez pudiera desatar su campaña de propaganda. En los lugares circundantes este fue el tema de conversación – lleno de simpatía por nosotros. En vista de ello, la prensa también informó de manera positiva a nivel regional y nacional. El viernes por la mañana por la noche iba a comenzar el festival–, el ataque de la policía ya estaba en plena marcha. Dos centenares de unidades de intervención policial rodearon el área, realizando controles en los alrededores. Se había elaborado un plan de emergencia para catástrofes, contando con un gran número de heridos graves. Incluso cuando el Tribunal Administrativo de la ciudad de Meiningen falló a favor del festival, los responsables de la policía primero no estaban dispuestos a retirarse. Obviamente, esto también requería la consulta con "los de muy arriba". Y no fue hasta viernes por la tarde que declararon su miserable capitulación.

Una violenta operación policial sobre esta base hubiera terminado en un desastre para el aparato estatal. Tuvieron que suspender su ofensiva y este es el momento más débil del oponente en la estrategia y táctica de guerra. ¡Quiero felicitar cordialmente a todo el partido, a nuestra organización juvenil y a todos los apoyadores y compañeros de lucha, aliados y artistas por esta victoria al cien por cien contra el Ministerio Federal del Interior de Seehofer!

El resultado de la lucha contra estos ataques policiales contrasta fuertemente con la situación tras las protestas contra G-20 en Hamburgo. Allí, los sectores dominantes lograron difundir una reaccionaria campaña difamatoria por todo el país contra presuntos manifestantes violentos de "extrema izquierda". Sobre esta base, se inició una ola de criminalización, con persecución difamatoria pública en internet, detenciones interna­cionales, etc. Contra los ataques al Festival de Música Rebelde era muy importante seguir estrictamente la línea de masas sobre la base de la confianza en las masas. También contra la difundida idea errónea de que la gente de Turingia fuera mucho más de derecha que el promedio de la población. El hecho de que aquí se organizó un trabajo ofensivo y cuidadosamente pensado, que se confió en las masas y en el partido y que conquistó sistemáticamente el liderazgo de opinión, son lecciones importantes para futuros conflictos similares.

Poco después de esta derrota, llegó la prohibición políticamente motivada del uso de la sala de cultura del Horster Mitte en Gelsenkirchen, so obvios pretextos. Esto apunta al corazón del partido con su sede. Esto sólo demuestra que los sectores dominantes no están dispuestos a dejar de difamar, criminalizar y privar al MLPD de sus derechos. Aquí, también, pasamos inmediatamente a la ofensiva. Muchas personas en el barrio y en toda la ciudad de Gelsenkirchen ahora consideran esto como un ataque a ellas mismas, a su sala cultural y a sus intereses.

 

¿Cómo encaja la nueva cualidad de los ataques contra el MLPD con la supuesta insignificancia que han repetidamente constatado el Estado y otras instituciones burguesas con respecto al MLPD en las últimas décadas?

Más y más personas han cambiado en el último tiempo su percepción del MLPD; les causa respeto el hecho de que nosotros tenemos agallas y nuestro espíritu ofensivo les da valor. Este crecido respeto se basa también en las experiencias que la gente ha tenido con nosotros en las últimas décadas: el papel significativo del MLPD en la dirección de las luchas obreras, el compromiso desinteresado con la ICOR para construir el centro de salud en Kobanê/Siria del Norte, su trabajo juvenil orientado hacia el futuro, su posición consecuente en la política medioambiental, la firme actitud en la cuestión de los refugiados, la solidaridad y la cohesión. Es así a pesar de que el MLPD sin duda todavía es una fuerza pequeña y aún queda mucho por hacer para que las masas logren enfrentarse exitosamente al anticomunismo moderno.

Otro elemento clave del cambio del estado de ánimo en desarrollo es que muchos ven al MLPD con cada vez menos reservas. Hay significativamente menos temores al contacto. Nos damos cuenta de esto en varias manifestaciones, donde muchos, especialmente los jóvenes, nos conocen por primera vez personalmente y se dan cuenta: No es correcta la imagen distorsionada y anticomunista, que partiendo del servicio de inteligencia "Verfassungsschutz" ("Oficina Federal para la Protección de la Constitución") influye hasta en el movimiento pequeñoburgués de izquierda.

Criminalización y amenazas a Stefan Engel, similares a las contra "una persona peligrosa" terrorista; cancelación de cuentas bancarias bajo sospecha de "financiación del terrorismo"; la presunta puesta en peligro de la "vida e integridad física" en la sala de cultura "Horster Mitte": Éstas realmente son armas pesadas en la manipulación de la opinión pública. Sin duda, es una gran exigencia hacer suya una lucha que los sectores dominantes difaman de apoyo al terrorismo. En vista de esto, es impresionante cuán amplia, soberana y bien fundamentada es la solidaridad con el MLPD contra los ataques y la criminalización.

El anticomunismo moderno sólo funciona si uno tiene confianza y se siente vinculado al capitalismo en el poder. Pues es éste que supuestamente debe ser defendido contra el terrorismo. Este "problema" tampoco ha permanecido oculto a los sectores dominantes. Hasta ahora, por ejemplo, los informes del "Verfassungsschutz" han difundido intencionadamente la imagen irreal del MLPD como un partido completamente insignificante y notoriamente fracasado. Ahora, por el contrario, el informe del "Verfassungsschutz" de Renania del Norte-Westfalia, publicado en julio (en la misma línea que informes de otros estados federados), debe señalar "un aumento considerable del número de votantes" en la campaña electoral federal de 2017, así como "intensas medidas de fijar carteles y un alto nivel de movilización", así como "una disposición excepcionalmente alta a donar". No es casualidad que también se observa con atención la exitosa fundación de la Alianza Internacionalista y su construcción.

Por supuesto, el "Verfassungsschutz" no informa así por reconocimiento. Desde el punto de vista de los servicios de inteligencia, el propósito de la toma en cuenta de nuestros éxitos es advertir a las diferentes instituciones estatales para que de ningún modo subestimen el potencial revolucionario del MLPD.

En ningún caso nos intimidarán esos ataques. Pero, por supuesto, los ataques contra los derechos y libertades democráticos, las cuentas bancarias o las casas también tienen la intención de dañarnos, perjudicarnos, y degradarnos y criminalizarnos ante las masas. Por eso tampoco deberíamos subestimar tales ataques. Aparentemente, los sectores dominantes todavía están en desacuerdo sobre la forma de cómo proceder contra el MLPD en la actualidad: ¿Deberían seguir tratándolo como "no relevante" y, de este modo, en lo posible, mantenerlo en aislamiento relativo? ¿O deberían atacarlo abiertamente, criminalizarlo y reprimirlo – al precio de un debate de masas sobre los marxista-leninistas que ciertamente sabríamos aprovechar?

Actualmente no tenemos, todavía, un cambio general de táctica frente al MLPD pero obviamente se está preparando. Por ejemplo, la fiscalía de la ciudad de Gera se negó estrictamente a abrir investigaciones penales a causa de la criminalización y discriminación del MLPD y su principal representante Stefan Engel. Presuntamente, según ella, el proceder de la policía estaba justificado porque trabajaba sobre la base de informaciones del "Verfassungsschutz". Además, existiría un "margen de discrecionalidad" para la policía y la carta a Stefan Engel como "persona peligrosa" porque el MLPD aboga en el público por "el derrocamiento revolucionario del orden constitucional básico democrático-liberal". De esta manera se prevé crear y legitimar amplias posibilidades de proceder arbitrariamente contra el MLPD, al estilo de un sistema judicial represivo que castiga a las personas por sus convicciones políticas.

Los ataques abiertos del Estado contra el MLPD son una cara de la moneda. La otra es que el aparato estatal intensifica sus intentos de extender su reaccionario trabajo corrosivo contra el MLPD también dentro del movimiento progresista. El Estado, por ejemplo el Ministerio de Familia, está invirtiendo mucho en las fundaciones y organizaciones divisionistas "antialemanas". Éstas, a su vez, dirigen su golpe principal cada vez más contra el MLPD. Colaboran estrechamente con instituciones estatales y partidos burgueses. Por ejemplo, las subvenciones estatales que recibió la Fundación Amadeu Antonio alcanzaron, en el año 2014, el monto de 870.000 euros. Esta fundación publica la revista de internet Belltower que es actualmente la fuerza motriz detrás de la demanda de expulsar al MLPD de las alianzas antifascistas. En 2017, la revista fue rebautizada deliberadamente porque dejó de "observar exclusivamente el extremismo de derecha". No es casualidad que, en el consejo directivo de la Fundación Amadeu Antonio, forma parte Stephan Kramer, el presidente del "Verfassungsschutz" de Turingia.

Y, de inmediato, unos pocos liquidacionistas en Turingia tramaron la división del "consejo antifascista" de ahí, expulsando al MLPD. Éste es un acto totalmente perjudicial teniendo en cuenta que, justamente en Turingia, que es un punto de concentración de los fascistas, se necesita un fuerte movimiento antifascista de carácter überparteilich. Y precisamente estas fuerzas antialemanas proclamaron en 2016 la capitulación ante los conciertos neofascistas en Themar. Por lo tanto, en el futuro debemos tomar en cuenta también este "frente". No es porque los "antialemanes" son particularmente fuertes o influyentes, si no porque esto nos enseña con qué medios y métodos encubiertos, que sólo aparentan ser del movimiento mismo, trabaja el aparato estatal.

 

Poco tiempo después de haber suspendido la intervención policial frente al festival de música, uds proclamaron la consigna de "perseguir aún más nuestro enfoque". ¿Hasta qué punto ha llegado el MLPD – precisamente en Turingia?

La actuación alrededor del Festival de Música Rebelde comprueba nuestra evaluación de Turingia como eslabón más débil de los sectores dominantes. Claro que, desde el punto de vista de ellos, es sumamente problemático que nosotros, el Primero de Mayo, justamente ahí hemos iniciado exitosamente una ofensiva táctica que incluye hermanamientos de todos los organismos del MLPD a nivel de los Länder con las regiones de Turingia. Actuamos el Primero de Mayo en 16 lugares, organizamos diez eventos públicos con película y discusión con ocasión del 200° aniversario de Carlos Marx e hicimos muchos nuevos contactos. Esto sirve también de preparación para participar, con la Lista Internacionalista / MLPD, en toda Turingia en las elecciones al parlamento de este estado federado en 2019.

Sin duda, el ataque en relación con el Festival de Música Rebelde fue también una respuesta a esto. Fue necesario, después de nuestra victoria táctica, perseguir aún más nuestro enfoque para aprovechar plenamente el momento de mayor debilidad del adversario, la interrupción de la ofensiva que intentó contra nosotros, y asestarle más golpes. Al principio, no todas partes en el partido lo comprendieron y, en algunas regiones, se emprendió de manera un tanto indecisa. Pero, esta táctica resultó ser absolutamente correcta: justamente a los jóvenes les parece muy bien cuando uno se enfrenta al gobierno derechizado con su policía e, incluso ganar victorias. Victorias contra gente como Dirk Löther despiertan, por supuesto, gran placer – e interés y curiosidad para una discusión en profundidad. Él, ex jefe de la inspección de policía estatal de Saalfeld y uno de los responsables de que no se aclaró el escándalo alrededor de la NSU (Clandestinidad Nacionalsocialista), es ahora el jefe de la intervención fracasada contra el Festival de Música Rebelde y el MLPD.

 

Y ahora, ¿cómo se continuará en Turingia?

Claro que el trabajo en Turingia es una escuela peculiar para trabajar correctamente en la polarización social. Aquí, están pronunciados particularmente tanto el cambio progresista del estado de ánimo como la demagogia infame de la AfD y de otras fuerzas fascistoides o incluso abiertamente fascistas. Tenemos que aprender a dirigir adecuadamente el trabajo en esta situación: aprovechar el gran potencial para organizar a la juventud y a gente joven, sobre todo, mostrando claro perfil en la polarización. Agudizar la polarización frente a las fuerzas abiertamente reaccionarias, al gobierno y a los monopolios. Fortalecer en el movimiento obrero y popular la unidad y ayudar a enfrentarse exitosamente a las diferentes variantes del modo de pensar pequeñoburgués. Poner en claro la ineptitud del Partido de La Izquierda con su ilusión de "domar" al capitalismo, pero tampoco tratarlo como oponente principal – y fortalecer la unidad de acción contra el desarrollo derechista con miembros comprometidos de ese partido.

Todo esto sólo se puede realizar con acierto mediante la aplicación consciente del método dialéctico. El partido entero comprenderá e implementará la ofensiva táctica en Turingia como escuela de la construcción del partido. Tiene importancia a nivel nacional infligirle más derrotas a los sectores dominantes en su eslabón más débil y fortalecer significativamente a las fuerzas revolucionarias. Esto tiene que manifestarse en particular en la intensificación del trabajo juvenil marxista-leninista como táctica de masas de la construcción del partido, y de la construcción de fuertes grupos del REBELL. Para ello, el partido tiene que orientar primero sus estructuras y consolidar, con los miembros del partido en la organización juvenil, los grupos existentes del REBELL en la rebelión de la juventud.

 

Parece que la juventud se posiciona claramente por la izquierda en esta polarización social. ¿Es que esto se manifiesta ya en un fortalecimiento del REBELL y del MLPD?

En cuanto a esta cuestión tenemos, desde principios del año, una activación evidente del debate crítico-autocrítico, un aumento de las actividades de política juvenil y una sensibilización del partido de invertir más fuerzas en el trabajo juvenil – y también un aumento significativo de interés y de solicitudes de afiliación por parte de jóvenes. La ofensiva contra la criminalización del MLPD, del REBELL y del Festival de Música ha forjado lazos más fuertes entre todos los participantes. El campo principal de nuestro trabajo juvenil marxista-leninista consiste en organizar la rebelión de la juventud, actualmente sobre todo contra el desarrollo derechista del gobierno. El trabajo juvenil marxista-leninista como táctica de masas de la construcción del partido no puede tener éxito, si se separa de esto.

La rebelión de la juventud está reactivándose. Los jóvenes o adultos jóvenes constituyeron la mayoría en las grandes manifestaciones contra la leyes de tareas policiales. El 22 de junio, hubo un boicot escolar. Bajo la consigna "¡Ellos expulsan – nosotros estamos en huelga!" se realizaron actividades en Dresde, Leipzig, Wurzburgo, Munich, Kassel, Nuremberg, Berlín, Düsseldorf y Münster entre otras ciudades, donde a menudo participaron cientos de jóvenes. En ningún caso es posible construir grupos de masas necesarios y también posibles del REBELL separados de eso. Cada vez a menudo surgen situaciones en las que se pueden ganar grupos tan grandes. Entonces, la cuestión decisiva es consolidarlos.

En tal situación, el método científico del trabajo de organización y de cuadros de nuevo tipo significa realizar las formas de organización adecuadas y un trabajo de cuadros "a medida", en relación con las personas concretas en el grupo concreto, en relación con tareas concretas de lucha. Este método se realiza en la dialéctica del desarrollo hacia un rebelde organizado y hacia un marxista-leninista. Pero las tres interrelaciones fundamentales entre MLPD y REBELL la dirección ideológico-política por el partido, la cooperación práctica y la promoción de la autonomía organizativa, solo pueden ser exitosas con la participación de todos los miembros del partido.

En este contexto surgió una y otra vez –precisamente por parte de camaradas en el trabajo juvenil– la idea de que, actualmente, habría que desarrollar sobre todo el sistema del trabajo juvenil. Pero esto es muy insuficiente. Esto significaría, puesto en práctica, "perfeccionar" aún más el particular ámbito de competencia "trabajo juvenil". Al contrario, es necesario hacer trabajo juvenil en todo el espectro del sistema del trabajo de hormiga – y entenderlo como táctica de masas de la construcción del partido. En la línea de lucha principal, dentro y alrededor de los talleres de aprendizaje, los colegios de formación profesional, el trabajo juvenil sindical; en los barrios construir los Zorros Rojos y hacer un trabajo frente a los padres; poner en el centro la rebelión de la juventud en el trabajo medioambiental y en la resistencia popular activa etc., etc..

A esto se refiere también la meta de que cada camarada tiene que hacer un trabajo juvenil activo. Además existe la pauta del 30 por ciento de las fuerzas que se concentran completamente en el trabajo juvenil. Esto significa, naturalmente, una autotransfor­mación profunda del trabajo entero, y hemos establecido la tarea de que cada grupo tiene que desarrollar un "plan de batalla" para este propósito.

 

También en el terreno ideológico existen bastante "batallas" en la sociedad. ¿Cómo se posiciona el MLPD para esto?

La esencia del cambio progresista del estado de ánimo es la búsqueda de las masas por una alternativa social. Esto es, entre las masas, esencialmente también un proceso de nueva orientación ideológica. Tenemos que asumir esto con nuestro trabajo teórico y dar respuestas a las preguntas de las masas. Pero también tenemos que capacitar cada vez mejor a nuestros miembros y cuadros a conducir los complejos debates ideológicos de manera convincente. Es decir que, en tal situación, no debemos limitarnos a argumentos y actividades políticos y otras cosas. De esta manera no satisfaríamos la necesidad de esclarecimiento ideológico.

Las formas de la ideología burguesa actualmente prevalecientes y el sistema del modo de pensar pequeñoburgués desdibujan sistemáticamente las diferencias entre la ideología proletaria y la burguesa, el materialismo y el idealismo, justamente en las ciencias naturales. De esta manera, los sectores dominantes manipulan el pensar, sentir y actuar de las masas en todos los aspectos. Se otorga un nimbo progresista al positivismo, pragmatismo, posmodernismo etc. y se los presenta como una especie de tercera ideología más allá de la ideología proletaria y la ideología burguesa. Pero todos ellos son formas de la ideología burguesa. En una sociedad de clases, todas las ideas y concepciones del mundo llevan el sello de una clase. Los intentos de desdibujar esto fundamentalmente no son nuevos. Lenin ya los desarmó sistemáticamente en su obra Materialismo y empiriocriticismo.

En el Comité Central hemos discutido que, primero, tenemos que hacer un movimiento de orientación para elaborar los números 36/37 del órgano teórico del Camino Revolucionario: "La crisis de la ideología burguesa y la doctrina del modo de pensar". Estudiamos, entre otros, los fundamentos en el marxismo-leninismo y nuestra línea ideológico-política respecto a estas cuestiones y los tomamos como base de todo el trabajo. De otra manera correríamos el riesgo de ser influidos, nosotros mismos, por este caos ideológico.

Se ha comprobado que la línea directiva correcta es aplicar el trabajo de organización y de cuadros de nuevo tipo como método científico: Ella media entre el trabajo teórico y práctico y, además, realiza el trabajo de cuadros para que se capacite a cada vez más camaradas a continuar desarrollando la línea ideológico-política. También para que se capacite al partido entero a apropiarse crítica y autocríticamente la línea ideológico-po­lítica y ponerla en práctica de manera creativa. O sea que lo más importante en esta situación es, para el partido entero, realizar el trabajo ideológico-político aún mucho más intensamente. Para ello necesitamos más grupos de estudio públicos, evaluación principista de las experiencias, discusiones fundamentales, estudio individual más intenso, más cursos de dialéctica – también a nivel de los Länder – y una mayor concentración del Comité Central en la elaboración de los números 36/37 del órgano Camino Revolucionario.

 

Advertiste de subestimar los cambios que se están desarrollando y los desafíos que implican. Y al mismo tiempo propagaste más calma y minuciosidad en el trabajo. ¿No será esto la cuadratura del círculo?

No es tan fácil trabajar correctamente en estas situaciones: con rapidez, pero sin convertirse en juguete de las constantes perturbaciones y maniobras manipuladoras de los sectores dominantes. Realizar el trabajo en todos sus aspectos – agarrando al mismo tiempo los eslabones claves. Ofensivamente – pero no sin tomar las necesarias medidas defensivas. Ambiciosamente – pero también manteniendo calma, pensando y reflexio­nando las cosas con serenidad a fondo y en la perspectiva, hasta la acción planificada. Ponderar el aspecto ideológico-político como factor dirigente, vinculándolo con la capacitación y consolidación de nueva gente y creando las formas adecuadas de organización.

En la prueba de fuego de los últimos meses tuvimos importantes debates críticos y autocríticos en torno a este enfoque consciente dialéctico del trabajo en nuestra labor de dirección. Se puede decir: ¡el Comité Central, el partido entero y la organización juvenil, hemos superado un bautismo de fuego! Hemos aprendido mucho, pero también nos hemos dado cuenta de los límites que falta superar todavía. Tales culminaciones ponen de manifiesto en particular los puntos fuertes y las debilidades de cada individuo, de los colectivos etc.; y vale la pena evaluarlo minuciosamente y sacar conclusiones. Para este propósito durante las próximas semanas, el Comité Central también realizará visitas en el partido y la organización juvenil y discutirá estas cuestiones.

Se trata de concentrar las fuerzas en lo esencial. En algunos casos, nuevos desarrollos importantes no fueron reconocidos por nuestros organismos a nivel de los Länder, y, bajo la premisa de la "lucha contra el activismo", el trabajo no fue orientado contundente y flexiblemente a ello. En la lucha contra el culto a la espontaneidad, en cambio, es decisivo cómo aprovechamos estas tareas para fortalecer el partido. Por ejemplo, los camaradas de Berlín-Mitte informan que distribuyeron insuficientemente el volante inmediatamente después del Festival de Música Rebelde, pero al mismo tiempo con mucha tensión de las fuerzas. Sacaron un balance y, respecto al volante sobre la dimisión del gobierno, aunaron de manera determinada las fuerzas e incluyeron a amigos y contactos. De esta manera lograron distribuir decenas de miles de copias del volante en Berlín – la mitad de ellas por personas hasta ahora no afiliadas.

También discutí críticamente con camaradas de Stuttgart por qué no aprovecharon el trabajo en una manifestación –a la que concurrieron sobre todo jóvenes– para preguntar verdaderamente todos si él o ella quiere afiliarse al REBELL y arraigarlo así activamente. De esta manera fortalecemos las fuerzas en la lucha, desarrollamos cohesión, aprendemos uno del otro, y nuevas personas se convierten en portadores activos del trabajo, en vez de tender a desgastarnos porque es siempre el "núcleo duro" de gente que hace el trabajo. Esto también refuerza el propósito de las respectivas protestas porque crece el grado de organización y la conciencia.

La situación requiere, sobre todo, mucho más compañeras y compañeros de lucha en nuestras filas – en la lucha por el verdadero socialismo. ¡Solo así, ante el vaivén de la situación mundial que cambia velozmente, de las luchas que surgen y de las crecidas exigencias para los marxistas-leninistas, seremos capaces de aceptar los nuevos desafíos, fortalecer las fuerzas y cumplir bien con nuestras tareas importantes!

 

¡Muchas gracias por la entrevista!

1 "Poner las cartas boca arriba", entrevista televisiva del canal alemán ARD, 04/07/2018.

2 Frankfurter Allgemeine Zeitung, 26/06/2018.

3 Stuttgarter Zeitung, 19/06/2018.

4 ARD-Deutschlandtrend, julio de 2018.

5 stern.de, 02/07/2018.

6 Süddeutsche Zeitung, 05/06/2018.

7 no partidarizado; eso significa un principio de organización que une a las personas con diferentes concep­ciones del mundo y/o afiliación partidaria sobre una base democrática y con igualdad de derechos (N. de T.).

8 www.ausgehetzt.de

 

Acciones de Documento